LA DEFINICIÓN

Martínez califica de “insensible” a Lacalle Pou

El candidato recorrió barrios de Montevideo y prometió hacer política “desde la sensibilidad”.

El candidato Daniel Martínez recorrió algunos barrios de Montevideo. Foto: Valeria Gil.
El candidato Daniel Martínez recorrió algunos barrios de Montevideo. Foto: Valeria Gil.

Repartiendo pins que dicen “voto a voto”. Así empezó Daniel Martínez su campaña hacia el balotaje en la zona de Casavalle, Nuevo Amanecer y 1° de Mayo. Le reclamaron trabajo y seguridad y tuvo que consolar a una mujer que, con lágrimas en los ojos, le pidió una vivienda. En paralelo, endureció su discurso y trató de “insensible” a su contrincante Luis Lacalle Pou.

Martínez y su compañera de fórmula Graciela Villar se encontraron en la esquina de Capitán Tula y Colman ayer a media tarde. Pero ambos recorrieron diferentes zonas por separado. Al candidato oficialista lo acompañó su esposa, la exconsejera del Codicen Laura Motta y el periodista Daniel Alejandro.

En la zona elegida para la primera caminata de campaña ganó el Frente Amplio en la pasada elección, pero Cabildo Abierto sacó 12% de los votos. Algunas casas lucían la bandera artiguista de Cabildo Abierto. Una de ellas era el hogar de la nueva diputada de Guido Manini Ríos, Elsa Capillera. La legisladora electa fue empleada doméstica y dirigente barrial.

Otra bandera de Cabildo Abierto se puede ver en lo alto de una vivienda donde viven dos frenteamplistas: Judith y Beatriz. El marido de la primera votó al partido liderado por Manini Ríos, pero en segunda vuelta su esposa está tratando de convencerlo de optar por Martínez. “Pienso que va a votar al Frente, pero el voto es secreto”, dijo Judith.

Voto a voto

El candidato Daniel Martínez salió a recorrer ayer diferentes barrios de Montevideo junto al periodista de espectáculos Daniel Alejandro en el marco de la campaña “voto a voto”.

Se sacó selfies, recibió el aliento de frenteamplistas de cara al balotaje y reclamos por más empleo y seguridad.

Destacó que no es la primera vez que hace este tipo de recorridas y pudo ver cómo mejoraron las viviendas.

Se mostró preocupado por la seguridad y pidió a la gente “confiar” en los políticos que tienen “sensibilidad” con los problemas de la gente.

En el camino, Martínez se encontró con hombres y mujeres de todas las edades y niños que lo rodeaban y pedían una foto. Entre solicitudes de selfies también consoló a dos mujeres que lagrimearon. Una de ellas tenía un familiar con problemas de adicciones y reclamó una respuesta del Estado, la misma mujer explicó la situación de la otra -que era sordomuda- y le habían quitado el terreno donde el Plan Juntos le iba a construir su casa. “Perdió el terreno que le habían dado y el Plan Juntos le iba a hacer la casita, pero la sacaron del terreno. Ahora está viviendo con una hermana y así está de casa en casa. Tiene la bebé y dos hijos más. Hace años está peleando por el tema de la casa”, le explicó una de las señoras al candidato. Mientras la damnificada lloraba y se secaba las lágrimas.

“El tema es conseguir un terreno”, dijo Martínez. Un secretario del candidato tomó nota del teléfono de la señora que hizo el reclamo. “Vino una arquitecta del Plan Juntos, pero hace un año que estamos esperando y no nos han llamado”, insistió la mujer.

Unos pasos más adelante lo paró un hombre que tenía puesta la camiseta de David Villa, exjugador de Barcelona: “Yo no tengo laburo te digo la verdad. Yo ando cuidando autos”. Desde una moto, una mujer también pidió por más empleo y Martínez le respondió que “hay que tener confianza en los que venimos todo el año”. Remarcó que como gobernante tiene “alma” para atender los reclamos y le pidió que tuviera en cuenta lo realizado por el Frente Amplio.

En el camino se encontró con una mujer que pudo acceder a una casa gracias al Plan Juntos. “Con todo el respeto Pepe Mujica es el mejor presidente”, indicó. Mientras recorría las calles, los niños le iban pidiendo fotos. “Vení a sacarte una selfie con tu tocayo”, le pidió una mujer de menos de 30 años que salió de su casa con dos niños. “Se llama Daniel Martínez igual que vos”, agregó sobre su hijo de ocho años. El candidato corrió para sacarse otra foto con la abuela de una niña. En el medio de la caminata recibió mensajes de aliento: “Se viene el cuarto” o “ganamos por una cabeza” fueron algunos de los comentarios que le hicieron frenteamplistas de la zona.

Más duro.

Como parte de su nueva estrategia de campaña, Martínez se muestra mucho más duro en su discurso contra Lacalle Pou. “Hay que construir futuro, pero desde la sensibilidad humana. No se puede hacer política desde la insensibilidad, desde no votar leyes que le sirven a la gente, desde no entender que los Consejos de Salarios son los que permiten mejorar los salarios reales y las jubilaciones”, indicó el candidato sin nombrar directamente al nacionalista pero haciendo referencia a él. Además cuestionó a los que “aparecen solo en las elecciones” en los barrios y remarcó que él siempre recorre.

En esta semana, el candidato endureció su discurso contra Lacalle Pou y la coalición opositora. Cuestionó los “acuerdos de cúpulas entre cuatro paredes” y lo comparó a la alianza realizada en el año 1999, que según aseguró terminó en “una crisis brutal”. También alertó por “un ajuste salvaje”.

“No hice política desde la cola de una silla”, dijo el candidato
Daniel Martínez. Foto: Fernando Ponzetto

En rueda de prensa, el candidato oficialista Martínez destacó que no hizo política “desde la cola de una silla, sino conociendo las realidades”. También reconoció que “hay que meterle más al tema de la pasta base y la seguridad”. “El grueso es que hoy tenemos un barrio que no tiene nada que ver con lo que era y yo doy fe”, señaló sobre la recorrida.

Martínez dijo en un nuevo Facebook Live que hace política “desde la cercanía” y “conociendo los problemas de la gente”. “Cara a cara, mano a mano y corazón a corazón”, es la campaña que prometió el candidato. En tanto, en todo el país salieron a recorrer dirigentes de todos los sectores pidiendo cinco minutos para convencer de votar a Martínez.

“Un presidente con la gente” decían los folletos que se repartieron sobre las dos principales preocupaciones: la seguridad y el trabajo. “Aprendimos de los errores y por eso lo vamos a hacer mejor”, se podía leer en el folleto en subrayado amarillo. “El cambio que nos proponen es volver al país donde las personas valían por lo que tenían”, señala el material.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)