JUSTICIA

Procesado por muerte de policía en incendio buscaba matar al sobrino

El acusado de 18 años había participado en una pelea con el sobrino de la policía que falleció en un incendio. Días antes también había tirado bombas brasileñas al interior del apartamento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El fuego destrozó la casa de la policía Ingrid González Martínez. Foto: Marcelo Bonjour

Eran cuatro las personas detenidas por el caso de la funcionaria del Ministerio del Interior que murió esta semana a causa de un incendio en su vivienda: tres mayores de edad y un menor.

Las autoridades investigaban si se trató de un incendio intencional y hoy viernes, luego de queel juez de 19° Turno, Tabaré Erramuspe y la fiscal penal Adriana Edelman, realizaran las indagatorias del caso, se resolvió procesar con prisión a uno de los detenidos.

Según informó Montevideo Portal y confirmó El País, el juez procesó a un joven de 18 años por un "delito de incendio especialmente agravado con el resultado de muerte de una persona y lesión de varias".

El adolescente tenía la intención de matar al sobrino de la policía cuando tiró la bomba molotov al interior del apartamento en que se encontraban, según informaron fuentes del caso a El País.

Días antes del hecho, el joven acusado había protagonizado una pelea a golpes de puño con el sobrino de la policía y ya había tirado bombas brasileñas al apartamento con ánimo intimidatorio.

El incidente ocurrió a las 3:30 horas del martes pasado. El cuerpo de Ingrid González Martínez fue encontrado por los bomberos en el baño.

Dos sobrinas de siete y nueve años que estaban en el lugar, fueron rescatadas por vecinos y bomberos. La niña de nueve años fue internada en el Centro Nacional de Quemados (Cenaque). Los vecinos también lograron sacar de la casa a Zully González, de 62 años.

En el complejo de viviendas CH 84, donde ocurrió la tragedia, los vecinos denunciaron ser amenazados y acosados de forma constante, indicó Telenoche. Ubicado en Aparicio Saravia entre San Martín y Burgues, el complejo es parte del programa de solución habitacional de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) y el Banco de Previsión Social (BPS).

La vocera de Bomberos Mariela Vivone dijo a El País que la funcionaria policial falleció asfixiada y con quemaduras de segundo grado. Agregó que es posible que haya ayudado a rescatar a sus dos sobrinas y luego, al verse cercada por el fuego, optó por encerrarse en el baño.

La fallecida eligió esa habitación como refugio porque tiene agua y abrió el duchero, aunque el agua no combate el monóxido de carbono, que bloquea e inhibe el oxígeno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados