Todo musulmán está bajo sospecha y crece la discriminación

Atentado de París dispara la islamofobia en Europa

Las víctimas del islamismo radical van más allá de los afectados directos de ataques terroristas. La población musulmana residente en Europa observa cómo la sombra de la sospecha se cierne sobre todo el colectivo con cada acto extremista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vigilancia: policías montan guardia bajo la torre Eiffel. Foto: AFP

Los expertos alertan de un crecimiento de la islamofobia en el continente, con ataques a mezquitas y discriminación laboral de la mujer musulmana como las principales manifestaciones.

Miles de ciudadanos se han lanzado a las calles de Alemania las últimas semanas para alertar de la supuesta islamización que vive el país. La organización que los moviliza lleva el elocuente nombre de Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida).

A las pocas horas del atentado contra Charlie Hebdo, los impulsores de Pegida empezaban a arrimar agua a su molino: "Los islamistas han mostrado hoy en Francia que no saben comportarse en democracia y que solo contemplan la violencia y la muerte. Nuestros políticos, sin embargo, nos quieren hacer pensar lo contrario. ¿Tiene que ocurrir una tragedia parecida en Alemania?", se preguntaban en un mensaje colgado en su página de Facebook.

Con diferentes rostros, el fenómeno se manifiesta en otros países. El Frente Nacional acapara el mayor número de votos en Francia con un discurso contrario a la diversidad cultural. Los ataques a las mezquitas se multiplican en Suecia. El brutal asesinato islamista de un soldado en Londres en 2013 disparó las agresiones a la comunidad de esa religión. Y la tendencia no remite.

La Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea ha empezado a recopilar datos para ofrecer una visión completa el año próximo, con entrevistas a 25.000 personas en todo el continente.

Un estudio realizado en 2010 y que utiliza la Agencia dice que los jóvenes que han sido víctimas de discriminación "son los que mayor riesgo corren de adoptar a su vez actitudes violentas". En ese trabajo, uno de cada cuatro jóvenes encuestados (en Francia, España y Reino Unido) declaraba haber recibido un trato injusto o discriminatorio.

Dentro del colectivo islámico, las mujeres sufren la mayor discriminación. El Colectivo Contra la Islamofobia en Francia asegura que entre un 70% y un 80% de las denuncias que recibe proceden de ciudadanas, en buena medida por el rechazo que genera el velo que suelen llevar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)