PROCLAMA

Un Solo Uruguay criticó que se perdió chance de "empezar una seria y profunda reforma del Estado"

La agrupación realizó un acto de forma virtual y anunció que presentará candidatos a todos los órdenes en las elecciones del Banco de Previsión Social.

Movilización de Un Solo Uruguay frente al Palacio Legislativo. Foto: Leonardo Mainé
Movilización de Un Solo Uruguay años anteriores. Foto: Leonardo Mainé

La agrupación Un Solo Uruguay criticó que se perdió la oportunidad de reformar el Estado y dijo que el incremento del déficit fiscal lleva a "las empresas a basar su economía en el ahorro para subsistir y no en la apuesta a invertir y reinvertir para producir más y mejor". “Lo que es correcto no siempre es popular y lo que es popular no siempre es correcto”, remarcaron en un pasaje de la proclama leída este año en el acto transmitido a través de redes sociales.

Este año, a diferencia de los tres anteriores, el acto se realizó de forma virtual con debates y la lectura de una proclama final, a cargo de Federico Holzmann en la que Un Solo Uruguay criticó que se perdió "la oportunidad de bajar el presupuesto sin desatender la emergencia social". "Perdimos la oportunidad de eliminar organismos burocráticos innecesarios, reducir la cantidad de direcciones en los diferentes ministerios y organismos, bajar la burocracia que justifica la contratación de burócratas, es decir, reducir cargos políticos en distintos estamentos; en definitiva perdimos la oportunidad de empezar en el camino de hacer una seria y profunda reforma del Estado".

En ese sentido, agregaron que mientras la pandemia "obligó a sectores enteros de la economía a bajar sus cortinas o a un aumento de la carga tributaria" aquellos "que tienen la vaca atada siguieron ajenos a las dificultades e inclusive vimos con gran expectativa una reducción del abultado salario de los jerarcas de las diferentes dependencias Estatales, una muestra de comprensión y solidaridad, que sólo duró dos meses".

Presentarán candidatos a elecciones del BPS

Un Solo Uruguay informó que presentará candidatos a las elecciones del BPS en los tres órdenes, empresarios, trabajadores y jubilados. Los integrantes sostuvieron en su proclama que buscan "ser los gestores de la reforma que se viene en Seguridad Social, asegurando que los cambios votados en el Parlamento se plasmen en la realidad con los principios de Un Solo Uruguay". Para ello presentarán la candidatura de José Pereyra por los empresarios, de Luis Lisboa por los trabajadores y de Virgina Vaz por los jubilados. Pereyra es delegado a la mesa nacional del movimiento y presidente de la cámara empresarial de Maldonado. Lisboa es "trabajador del Interior de nuestro país, trabajador del banco de previsión social y un quijote que junto a los gremios que lo apoyaron y apoyan dio la pelea por su lugar en las elecciones pasadas del BPS" mientras que Vaz es "corazón y cerno de Un Solo Uruguay, quien no necesita más presentación que su nombre, que asegura una luchadora por nuestros principios desde el primer día".

Y apuntaron también a las intendencias: "No escapan de lo mencionado las Intendencias, dónde en muchas de ellas la superpoblación de funcionarios, jerarcas y cargos de confianza se tragan la mayor parte de lo recaudado. Incrementando permanentemente los impuestos, las tasas y las patentes, destinando algunas, apenas un 10% de lo percibido por la contribución inmobiliaria rural a solucionar el calamitoso estado de los caminos".

Pero las críticas también fueron para la hoy oposición. "Los mismos que hoy reclaman persistentemente la renta básica, con la cual conceptualmente jamás vamos a estar de acuerdo, son los que armaron el circo para que la plata no llegue a quien más la necesita y quede básicamente en sueldos, beneficios de funcionarios y funcionamiento".

"Todos somos conscientes de lo que ocasionó la pandemia, se perdieron miles de empresas desmantelando la estructura laboral, reconocemos la acción del gobierno asistiendo a cientos de miles de compatriotas para que mínimamente puedan cubrir las necesidades básicas. Acción necesaria y fundamental y que debe seguir hasta que se logre superar la coyuntura actual", dijeron. Y agregaron: "Pero no nos podemos olvidar que los problemas en la actividad y en el empleo son anteriores a marzo de 2020, donde se perdieron algo más de 60.000 puestos laborales desde 2014 hasta el comienzo de la pandemia, donde desaparecieron miles de empresas, básicamente pymes en todos los sectores de la economía y eso por una sola razón: El alto costo del Estado".

La proclama se refirió a las políticas monetarias y cambiarias y criticaron la pérdida de competitividad que eso genera. "El aumento del endeudamiento a través de la emisión de Letras de Regulación Monetaria, estrategia que se sigue desde el Banco Central, se traduce en atraso cambiario, y continuar con el atraso cambiario cómo estrategia para bajar la inflación, merece una revisión de lo que claramente no ha sucedido en nuestro país, quizá se deba dejar el manual y la teoría y analizar los datos nacionales", dijeron. Además, plantearon que "esta combinación, sumada a cientos de millones de dólares pagados en aranceles y junto a los altos costos internos, nos hace perder competitividad, responsabilidad 100% Estatal, lo cual hace que las empresas exportadoras de bienes y servicios que generan el ingreso de divisas no puedan competir en el exterior, y esto resiente la generación de puestos de trabajo".

En materia de costos también se refirieron a los combustibles. "Uruguay no puede contar con la libre importación de los combustibles, pero tampoco con la readecuación de la paramétrica de los mismos, por ende, y a pesar de lograr que por dos años no suba el gasoil, tendremos combustibles caros con respecto a la región por varios años más, sin dudas que perdimos una gran oportunidad de cambiar lo necesario", dijeron en la proclama.

"Somos un país agropecuario que ha perdido la conciencia, que desestima su mayor fuente de dinero, trabajo, y bienestar social, coartando posibilidades de desarrollo a nivel local en cada paraje. No todo el agro son vacas, agricultura o forestación, una infinidad de actividades como la apicultura, la granja, la vitivinicultura, la fruticultura, etc, etc, etc, son cada vez más rehenes de los altos costos, las regulaciones, la falta de infraestructura y el desestimulo que todo ello genera, corroe las posibilidades de desarrollo, cerrando puestos laborales directos y asociados en cada pueblo, acarreando pobreza y despoblamiento", agregaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados