Maldonado

"Mansión del sexo": uno sale de la cárcel

Es el que trasladó a los dos sicarios que mataron al docente.

Audiencia: Lulukhy aseguró que tiene inversiones petroleras. Foto: S. Umpiérrez
Audiencia: Lulukhy aseguró que tiene inversiones petroleras. Foto: S. Umpiérrez

El juez Diego González Camejo prorrogó por 90 días la prisión preventiva de cuatro de los cinco acusados del asesinato del exprofesor de inglés Edwar Vaz Fascioli, ocurrido el 9 de julio en su casa, donde fue ejecutado por dos sicarios. Dispuso prisión domiciliaria para el conductor que llevó desde Montevideo a Maldonado a los sicarios.

La fiscal Silvia Andrea Naupp explicó al juez que la investigación permitió identificar a tres testigos de identidad reservada cuyo testimonio puede dar con el paradero de los dos asesinos, aún no identificados, ni detenidos.

"¡Soy inocente!", exclamó Lulukhy Joselyn Moraes Mele, la propietaria de la "mansión del sexo" durante la audiencia registrada en las primeras horas de la tarde de ayer miércoles en el Juzgado Penal de 4º turno de Maldonado.

Al dirigirse al juez de la causa, Lulukhy, también conocida como "Bárbara", dijo que el único dinero que tiene, unos 400 mil dólares, no es de libre disposición porque esa suma fue invertida en "bonos de petróleo".

"Me siento perseguida, como en una caza de brujas", enfatizó la acusada al responder al planteo de la fiscal Naupp de prorrogar su detención. La titular de la acción penal, explicó al juez que era necesario mantener en prisión a Lulukhy y a los otros acusados porque, entre otras cosas, la mujer tenía una fuerte suma de dinero que le ayudaría a huir del país.

Trasladada.

La mujer fue trasladada en la víspera desde su centro de reclusión junto a su pareja, Carlos Mauro Machado, y a "su socia de la vida", María Leticia Giachino, los tres acusados de un delito de homicidio muy especialmente agravado por la muerte del exmarido de Lulukhy.

Junto a los tres, también fueron trasladados Franco Gustavo Silvera Herrera y Mathias Emmanuel Guarteche Viera, ambos imputados de un delito de homicidio por la fiscal Naupp.

El primero fue quien condujo a los dos sicarios que ultimaron a Vaz Fascioli desde la parada 42 de la playa Mansa hasta la vivienda del occiso en la ciudad de Maldonado. El segundo fue quien alquiló un auto para traer a los dos sicarios desde Montevideo hasta la parada 42.

En la audiencia de ayer participaron la última pareja y los padres de Vaz Fascioli. La hija de Lulukhy y Vaz presenció la audiencia a corta distancia de su madre, con quien intercambió miradas y saludos. El hijo acompañó a sus abuelos pero no ingresó a la sala. La última pareja de Vaz Fascioli y la hija de éste se sentaron una al lado de la otra pero ni siquiera cruzaron miradas. La hija del matrimonio apoya a su madre y se encuentra alejada de sus abuelos y de su hermano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)