ADVERTENCIA DEL CENTRO COMERCIAL DE CERRO LARGO

Destruyen $ 2 millones en productos vencidos al mes

Comercios no pueden competir con mercadería de Brasil.

Puente Mauá: en julio del año pasado se eliminaron controles aduaneros. Foto: Archivo
Puente Mauá: en julio del año pasado se eliminaron controles aduaneros. Foto: Archivo

A raíz de la gran cantidad de mercaderías de contrabando que ingresan desde Brasil a Uruguay, a través de Cerro Largo, los comerciantes locales destruyen miles de kilos de mercaderías que al no venderse, por la invasión de productos ingresados ilegalmente, se vencen y tienen que ser destruidas.

"Las mercaderías que ingresan de contrabando desde Brasil inundan el mercado local y los productos nacionales no tienen salida. Al no tener buenas ventas, cuando se cumple la fecha de vencimiento, se pierden", dijo el presidente del Centro Comercial e Industrial de Cerro Largo, Rafael Rivero.

Informó que en su caso, las bebidas y los jugos uruguayos no pueden competir con los de Brasil. "Ha caído estrepitosamente la venta de jugos. Yo he tenido que destruir cientos de litros", indicó.

Rivero criticó a la Aduana que semanas atrás, cuando llevó a cabo un operativo en Melo, incautó apenas $ 600.000 en productos de contrabando, "cuando en mi caso tengo que destruir casi $ 400.000 en mercaderías vencidas al mes".

"Si a esta cifra le sumamos todas las distribuidoras y los mayoristas que existen en Melo, que son aproximadamente siete empresas, ¿cuántas mercaderías deben destruirse porque no pueden competir con el Brasil?, preguntó, y a continuación especuló: "Supongo que cinco o seis veces más, lo que puede llegar a sumar una cifra superior a los dos millones de pesos", afirmó.

Advertencia.

"Se nos ha vuelto muy débil el negocio. Hay una debilidad muy grande que antes no se veía", advirtió Rivero. "Las empresas y comercios de esta ciudad no tienen sustento; si no venden bien, en tres meses deben cerrar y encima quedan con deudas con los trabajadores y el Banco de Previsión Social, (BPS)", señaló, "entonces hay una debilidad muy grande que antes no se veía", dijo Rivero.

"Si no se toman medidas para cuidar al comerciante uruguayo de mediano porte, al almacenero, nunca van a prosperar. Hoy hay muchos comercios con las puertas abiertas y cerrando los meses con pérdida o empatando. No se les da ninguna facilidad", afirmó el presidente del Centro Comercial.

El comerciante que abre un local, tiene que entrar pagando de inmediato los impuestos, la tarifa comercial del agua y la energía, y la tarifa de Antel, ilustró Rivero.

"En cambio, deberían decirle: te damos dos o tres meses para que te instales y después sí te cobramos los impuestos", sugirió, "porque al momento de establecerse un nuevo comercio, los clientes siempre son muy pocos", sostuvo.

Polémica por incautaciones.

Ante versiones que hizo circular un edil del FA en Cerro Largo, responsabilizando al Centro Comercial de las requisas efectuadas por la Aduana en Melo, Rafael Rivero dijo que "nunca convocamos a la Aduana para que venga a controlar. Si algún día tenemos que llamar a las autoridades, lo vamos a decir públicamente. No tenemos nada que ocultar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)