Horror en rocha

Jueza liberó a los detenidos y se volvió a cero en investigación del caso Lola

El abogado de la madrina y su pareja afirmó a El País que aportará nueva evidencia que muestra que la joven argentina estuvo viva, al menos, hasta el domingo al mediodía y que almorzó con ellos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Policía trabaja en el lugar donde fue encontrado el cuerpo. Foto: Ricardo Figueredo

Tras cinco horas de interrogatorio, la jueza penal de Rocha, Marcela López, liberó a todos los detenidos y volvió a fojas cero la investigación por la muerte de Lola Luna Chomnalez.

Sobre las 13:30 llegó a delcarar un hombre de 35 años que supuestamente mantuvo un vínculo con la joven argentina. El sujeto, un pescador, reside en un rancho de Valizas. Ayer estuvo detenido en la seccional de Castillos.

"Soy un chivo expiatorio, no tengo nada que ver, estaba con mi familia", dijo a la prensa el joven antes de ingresar al Juzgado.

Una hora más tarde arribó el hombre que encontró el cuerpo de Lola en una zona de dunas bajas y frondosa vegetación para brindar su declaración nuevamente. El individuo halló el cuerpo pese a que solo sobresalía un trozo pequeño del short en la arena lo que generaba dudas a la Justicia.

"En medio de tanto horror y el horrendo crimen de alguna forma agradezco haber encontrado el cuerpo y haber permitido a los padres llevar una flor. No puedo hablar más, me quedo tranquilo", dijo a los periodistas.

A estos dos se sumaron otros dos testigos que quedaron en libertad. Asimismo otras 11 personas que estaban en calidad de indagadas ni siquiera pisaron el Juzgado. 

El abogado Gustavo Bordes, quien junto a su colega Gastón Chaves ejerce la defensa de la madrina de Lola y su pareja, dijo a El País que va a presentar fotografías para la investigación que prueban que la joven argentina estaba viva hasta el mediodía del domingo. Asimismo afirmó que las pericias forenses dejarán en evidencia que la joven había ingerido comida vegetariana ese mediodía.

Para mañana se esperan los informes del Instituto Técnico Forense (ITF) en búsqueda de una prueba científica que permita no dejar dudas al momento de dar con el homicida. Los datos de ADN y de las llamadas de teléfonos que se realizaron desde el celular de la joven argentina tras su muerte ya están en poder de la Justicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)