Sospechan que delincuentes la mantienen retenida en una casa de la periféria

Milvana: se maneja una nueva pista

Lejos de los rumores que apuntaban a que la médica ginecóloga Milvana Salomone se encontraría en Paraguay, la Policía tiene una nueva pista que apunta hacia un barrio periférico del área metropolitana.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En el autoservicio estuvo 3 minutos y realizó algunas compras.

La Policía también maneja una lista de delincuentes uruguayos que podrían ser los autores de la desaparición de Salomone ocurrida hace un mes.

Un equipo policial, que depende exclusivamente del jefe de Montevideo, Mario Layera, dio con una información sobre la identidad de los delincuentes que emboscaron a Salomone y luego quemaron su camioneta en la noche del 17 de mayo de este año en una poca transitada calle de Sayago.

La pista tuvo como origen el análisis de los videos recogidos en varias empresas ubicadas sobre la avenida José Batlle y Ordóñez, Sayago y Edison. El material fílmico muestra a un auto oscuro siguiendo a la camioneta Kia Sportage, de color blanca, de Milvana Salomone por varias avenidas de Sayago.

En forma complementaria a los datos surgidos de las filmaciones, otros informantes brindaron nuevos elementos a los investigadores sobre el paradero de la profesional.

Para los policías resulta obvio que los delincuentes que se llevaron a Milvana conocían Sayago. Por eso investigaron a varios individuos con antecedentes penales que viven en la zona y allanaron dos veces una "boca" de drogas que queda a poca distancia de donde apareció la camioneta incendiada. La Kia Sportage fue estacionada a contramano en la calle Arturo Recalde y Oliveras.

Los delincuentes también sabían que la calle Arturo Recalde tenía características especiales. Se trata de una callejuela casi sin tránsito de tres cuadras. Uno de sus extremos muere en la avenida José Batlle y Ordóñez y el otro en el Camino General Máximo Santos.

Ayer el subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, reiteró que la desaparición de la médica Milvana Salomone "es un caso inusual y complejo" y añadió que aunque está "catalogado como desaparición" la "posibilidad de secuestro es una probabilidad, quizás es una probabilidad alta".

Afirmó que "el hecho es raro, es muy raro" y aseguró que "la mejor opción sería que aparezca con vida" algo que "en este momento, es una de las posibilidades; puede aparecer con vida".

El jerarca dijo que una persona puede ser secuestrada "por venganza, secuestro extorsivo o para presionar algún tipo de resultado, un arreglo con alguien que no sea por dinero que sea por territorio, por negocio o por lo que sea".

"¿Todos los ciudadanos de Uruguay estamos expuestos a ser secuestrados? Yo diría que no. ¿Esto puede generar una alarma pública? Y mal haríamos nosotros de generar una alarma pública", sostuvo Vázquez.

Señaló que los uruguayos deben adoptar medidas de prevención para evitar los secuestros. "Como Ministerio del Interior estamos haciendo el mayor esfuerzo posible para que estas cosas no sucedan y si suceden que las podamos resolver rápidamente. Hay un entrenamiento especial de la Policía", dijo en una entrevista con En Perspectiva de radio Oriental,

En horas de la mañana del sábado, y a través de Whatsapp y redes sociales, circuló el rumor de que había aparecido con vida la médica ginecóloga que desapareció hace 20 días en Montevideo, que había sido secuestrada y llevada al Paraguay y que estaba internada en un hospital de Montevideo. Tanto su familia como las autoridades, desmintieron el hecho.

Facebook.

Desde el entorno familiar hay esperanzas de que Milvana Salomone aparezca con vida.

Según las fuentes, la familia Salomone está muy unida en este momento duro. Además de la desaparición de Milvana, el 30 de mayo pasado falleció la madre de la profesional. Familiares y amigos de la médica desaparecida crearon una página web que ya tiene 25.000 seguidores. La página se denomina "Buscando a Milvana".

La mayoría de las personas que intervienen en la página web son pacientes de Milvana.

"Recuerdo cómo me acompañó en un momento tan importante de mi vida, recuerdo el cuaderno en el que escribía el nombre de las nenas que ella traía al mundo por si en futuro alguna llegaba a ser su nuera. ¡Ojalá que todo esto quede atrás y ella vuelva!", escribió una paciente de la médica desaparecida.

