OTRO ESCÁNDALO EN ASSE

Directores en la mira por caso de corrupción vinculan a jerarcas

Declararon que empresa de ambulancias contó también con apoyo de MSP y Unasev

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Momento en que cortan las cintas de inauguración de la empresa. Foto: Facebook Siemm

La empresa Siemm, que le vende servicios de ambulancias al Hospital de Bella Unión, cuyos dueños son dos directores del Pereira Rossell y uno del centro de salud de Salto, y que fue cuestionada por el Tribunal de Cuentas por violar la ley anticorrupción, fue habilitada tras un pedido expreso de la hoy presidenta de la Administración de Servicios del Estado (ASSE), Susana Muñiz, según documentos a los que accedió El País.

El director del Pereira Rossell, Federico Eguren, además declaró que tuvieron "participación activa" en la creación de la empresa, "el presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), Gerardo Barrios, las autoridades de habilitación del Ministerio de Salud Pública (MSP), el Sistema (Nacional) Integrado de Salud, en ese monto (dirigido por) Elena Clavel, y el (entonces) presidente de la Junta Nacional de Salud (Junasa), Luis Gallo.

El País tuvo acceso a la investigación interna que hizo ASSE a inicios de 2016, luego de que una auditoría de noviembre de 2013 advirtiera "indicios de conflicto de intereses" por la contratación de la firma.

La empresa se creó en 2011. En un documento de diciembre de ese mismo año Muñiz, que en ese entonces era directora de los Centros de 2° Nivel de Atención en el Interior de ASSE, consideró que la contratación de Siemm "beneficia a la población" y solicitó que esta se llevase adelante. Sin embargo, la firma fue habilitada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) recién en marzo de 2013, pocos días después de que Muñiz asumiera la titularidad de la cartera. La firma de ambulancias enseguida ganó una licitación para Bella Unión, y se hizo una inauguración en la que Muñiz cortó la cinta y a la que también asistió la entonces presidenta de ASSE, Beatriz Silva. La licitación fue por un monto de $ 2.450.250, pero para octubre ya se le habían adjudicado traslados por $ 5.706.370.

Justificaciones.

La investigación contiene entrevistas a los tres jerarcas de la empresa. Además de Eguren, declararon el director del Hospital Pediátrico del Pereira Rossell, Rodrigo Barcelona, y el del Hospital de Salto, Marcos García. Eguren y García fueron directores en Bella Unión y Barcelona se desempeñó allí como médico pediatra. Los jerarcas se justificaron por cada una de las observaciones que les hizo la División de Investigaciones y Sumarios de ASSE.

Este departamento también citó a declarar a la gerente financiera del Hospital de Bella Unión, que además es una de las socias de un estudio contable que le lleva los números a Siemm. Los citados reconocieron ante ASSE que también médicos, enfermeros y choferes se desempeñan tanto en el hospital como en la empresa.

La contadora sostuvo que ella no fue quien habilitó un aumento de las contrataciones a Siemm más allá de los montos que fijaba la licitación.

García, en tanto, señaló que en las licitaciones las cifras "siempre son estimaciones, ya que no se puede saber con certeza la demanda de los servicios que se pueda generar".

Sobre que la contadora trabaje en ambos lugares, los tres directores advirtieron que su estudio contable tiene un gran prestigio en Artigas, incluso señalaron que también trabaja con ALUR y con el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre.

Eguren precisó que la profesional "es muy responsable y ética" y que en el hospital "no participaba del proceso licitatorio, ni en la adjudicación, ni en la confirmación de las órdenes de compra, ni en las solicitudes de traslados".

Según figura en la respuesta a un pedido de informes hecho por el diputado Martín Lema, hasta el primer semestre de 2016 se le adjudicó a Siemm trabajos por US$ 825.000.

En la mira.

El caso de Siemm fue alertado por Lema, que presentó un escrito meses atrás al Tribunal de Cuentas pidiéndole que se pronuncie. Este se excusó de hacerlo de forma oficial, pero advirtió que en este caso se deberían tener en cuenta el Artículo N° 46 del Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera (Tocaf) y la Ley 17.060, que establecen que los funcionarios no pueden venderle servicios al organismo en que trabajan.

Desde que Siemm contrata con el Estado, tanto los tres jerarcas como la contadora de Bella Unión se han desempeñado como funcionarios de ASSE.

Sin embargo, la investigación de la administración de hospitales públicos llegó a una conclusión menos determinante. Solo cuestionó el accionar de García, que trabajó en el centro de Bella Unión hasta septiembre de 2014. En el lapso que va de marzo de 2013 a esa fecha éste cedió su parte de la empresa a sus socios —que se la devolvieron luego cuando fue trasladado al Hospital de Salto—, pero como cuando se hizo el llamado a licitación García trabajaba en ambos lugares, la dirección jurídica de ASSE resolvió aplicarle una "sanción menor", la cual no se especifica en el documento.

