Política antitabaco

Philips Morris no recurrirá el decreto de empaquetado

“Es una batalla del pasado”, asegura la empresa.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Philip Morris Uruguay no tomará acciones legales contra el decreto del Poder Ejecutivo que obliga al empaquetado genérico de cigarrillos. "Hemos decidido no recurrir el decreto porque el empaquetado genérico es una batalla del pasado y nosotros estamos comprometidos con un futuro libre de humo. Lo fundamental hoy es cómo lograr que los 600 mil hombres y mujeres que siguen fumando en Uruguay tengan información y acceso a alternativas menos dañinas", destacó la gerente general de Philip Morris Uruguay, Inés Villar.

El decreto de empaquetado genérico fue recurrido por British American Tobacco (BAT), que ya conquistó un fallo a su favor, y que ha sido apelado por el Poder Ejecutivo. Concretamente, el juez letrado de lo Contencioso Administrativo, Pablo Eguren, amparó parcialmente la demanda de BAT ordenando suspender la aplicación del decreto. La firma sostuvo que el decreto "introdujo un régimen extremadamente restrictivo de presentación de las cajillas de cigarrillos, eliminando el uso de marcas y signos propios de cada empresa". Y agregó que "el nuevo régimen invade las esferas reservadas a la ley por la propia Constitución", y que "su implementación es de imposible cumplimiento por los fabricantes e importadores de tabaco" por tratarse de un plazo demasiado exiguo (6 meses).

La empresa Montepaz también inició acciones y está aguardando la resolución judicial.

Como Philip Morris no recurrió queda obligada a asumir "una pérdida competitiva" —según apunta la empresa— ya que deberá cumplir con el empaquetado genérico mientras que sus competidores estarían exceptuados de aplicar el decreto hasta que se expida el TCA. Eso quiere decir que tanto BAT como Montepaz pueden mantener los paquetes actuales mientras que los productos de Philip Morris deben comercializarse sin los colores y la tipografía que identifica a cada una de sus marcas.

Philip Morris planteó a las instituciones públicas la semana pasada en un foro de la ONU en Nueva York que consideren alternativas a los cigarrillos tradicionales como un instrumento para alcanzar los objetivos globales de salud. El consejero delegado de la compañía estadounidense, André Calantzopoulos, propuso un "futuro donde los cigarrillos sean eliminados" y reemplazados por productos electrónicos "sin humo".

"No estoy diciendo que sea seguro, o la solución perfecta, pero la ciencia respalda que estas alternativas son mejores para los fumadores", opinó. Destacó que los productos que permiten "vapear" no implican realizar una "combustión" y "contienen una fracción de los químicos" respecto a los cigarrillos tradicionales. En su opinión son una alternativa "viable y eficiente" para los fumadores, producto de años de desarrollo y evaluación científica, y por ello pidió "escuchar" a esas personas e implementar marcos regulatorios "adecuados" para su uso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º