"Colgados" a la Red

UTE detectó sustracción "masiva" de energía

Seis personas fueron formalizadas; deben pagar lo robado.

Los métodos: en algunos casos las personas se colgaban directamente a la línea de UTE; en otros, alteraban el contador de la vivienda. Foto: archivo El País
Los métodos: en algunos casos las personas se colgaban directamente a la línea de UTE; en otros, alteraban el contador de la vivienda. Foto: archivo El País

UTE admitió una "sustracción masiva" de energía eléctrica en algunas zonas del país, según pudieron constatar desde el organismo al cotejar los registros de consumo con los ingresos facturados. "Dicha situación ocasiona pérdidas tanto a la empresa como al resto de la población", dijeron desde el ente.

En Uruguay hay más de 60.000 hogares que hurtan energía, según informó a El País el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla. Desde 2013 a la fecha, la empresa estatal ha regularizado a más de 15.000.

El año pasado sacaron de la clandestinidad energética a 5.000 hogares que se colgaban de la luz, este año lo harán con 6.000 y el año que viene serán 7.000, aseguró el jerarca.

En los últimos días, se realizaron controles en diversas viviendas, que terminaron con la formalización de seis personas: tres en Montevideo y otras tres en Salto.

El operativo comenzó a las 7:30 de la mañana y contó con la participación de 14 móviles con equipos de trabajo integrados por inspectores de UTE y funcionarios policiales. Hubo a su vez una oficina móvil con un escribano público que fue el encargado de presenciar y constatar las irregularidades en cada inmueble inspeccionado.

En los casos en que los ingenieros y peritos de UTE confirmaron la sustracción se detuvo al responsable de la vivienda.

Los casos.

En Salto, se registraron cuatro subestaciones que presentaban mayor gasto de energía que facturación y estaban ubicadas en los barrios Palomar, Centro, La Estrella y Salto Nuevo.

A una de las imputadas se le comprobó que el precinto del medidor se encontraba cortado y existía un puente entre la entrada y salida de energía, lo que hacía que el aparato registrara un consumo menor.

"Eso beneficia notoriamente a los ocupantes del inmueble al facturarse un monto inferior al debido", explicaron desde la Fiscalía.

El hecho le ocasionó una pérdida económica a UTE de $ 13.993 —incluidos los recargos—. La imputada aceptó la responsabilidad y se comprometió a saldar la deuda al contado. Para hacerlo, la Justicia le otorgó un plazo de cuatro días.

En otro de los casos se constató que la persona tenía una conexión directa de línea de UTE sin pasar por la medición, es decir que estaba conectada directamente a la red pública, lo cual permite el consumo de energía sin ser registrado.

"Eso no solo genera una pérdida económica para el denunciante sino también un deterioro en los equipos de medición y control", detalla la resolución de la fiscalía.

Por esa razón, al constatar la situación se detuvo al imputado y se resolvió que saldaría el monto de la deuda ($ 14.000) en un solo pago y al contado.

En el último caso también se registró una conexión directa a la línea de UTE, pero a diferencia de los otros formalizados, se acordó que el imputado pagará $ 22.620 en 20 cuotas consecutivas de $ 1.131.

Montevideo.

En la capital, otras tres personas fueron imputadas por "la comisión de un delito continuado de hurto de energía eléctrica en calidad de autores". A dos de ellos —que vivían en la misma vivienda— se les obligó a pagar $ 30.290 en 60 cuotas de $ 691,93, y a regularizar la situación en un plazo de 5 días hábiles.

En el tercer caso se obligó a la persona a pagar $ 39.916, también en 60 cuotas y le dieron 72 horas para normalizar su situación.

Según explicó el presidente de UTE, el 82% de los que lograron regularizar se ha mantenido de esa forma. El resto volvió a colgarse de la luz. "No hay que olvidar que esto es un tema social. Hay que hacer un cambio cultural, que estamos llevando con el mayor de los esfuerzos", indicó Casaravilla.

Casavalle.

Hasta hace poco residentes del barrio Casavalle que pagaban la luz en tiempo y forma sufrían apagones a diario debido a que pobladores de un asentamiento de la zona se "colgaban" al tendido eléctrico. Eso hacía que la subestación de UTE se recalentara y provocara los apagones.

Casaravilla indicó que esta situación "ya está solucionada". "A nuestros clientes regulares les estamos mejorando el servicio. Para los clientes que no son regulares estamos trabajando en un progreso de inclusión que es lento", sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)