EL REGRESO A LAS AULAS

El siguiente paso luego de las rurales: la vuelta a clases en escuelas especiales o chicas

Para el día después, las autoridades manejan dos opciones: la vuelta a la presencialidad en las escuelas especiales que atienden a niños con discapacidades o los centros educativos urbanos pequeños.

Condiciones sanitarias y evaluación de rurales determinarán el día después en las escuelas. Foto: Archivo El País
Condiciones sanitarias y evaluación de rurales determinarán el día después en las escuelas. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Las escuelas especiales, aquellas que atienden a niños con alguna discapacidad, y los centros educativos urbanos pequeños serían la prioridad en la vuelta a las clases presenciales.

El uso del condicional no es un capricho. Los pasos que seguirán las autoridades de la educación penden de dos variables: las condiciones sanitarias (los reportes de los técnicos del Sistema Nacional de Emergencias) y las evaluaciones sobre la apertura de las escuelas rurales.

Mañana miércoles el gobierno pasará raya, en un primer análisis de cómo viene funcionando la experiencia de los locales rurales. Para esa fecha, según el calendario, Primaria habilitaría otro puñado de escuelas rurales que se sumarían a las 546 que ya han tenido el visto bueno. Y, según lo acordado en la última sesión del Codicen, para el 7 de mayo deberían entrar en funcionamiento los 953 establecimientos de esta categoría: todas las rurales salvo las de Canelones.

El día después es una incógnita. En el Ministerio de Educación y Cultura quieren priorizar las escuelas especiales, según supo El País. Son 81 centros educativos, a los que asisten 5.473 niños con algún tipo de discapacidad (motriz o intelectual). Sucede que para algunas patologías (no todas), así como para algunos tipos del espectro autista (no todos), el confinamiento podría traer secuelas difíciles de revertir.

“Para algunos niños, sobre todo aquellos con problemas conductuales y de impulsividad, el confinamiento es muy difícil”, explica Gabriela Garrido, profesora titular de Psiquiatría Infantil. “Otros, aquellos que tienen cierta dificultad con el roce social, estarán contentísimos en sus casas, aunque, en esa propia ausencia de exigencia social, se está descuidando el trabajo con ellos”.

Por eso la psiquiatra entiende que, sea a nivel de escuelas o sea con centros de atención de horarios reducidos, “sería deseable que hubiera un retorno gradual a las actividades presenciales, al menos para los casos más severos”.

Según Garrido, una razón a favor de la vuelta de las escuelas especiales es que se trata de grupos reducidos: una baja relación de niños por maestro. Como contra, “algunas dificultades conductuales o intelectuales complican que se lleven adelante las pautas de higiene”. En este sentido, en el Codicen ven con dificultad la puesta a punto de las escuelas especiales. “Antes de habilitar un centro educativo de esta categoría”, dice el consejero Óscar Pedrozo, “hay que estudiar si habría riesgos, por patologías asociadas, en los niños que allí concurren”.

En cambio, en el ente autónomo entienden que sería “más sencillo” la reapertura de algunos centros educativos urbanos de pequeño porte. Esta decisión, a priori, excluiría el área metropolitana (sobre todo los departamentos de Montevideo y Canelones).

Una posibilidad, si habilita el Sinae, sería la reapertura de escuelas públicas y privadas de menos de 20 alumnos por grupo y de menos de 400 matriculados en el total de la institución. Los niños del primer ciclo escolar irían dos días a la semana y los del segundo ciclo acudirían otros dos días. El quinto día de la semana sería para “limpieza profunda”.

Como los niños más chicos son los que tienen mayores dificultades con la educación a distancia, el Codicen está anticipando su regreso a clases.

Pero, en paralelo, los consejos desconcentrados trabajan en protocolos de retorno sin fecha en Secundaria y UTU. “Sabemos que el 85% (de los liceales) está recibiendo alguna propuesta de trabajo y mantiene contacto con sus profesores”, señala el consejero de Secundaria Javier Landoni.

Una propuesta a estudio del Sinae es la reanudación en mayo de cursos de pocos estudiantes y que, sí o sí, requieren de la presencialidad: los laboratorios y talleres de diseño. De aprobarse, correría también para las universidades.

Asumió Juan Gabito y votan nuevos consejeros

Al novel presidente del Codicen, Robert Silva, le faltaban los votos necesarios para designar a los nuevos consejeros de Primaria, Secundaria, UTU y Formación en Educación. Pero ayer, tras haber asumido el nacionalista Juan Gabito Zóboli, consiguió el quórum que requería para las designaciones.

El martes 5 de mayo asumirán los nuevos consejeros de UTU (Juan Pereyra y Laura Otamendi) y los de Formación en Educación (Patricia Viera y Víctor Pizzichillo). Un día después, tomarán posesión las autoridades de Primaria (Graciela Fabeiro y Olga de Las Heras), y las de Secundaria (Jénifer Cherro y María Reina Pintos).

De esta manera, la asunción de ayer de Gabito Zóboli (expresidente del Codicen y uno de los impulsores de las escuelas de tiempo completo) le daría al ente autónomo los votos necesarios para las reformas educativas. Una de ellas es la ampliación de la Dirección de Planeamiento, oficina que liderará Adriana Aristimuño.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados