LA NUEVA NORMALIDAD

COVID-19: Poder Ejecutivo define nuevas excepciones en las fronteras

Presidencia analiza por estas horas otras pocas excepciones vinculadas a la actividad industrial, que requieren de la llegada de extranjeros al país antes del 30 de enero.

La actividad en el Aeropuerto Internacional de Carrasco es mínima. Foto: Francisco Flores (Archivo)
La actividad en el Aeropuerto Internacional de Carrasco es mínima. Foto: Francisco Flores (Archivo)

Uruguay tiene sus fronteras terrestres, marítimas y aéreas cerradas desde el 24 de marzo de 2020. Inicialmente había una lista de excepciones, entre las que estaban todos las personas con nacionalidad uruguaya y aquellos que tuviesen la residencia tramitada. Sin embargo, la escalada en el número de contagios por coronavirus llevó al presidente de la República, Luis Lacalle Pou, a cortar esas excepciones, prohibiendo el ingreso de los propios uruguayos.

Con el cierre total de las fronteras, que incluso se extendió esta semana tras el anuncio del miércoles 6, diversas actividades económicas se vieron afectadas en su funcionamiento, por lo que han concurrido a gestionar los permisos para que extranjeros -y algunos uruguayos- puedan ingresar a territorio nacional con el argumento laboral.

Para eso el gobierno resolvió emitir una serie de decretos que permitan esos ingresos a fin de evitar un resentimiento de algunas actividades que son de especial interés para el Uruguay, argumentó el Poder Ejecutivo.

La Presidencia de la República analiza por estas horas otras pocas excepciones vinculadas a la actividad industrial, que requieren de la llegada de extranjeros al país antes del 30 de enero, que es la fecha hasta la cual se postergó el cierre total de las fronteras nacionales.

Quien lleva adelante estas gestiones es el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, en contacto permanente con el jefe de Estado. Pero también están interviniendo ministros como el de Industria, Omar Paganini.

En concreto se trata de unas muy pocas excepciones vinculadas a industrias, delegaciones diplomáticas de especial interés, y personal para obras de la construcción importantes. Hay gestiones también por deportistas de élite que algunos cuadros de fútbol locales pretenden incorporar a sus planteles profesionales, aunque todavía no se avanzó en esos casos.

Los destinos de las personas que pretenden llegar a Uruguay son Argentina, Brasil, México, y distintos países de Europa, comentaron a El País fuentes del Poder Ejecutivo.

El director nacional de Migraciones, Eduardo Mata, dijo a El País que las personas que llegan a un punto de migraciones, lo hacen si ya tienen una autorización previa. De lo contrario se les rechaza el ingreso, como ha ocurrido desde que se extremaron las exigencias para ingresar al país, a finales de diciembre.

“Las excepciones que se pueden producir desde el punto de vista laboral son muy pocas hasta ahora, y son todas avaladas por el ministerio correspondiente. Nosotros hacemos las consultas y se nos autoriza en base a las necesidades amparadas en el decreto, porque significan un tema económico. Como se autoriza el tránsito de mercadería, por ejemplo. Es el criterio que se está manejando hasta ahora, y va a seguir así”, explicó Mata.

Otras excepciones que están previstas son las de carácter humanitario, o para realizar tratamientos médicos. “De esas hemos tenido varios casos. Allí es el Ministerio de Salud quien define. Hay situaciones extremas de fallecimientos o accidentes, que se están permitiendo y están contenidas en la normativa vigente”, apuntó el jerarca.

El 30 de diciembre el gobierno resolvió permitir el ingreso de quienes lleguen a Uruguay para haccer la faena de carne Kosher en frigoríficos. “Es conveniente establecer una excepción de ingreso a nuestro país a las delegaciones que viajan con motivo de realizar inversiones en algunas áreas productivas de la industria nacional”, dice el decreto firmado por Lacalle.

En base a esta norma es que el gobierno analiza permitir la entrada de delegaciones para dos industrias más, lo cual se resolverá en los primeros días de la semana entrante. De todos modos, las fuentes aseguraron que son casos muy puntuales, y a los que se les hará un seguimiento “hombre a hombre” para evitar dificultades sanitarias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados