PROCESAMIENTOS CON PRISIÓN

Récord de procesados: 61 en tan solo dos semanas

Caso de megaestafa a financieras ya implicó a 42 personas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Policía tuvo un fin de semana intenso con varios asaltos. Foto: Archivo

No dan abasto. Los expedientes de los últimos juzgados que estuvieron de turno, desbordan los escritorios de magistrados y fiscales. Reflejo de ello son los números con los que se encontró el Poder Judicial en el Turno 16°: en solo dos semanas, 61 procesados. El juzgado está a cargo de la jueza Julia Staricco y el fiscal Gustavo Zubía.

Los casos que tuvieron que someter a estudio para posteriormente dictaminar, fueron de los más variados, aunque algunos son "figurita repetida".

Los procesamientos por hurto y rapiña son los más frecuentes. Pero también hubo acusados remitidos a prisión por lesiones graves, homicidio culposo, rapiña, suministro de estupefacientes, daño, estafa y receptación. El abanico fue bastante amplio.

Asimismo, manejaron el caso conocido como "megaestafa", en el que una red de delincuentes engañaba con documentos a casas financieras para sacar préstamos que nunca pagaban. Ese expediente culminó con la mayor cantidad de procesados: 42 hasta el momento.

Entre los restantes 19 procesamientos, se cuenta el caso del funcionario policial que era tesorero de la Dirección Nacional de Apoyo al Liberado y que se apropió de $ 1.000.000 que debía verter al BPS, por los aportes sociales de funcionarios de esa dependencia del Ministerio del Interior.

La semana pasada, la jueza Julia Staricco también procesó con prisión a dos hombres por estafa. Los delincuentes vivían en el mismo barrio que la víctima, a la que engañaron para sacarle $ 12.000.

La trama consistía en hacerle creer a la señora que su hijo, que se encuentra preso en el Comcar, "estaba pasando mal". Los estafadores fingían ser compañeros de celda del hijo. Le mandaban mensajes de texto a la madre diciéndole que su hijo podía estar "mejor" si la madre le hacía llegar una determinada suma de dinero.

La mujer, que en primera instancia creyó en los mensajes, se puso en comunicación con los presuntos presos. Ambos delincuentes alteraban sus voces y hablaban en "lenguaje carcelario", para hacerle creer la trama a la víctima.

Los dos hombres le advertían a la madre del preso que si hablaba con su hijo, este le iba a decir que estaba bien, pero lo hacía "porque estaba amenazado", aunque esto era una farsa.

Después de hacer una primera entrega de dinero, la madre realizó la denuncia policial y las investigaciones permitieron dar con los estafadores.

Se hacían los locos.

Otro de los casos que tramitaron la jueza Staricco y el fiscal Zubía, llamó poderosamente la atención.

Una mujer y su hijo se hacían pasar por pacientes con problemas psiquiátricos crónicos en diferentes centros públicos de salud, para que los médicos les recetaran medicamentos de alto costo. Luego de que accedían a los fármacos, los revendían a bajo precio entre personas que realmente padecían enfermedades.

La Justicia continúa la investigación para confirmar si hay médicos implicados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)