ENCUESTA DE USOS DE TECNOLOGÍA

Los uruguayos le van diciendo adiós al mail y a la computadora

La computadora personal y hasta el tan venerado correo electrónico parecen estar destinados a una fecha de caducidad. Al menos en Uruguay.

El 87% de los uruguayos se conectó a internet en los últimos tres meses. Foto: Archivo El País
El 87% de los uruguayos se conectó a internet en los últimos tres meses. Foto: Archivo El País

En la vorágine de la Revolución Industrial en curso, aquel sonido chillón del módem conectándose o el “cu-cú” de la llegada de los mensajes en ICQ ya son la prehistoria. Porque a esta marcha, la computadora personal y hasta el tan venerado correo electrónico parecen estar destinados a una fecha de caducidad. Al menos en Uruguay.

El ordenador, como dicen en España, la “compu”, como la llaman los adolescentes, o la PC, por su sigla en inglés, dejó de ser en menos de una década el dispositivo más usado por los uruguayos para conectarse a internet. Y en el último trienio tuvo un desplome cercano a la cuarta parte (del 90% que se había conectado con frecuencia en 2016 al 67% que lo hizo en 2019).

La última edición de la Encuesta de Usos de Tecnologías de la Información y la Comunicación que realiza la Agencia de Gobierno Electrónico (Agesic) muestra que el teléfono inteligente (smartphone en inglés) cambió el rumbo de la conexión: siete de cada 10 internautas uruguayos se conectan a internet en movimiento y el 46% lo hace diariamente.

La primera generación de computadoras, esa que por sus válvulas de vacío ocupaban una habitación entera, era una rareza. Los teléfonos inteligentes, en cambio, entran en el bolsillo del pantalón y se consiguen por la tercera parte de un salario mínimo. Prueba de ello la amplia mayoría de los uruguayos de todos los contextos tiene acceso a internet y, de entre esos internautas, el 90% se conecta diariamente a través de su teléfono.

Los uruguayos más ricos son los que, curiosamente, usan más la PC para conectarse a internet todos los días: casi la mitad lo hace a diferencia de los más pobres que llega a la séptima parte.

¿Por qué? Sucede que en las oficinas o en trabajos de profesionales se sigue manteniendo la tradicional pantalla grande y la torre.

En los hogares, a la inversa, los dispositivos de conexión a internet que no son celulares, son más comunes entre la población más vulnerable: la ceibalita o la tablet del Ibirapitá.

Los uruguayos y el uso de internet. Foto: El País
Los uruguayos y el uso de internet. Foto: El País

Así las cosas, la brecha de acceso a internet entre los más ricos y más pobres de la sociedad se redujo a la mitad en una década: pasó de 66% en 2010 al 29% en 2019.

Pero el fenómeno del teléfono móvil no incidió solo en la accesibilidad y en el lugar de conexión, también impactó en el uso que se le da a internet. La realización de llamadas a través de la red se triplicó en diez años, la participación en redes sociales alcanzó a la totalidad de los internautas en 2019 y el envío de correos electrónicos se redujo una séptima parte.

Es bien sencillo: el 87% de los uruguayos se conectó a internet en los últimos tres meses. En ese tiempo, todos ellos participaron en las redes sociales. Y nueve de cada diez de ellos, a su vez, hizo un uso diario de Whatsapp.

La difícil labor de la desconexión

Internet está en todo: en la historia clínica, en el mensaje al amigo, en el juego y hasta en la película del sábado por la noche. Por eso, no es extraño que el 41% de los internautas uruguayos se haya conectado de forma diaria a internet en su trabajo.

Ese porcentaje es un tanto engañoso. No porque la encuesta de Agesic fuese “mentirosa”, sino porque no todos los internautas trabajan. De hecho, cuando se observa solo a los trabajadores, la cifra asciende al 69%.

Pero el grado de dependencia no termina ahí. La cuarta parte de los internautas respondió a un mensaje laboral fuera del horario de trabajo.

En el anteproyecto de ley de urgente consideración, se dice que “los trabajadores tendrán derecho a la desconexión digital en su tiempo de descanso y de licencia, a fin de garantizar su intimidad personal y familiar”. Eso sí: “Las modalidades de ejercicio de este derecho atenderán a la naturaleza y al objeto de la relación laboral”.

En algunos tipos de trabajo, la desconexión es casi imposible. La Encuesta de Usos de la Información 2019 revela que uno de cada diez de los internautas uruguayos trabajó o vendió sus servicios a través de una plataforma en internet.

Las compras electrónicas son, por consiguiente, otro de los usos de internet que más han aumentado: más de la mitad de los internautas uruguayos hizo compras en línea en el último trienio y casi la mitad consultó en línea su estado de cuenta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)