FERROCARRIL

Preocupa a Intendencia el impacto de UPM

La Intendencia de Montevideo licitará este mes un estudio para evaluar el impacto que tendrán las obras de adecuación de las vías férreas dentro de la capital para que UPM pueda trasladar la pasta de celulosa de su eventual segunda planta al puerto de Montevideo.

En noviembre de 2018 deberá comenzar la obra ferroviaria, que debe estar terminada para para febrero de 2020. Foto: D. Borrelli
Foto: D. Borrelli

Y si las conclusiones son negativas, buscará incidir en los planes del gobierno, dijo el director de Planificación de la comuna, Ramón Méndez.

El jerarca reconoció, ante la comisión de Planeamiento Urbano, Vivienda, Obras y Servicios de la Junta Departamental, que preocupa mucho el cruce de la vía en Camino Ariel (Sayago) por la cantidad de buses que por allí circulan.

"Es decir que cuando se presenta un proyecto y el estudio de impacto arroja ciertos impactos que son inaceptables, se entabla una negociación con el proponente para que modifique su proyecto hasta que se adecue a la normativa o hasta que los impactos pasen por debajo de un umbral tolerable. Me imagino que, como con cualquier otro proyecto, es lo que deberíamos esperar", señaló Méndez en referencia al proyecto de UPM.

Méndez explicó los motivos por los que preocupa la zona de Sayago. "Se estima que en corto plazo otros dos millones de toneladas también llegarían al Puerto usando esa vía férrea, por lo tanto, hay que simular en cada uno de los cruces cuáles serían los tiempo de cola, los tiempos máximos en pico y los tiempos medios, particularmente en algunos cruces que nos preocupan, como en camino Ariel, donde 70 ómnibus por hora están atravesando ese cruce en momentos pico. Hay que simular cada uno de esos cruces para ver cómo impactan globalmente en la movilidad del territorio, así como también en la movilidad de los peatones, en la movilidad de carga —que nos preocupa mucho porque tiene que ver con la microeconomía de algunas zonas de Montevideo— y en los cruces de ejes importantes de toda la ciudad de Montevideo", señaló Méndez.

En todo momento Méndez dejó claro que la intendencia hubiese preferido que la celulosa se embarcase en Puntas de Sayago y no en el actual puerto montevideano, pero ya asume que la decisión del gobierno de utilizar la terminal de aguas profundas existente es irreversible.

Méndez reconoció también que deberá buscarse una solución para los asentamientos que están en la zona de Montevideo Rowing donde hay viviendas precarias muy cercanas a las vías.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)