ECOS DE LA INÉDITA PROTESTA

Comerciantes salteños exigen soluciones a la inseguridad

Las tres diputadas del departamento serán recibidas hoy por Bonomi.

Tabaré Vázquez por Arotxa
Tabaré Vázquez por Arotxa

Los ecos de la inédita protesta contra la inseguridad realizada el domingo en la ciudad de Salto, que por cuatro horas la aisló del país por el corte realizado en la ruta 3 por parte de centenares de familias que se congregaron en la zona de "La Gaviota", siguieron ayer en la sede del Centro Comercial e Industrial local que anunció que hará gestiones ante el gobierno nacional para afrontar la ola de delincuencia.

Por otra parte, las diputadas salteñas Manuela Mutti (frentista), Catalina Correa (también oficialista) y Cecilia Eguiluz (colorada) serán recibidas hoy de tarde por el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, al que reclamarán soluciones para la situación de inseguridad. En Salto hubo tres muertes violentas en lo que va del año: fueron asesinados dos comerciantes en tanto un delincuente fue muerto cuando intentaba robar un comercio.

El responsable de la comisión de Seguridad del Centro Comercial, Alfredo Berretta, dijo que se está ajustando el contenido de un documento que se entregará al presidente Tabaré Vázquez en un encuentro que el intendente Andrés Lima se comprometió a concretar en las próximas horas.

De todas formas, no está claro cuándo sería ese encuentro. El jefe de Policía salteño, Oldemar Avero, informó a los manifestantes el domingo que Lima sería recibido el jueves por el mandatario. Pero el propio Lima dijo luego que el encuentro sería con el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo. Lima reconoció que en su departamento se están viviendo episodios de violencia "nunca vistos".

En la gremial de comerciantes, existe preocupación porque estos hechos de violencia pueden perjudicar al sector turístico, aunque la zona termal por ahora no se ha visto afectada. "Son de niveles sorprendentes" los hechos de violencia, advirtió Berretta y adelantó que se solicitará un mayor número de efectivos policiales para el departamento así como de fiscales.

Respecto al corte de ruta realizado el domingo, la gremial se deslindó de cualquier responsabilidad en la convocatoria y de alguna manera discrepó con la medida tomada. "No se pueden cortar las rutas violando las leyes", dijo.

Distintas versiones.

Lima que concurrió acompañado de todo su gabinete a la reunión con los comerciantes, expresó que la llegada de la Guardia Republicana en estas horas (son 15 efectivos que respaldarán los operativos de la Policía salteña) se debía a gestiones suyas realizadas ante el ministro del Interior, Eduardo Bonomi y el director nacional de Policía, Mario Layera. Sin embargo, el comando de la jefatura salteña informó que el refuerzo se concretó por el pedido del jefe Avero días atrás. El propio Bonomi había expresado que "en nada cambiaba" que el intendente solicitara que se instalara en Salto una sede de ese grupo especial y que esto solo se haría por cuestiones técnicas.

La ciudad de Salto tiene unos 100.000 habitantes y de acuerdo con la Policía tiene alrededor de 130 "bocas" de pasta base. Los problemas están concentrados en los barrios Ceibal Sur, Quiroga y Salto Nuevo. En Salto hay muchas quejas por un incremento significativo de las rapiñas y por la falta de personal policial. La Seccional Tercera, en cuya área hay varios asentamientos, es una de las más sobrecargadas de trabajo.

Eguiluz, la diputada colorada, dijo a El País que toda la ciudad se ha visto afectada por la inseguridad en todos los barrios. "Todos nos conocemos en Salto y esto está afectando a todos. Los tres asesinatos fueron en tres lugares diferentes. Hay asaltos a comercios. Incluso han entrado a pizzerías con los clientes adentro. No le vamos a decir al ministro cómo realizar su trabajo pero hay que enfrentar esto", señaló la legisladora.

Eguiluz dijo que en Salto el problema de la droga es notorio pero que se realizan pocos operativos contra el narcotráfico.

El domingo se vivieron momentos de tensión durante la movilización, a la que concurrieron familias enteras. El jefe de Policía, Oldemar Avero, le dijo a los congregados que "la ruta no puede cortarse por un tema de salud pública, por libre circulación". "Y si la siguen cortando, no voy a tener más remedio que sacarlos de acá", agregó, lo que motivó que algunos vecinos le contestaran airadamente. Un hombre le dijo a Avero: "¿Sabe quién soy yo? Soy al que ataron ayer de noche y al que cagaron a palos dentro de su casa. Me llevaron la plata, la tele y me pegaron una paliza. Soy Sergio González. ¿Y sabe lo que me dijeron? No te mato porque te conozco. ¿Y qué hizo la Policía? Nada".

Cuando Avero planteó que iba a tener que desalojar la ruta otro hombre le dijo: "A los que tiene que sacar de la calle es a los pichis de los barrios, ahí tienen que atacar, no acá que somos gente que vinimos a cortar la ruta para que nos escuchen. Necesitamos que se nos cuide. ¿Es tanto pedir? Es un derecho que tenemos".

El director de Contralor y Vigilancia de la intendencia de Salto, Rafael Di Donato, publicó en Twitter (luego lo borró) que los vecinos tomaron la medida en la ruta porque miraban "mucho canal argentino". Había dicho que al cortar la ruta lo que se estaba haciendo era querer combatir la delincuencia "violando la ley" y que por eso veía "una contradicción" en lo que estaba sucediendo.

La visión de Vázquez.

El presidente Tabaré Vázquez se refirió al incremento de los homicidios y señaló que si bien es algo que "duele", entiende que "no es estadísticamente significativo". "Sigue habiendo países que están mucho peor", le dijo Vázquez a la edición uruguaya de la revista argentina "Noticias". Consultado respecto a los dichos del director nacional de Policía, Mario Layera, en el sentido de que Uruguay podía terminar en una situación parecida en cuanto a seguridad a la de El Salvador y Guatemala consideró que "no podemos comparar, ni por lejos", con lo que ocurre en esos países centroamericanos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)