UN LABORATORIO CLANDESTINO DENTRO DEL BARRIO

Operativo con 600 policías en Casavalle; 34 detenidos

Seis escuelas y un centro de salud debieron cerrar durante el operativo.

VEA LA FOTOGALERÍA
Operativo policial en Casavalle. Foto: Ariel Colmegna
Operativo policial en Casavalle. Foto: Ariel Colmegna
Operativo policial en Casavalle. Foto: Ariel Colmegna
Operativo "Mirador" en Casavalle. Foto: Ariel Colmegna
Operativo policial en Casavalle. Foto: Ariel Colmegna
Al menos 600 policías en Casavalle. Foto: Ariel Colmegna
Operativo policial en Casavalle. Foto: Ariel Colmegna
Operativo Mirador. Foto: Ariel Colmegna
Operativo en Casavalle. Foto: Ariel Colmegna

Con las primeras luces del día, unos 600 policías ocuparon y bloquearon el barrio Casavalle, en una zona limitada por el bulevar Aparicio Saravia y la avenida San Martín. Tenían 68 órdenes de allanamiento en la mano y buscaban a decenas de personas con pedido de captura por delitos como homicidio, tráfico de drogas y armas, y extorsión.

Se trató de la "Operación Mirador", uno de los despliegues más voluminosos desde los denominados "megaoperativos" ocurridos en 2012 y 2013.

Un helicóptero policial se desplegó en la zona y decenas de vehículos blindados cercaron las áreas más conflictivas.

La Policía realizó un cierre total de la zona, impidiendo la salida y el ingreso de personas o vehículos, y se dispuso el cierre departamental con controles en las rutas de salida de Montevideo.

Mientras se desarrollaba el operativo, la policlínica municipal, la única que funciona en el barrio, debió cerrar sus puertas, confirmó a El País Valeria Ripoll, presidente del sindicato de los trabajadores municipales, Adeom.

Lo mismo sucedió con seis centros educativos que Primaria mantiene abiertos en el barrio. Las fiestas de fin de curso, previstas para ayer, debieron ser suspendidas hasta hoy, según informó el director de Primaria, Pablo Caggiani.

Sorpresa.

En un primer momento, se creyó que el enorme operativo policial respondía a la búsqueda de los asaltantes que se llevaron 7 millones de pesos del blindado de Sayago, o la banda que se filmó disparando con sus armas de guerra.

La realidad era otra. El lunes varios jueces penales autorizaron los allanamientos luego de que los fiscales Mónica Ferrero (drogas), Juan Gómez (homicidios) y Gilberto Rodríguez y varios jerarcas policiales detectaran que en el entorno de Unidad Casavalle II y Unidad Misiones, ubicadas en Aparicio Saravia y Burgues, se habían producido diversos delitos.

Se trata de "hechos de violencia provocados por el enfrentamiento de grupos criminales que pretenden dominar el territorio", indicó en la tarde de ayer el director de Policía, Mario Layera.

El jerarca calificó la operación como un "éxito", y destacó que se venía detectando la realización de "actos amenazantes" sobre vecinos e instituciones. Además, se pudo confirmar casos de "expropiación forzosa de viviendas y expulsión de sus residentes".

De todos modos, Layera aseguró que no está en condiciones de afirmar que se haya descabezado a las bandas que operan en Casavalle.

Ayer el Ministerio del Interior llamó a conferencia de prensa para informar sobre los resultados del operativo.

Al respecto, se indicó que el operativo culminó a la hora 11:00 con 34 personas detenidas, seis de ellas por desacato; los 28 restantes están vinculados con las investigaciones en curso. Cinco de las personas buscadas no fueron localizadas.

Hasta ayer ninguno de los detenidos había sido trasladado al juzgado para ser formalizado por algún cargo.

Drogas.

Durante la operación la Policía logró incautar cinco kilos y medio de cocaína, 780 gramos de pasta base, 850 gramos de marihuana y 700 gramos de cafeína.

Las sustancias estaban en un laboratorio clandestino de procesamiento de drogas que venía funcionando en una de las viviendas que fue allanada.

La Policía también capturó seis armas de fuego, entre ellas una ametralladora automática réplica de la antigua Thompson, calibre 45; tres pistolas, un revólver y una escopeta recortada, además de 213 municiones de distinto calibre.

Layera se negó a informar sobre el millonario robo a la remesa de Sayago, el mayor golpe delictivo del año, con el argumento de que la convocatoria a los medios no tenía ese objetivo. Tampoco quiso referirse a las causas concretas por las que se detuvo a las 34 personas. No obstante, admitió que entre los detenidos hay una mujer que es sindicada como jefa de una banda delictiva que opera en la zona.

El fiscal de Corte, Jorge Díaz, también participó de la conferencia de prensa. Explicó que "en el correr de noviembre y los primeros días de diciembre, tres unidades fiscales que llevan adelante investigaciones concretas —la Fiscalía de Delitos Económicos y Complejos, la de Estupefacientes y la de Homicidios— vieron que esas investigaciones se entrecruzaban en un territorio como la Unidad Casavalle".

Díaz enfatizó que "en este país no hay ninguna zona del territorio nacional donde el Estado no tenga presencia".

El jerarca anunció que se podrían producir algunas "formalizaciones" por estos hechos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)