Inauguración

Cuando la empresa de ambulancias Siemm abrió sus puertas, luego de ganar una licitación para encargarse de los traslados en el Hospital de Bella Unión, se hizo una fiesta a la que asistieron la entonces ministra, Susana Muñiz (hoy titular de ASSE), y quien era la presidenta de la administradora de hospitales públicos, Beatriz Silva.

Paso a paso el caso Bella Unión.

Siemm se formó en abril de 2011, según figura en el Diario Oficial de mayo de ese año. El director del Centro Hospitalario Pereira Rossell, Federico Eguren; el del Hospital Pediátrico del mismo centro, Rodrigo Barcelona; y el del Hospital de Salto, Marcos García, figuran como socios titulares. Cuando se formó la empresa Eguren era director del Hospital de Bella Unión y Barcelona se desempeñaba como pediatra.

En julio de 2013 Siemm gana la primera licitación en el centro de Bella Unión por un monto adjudicado de 270.000 dólares por traslados comunes y especializados. Cuando se hizo el llamado García se desempeñaba como director de la institución (Eguren dejó el cargo en 2012). Luego de adjudicada la licitación García cedió su parte de Siemm a Eguren y Barcelona.

En julio de 2014 Siemm volvió a ganar una licitación, esta vez para hacerse cargo de tareas administrativas, por lo que recibió poco más de 5.000 dólares. Y a fines del mismo año ganó otra licitación para llevar adelante el servicio de ambulancias, por un total de casi 300.000 dólares. En septiembre de 2014 García dejó su cargo en el hospital. Un tiempo después Eguren y Barcelona le devolvieron su parte de la empresa.

Siemm volvió a ganar en 2016 una licitación en el Hospital de Bella Unión por servicios de ambulancias, por un monto superior a los 250.000 dólares. Así que en total viene cobrando del Estado más de 825.000 dólares.

En el mes de agosto el diputado nacionalista Martín Lema dio cuenta de esta situación al Tribunal de Cuentas y pidió que se pronuncie sobre si existe una "violación a la normativa en materia de contratación" con el Estado. El Tribunal contestó días atrás. Señaló que "sin que implique emitir opinión sobre el tema (...) la normativa aplicable en materia de compatibilidades en materia de contratación administrativa" es la del Art. 46 del Tocaf y la Ley 17.060, que prevén sobre delitos de corrupción.

Otros contratos polémicos.

Colonia.

En agosto el Tribunal de Cuentas observó el gasto del Centro Auxiliar de Rosario, en Colonia, que adjudicó a la empresa de ambulancias Semco una licitación por 3.525.576 pesos. Semco contrata a su vez los servicios de Emergencia Colonia del Este, la que entre sus funcionarios tiene al director del centro de salud.

Treinta y Tres.

El Tribunal observó este año dos gastos del Hospital de Treinta y Tres. En un caso se trató de la contratación de tomografías por 5.434.240 pesos a una firma en la que trabajaba el director del centro. El otro caso fue la contratación de EM, una empresa de traslados que tenía entre sus dueños a un funcionario.

Soriano.

La exdirectora del Hospital de Mercedes fue sumariada luego de que auditorías de ASSE constataran que contrataba a su propia empresa de ambulancias. Además del delito de conjunción del interés público con el privado, el edil blanco en Soriano, Heber Scirgalea, denunció que la firma cobraba precios excesivos.

Eguren: "Siemm se hizo por un reclamo social".

El director del Hospital Pereira Rossell, Federico Eguren, uno de los dueños de la empresa Siemm, declaró ante la División de Investigaciones y Sumarios de ASSE que la firma de traslados "se constituyó debido a un reclamo social de referentes locales ante una imperiosa necesidad". Sostuvo que antes "no existía este tipo de servicio", siendo que la población de Bella Unión tiene más de 20.000 habitantes.

Eguren manifestó que antes de la creación de Siemm la empresa de servicios de ambulancias más cercana estaba a 140 kilómetros de distancia del hospital, en Salto.

En tanto, el doctor Rodrigo Barcelona, hoy director del Hospital Pediátrico del Pereira Rossell, y que trabajó como pediatra en Bella Unión desde enero de 2008 a marzo de 2015, sostuvo en su declaración que cuando empezó a desempeñar tareas allí "nadie tenía interés de ir por la lejanía del lugar desde Montevideo". Y advirtió que Siemm implicó una solución para el departamento, pues hasta su creación no había una empresa que se encargara de brindar traslados de ambulancias allí.

En el mismo sentido se pronunció el otro director, Marcos García, quien además remarcó que "en ningún momento existió intencionalidad de actuar de mala fe" y que tampoco quiso "aprovecharse" de la "situación para obtener algún beneficio económico".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)