Otra paciente colgó en el muro de Facebook. "Ella trajo al mundo a mis dos hijos. El primero es un varón. Con la segunda me dijo: Ni se te ocurra pedirle a nadie que le ponga las caravanas, porque a las nenas que traigo al mundo se las pongo yo. Ese es mi regalo. A la siguiente consulta postparto, cuando se enteró que yo estaba en la sala de espera, salió enseguida del consultorio para pedirme las caravanas".

En los últimos tres meses ocurrieron seis secuestros en Montevideo: Milvana Salomone en Parque Batlle, dos jóvenes del Cerro, un empresario metalúrgico en Cerrito de la Victoria y dos integrantes de bandas rivales que pugnan por el tráfico de drogas.

El jueves 11 y el viernes 12, la Policía desbarató a dos bandas de secuestradores. Una de ellas pidió un rescate de $ 1.000.000 por una joven del Cerro y la liberó al recibir $ 100.000. (Ver nota aparte).

La otra banda secuestró a un empresario metalúrgico en la mañana del jueves 12 en la avenida San Martín y Felipe Contucci, luego de balearlo en un brazo. Tras un operativo "pinzas" en el barrio Marconi, el empresario fue liberado en menos de media hora. Hasta el momento, fueron remitidos a la cárcel dos delincuentes —un dominicano y un uruguayo— y dos menores. Los acusados pertenecen a bandas distintas.

"Si mi familia no pagaba, decían que me tiraban al Pantanoso".

E.B.

Eran las 8 de la noche del 24 de abril pasado. María M., empleada doméstica, se encontraba atada y con la cara tapada en un sillón de una modesta casa de Paso de la Arena. Uno de los tres secuestradores hablaba con su madre usando uno de los celulares de la víctima. "Queremos un millón de pesos o matamos a su hija", dijo el secuestrador.

Durante la madrugada se siguieron las tratativas. Un negociador de la Policía se encontraba junto con la familia que, en ese momento, se había instalado en la casa de un amigo de Paso de la Arena.

El negociador le dijo a la madre de María M. que les pidiera más tiempo a los secuestradores. La mujer así lo hizo y consiguió más plazo.

En la mañana del 25 de abril, la mujer le dijo a los secuestradores que no había logrado reunir más dinero. "Llegamos a $ 100.000 vendiendo dos motos de los chiquilines y el resto con colaboración con amigos y familiares. Somos laburantes", dijo la madre a los secuestradores. El delincuente replicó que quería $ 200.000 o mataban a la víctima.

"En las últimas dos llamadas, el secuestrador le advirtió a la madre: "¿Por dónde quiere que empiece? ¿Le corto los dedos?".

Cautiva, María M. escuchaba las negociaciones entre los captores y sus familiares. Cada vez que cortaba, el delincuente se dirigía a ella: "Es mejor que tu familia pague. O te vamos a tirar en el Pantanoso".

A instancias de los policías, la madre pidió media hora más a los secuestradores. En la llamada les dijo: "Reitero, solo conseguí $ 100.000. No tenemos más". Los secuestradores aceptaron esa cifra. El dinero fue entregado por la madre a cuatro sujetos en moto, en Camino Cibils y Buffa.

El secuestro ocurrió en una vivienda del Cerro.

Dos delincuentes, con armas de grueso calibre y las caras semicubiertas, redujeron a dos hermanas. Buscaban dinero, drogas y armas.

Poco después, llegó a la casa una amiga de la familia con el hijo de 5 años de una de las dos mujeres cautivas. Los delincuentes encerraron al niño en un cuarto, quien no paraba de llorar. Luego intentaron llevárselo secuestrado. María M. se ofreció de rehén en su lugar.

Los dos secuestradores la subieron en una moto y le colocaron una capucha.

Al caer la noche, la cuidó un tercer sujeto que fumaba "basoco" (cocaína y marihuana). El individuo la hizo acostarse en una cama y luego se acostó también él. Pero no abusó de ella. Tras pagar el rescate, María fue llevada en moto a una parada de taxi. Estaba en estado de schock.

La Policía detuvo a este sujeto y la Justicia lo remitió a la cárcel. Otros dos individuos están prófugos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)