NEGOCIACIONES

Venezuela interrumpe envío de crudo a Uruguay

De acuerdo con el último contrato anual, que caducó en junio, PDVSA debía despachar hasta seis envíos de crudo pero concretó cinco en mayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Barcazas construidas para Ancap en la boya donde se produjo el derrame.
Foto: El Telégrafo

Venezuela interrumpió la exportación de crudo a Uruguay desde su último envío en mayo y enfrenta dificultades para renovar un contrato con la petrolera estatal uruguaya ANCAP que le permite recibir alimentos a cambio del petróleo, según una fuente y datos de Reuters sobre flujos comerciales.

Uruguay integra el Acuerdo de Cooperación Energética de Caracas, creado por el expresidente Hugo Chávez para vender crudo y productos refinados a América del Sur bajo una modalidad de pago flexible.

Pero tanto el acuerdo petrolero como otros arreglos similares con terceros países han estado menguando ante un caída general de las exportaciones de la estatal venezolana PDVSA en medio de menores ingresos por los bajos precios del crudo.

"Venezuela aparentemente quiere firmarlo (el contrato) pero no tiene crudo, y ANCAP no quiere firmar si Venezuela no va a poder abastecer. Las negociaciones no han avanzado", dijo una fuente de la petrolera  bajo condición de anonimato.

De acuerdo con el último contrato anual, que caducó en junio, PDVSA debía despachar hasta seis envíos de crudo pero concretó cinco en mayo, agregó la fuente. En tanto, ANCAP ha estado incrementando sus compras a Brasil y África mediante oferta públicas cada unos 20 días.

En enero, ejecutivos de ANCAP dijeron que la petrolera aumentaría un 10 por ciento sus importaciones de crudo este año para atender una creciente demanda doméstica de combustibles y que los proveedores podrían diversificarse.

Desde entonces, el petróleo descargado en la boya petrolera de José Ignacio, para ser procesado en la refinería de La Teja, ha arribado principalmente desde Brasil, Angola y Nigeria.

En julio inclusive, ANCAP recibió un embarque de 980.000 barriles crudo súper liviano Efofisk del Mar del Norte, de acuerdo con información de Reuters.

El acuerdo de Caracas, en cuyo marco Uruguay ha estado recibiendo crudo venezolano por más de una década, ofrece una conveniente financiación con dos años de gracia, bajo interés y la posibilidad de intercambiar una porción del valor de los barriles por bienes y servicios.

Venezuela recibió alimentos desde Uruguay el año pasado bajo el contrato que venció y espera importar más en el marco de este acuerdo. Pero ANCAP ve cada vez con mejores ojos a sus proveedores en el mercado de ofertas públicas, donde compiten por precio y calidad.

"Los precios hoy son de oferta pública y hay para elegir, así que tampoco es que estemos perdiendo dinero ni producto, a no ser para casos puntuales de asfalto que requiere de crudo más pesado", dijo la fuente.

La caída global que experimenta el barril de crudo configura un nuevo escenario donde las condiciones de endeudamiento previstas en el acuerdo de Caracas ya no resultan tan atractivas para una compañía que enfrenta un déficit histórico.

Las exportaciones de crudo venezolano a otros clientes bajo acuerdos petroleros, como Jamaica o República Dominicana, también están debilitándose mientras PDVSA intenta utilizar la mayor parte de su limitada producción de crudo liviano para diluir su petróleo extrapesado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)