MALDONADO

Desembarco de Uber elevó la temperatura en balnearios del Este

Taxistas reclaman a la Intendencia que controle vehículos.

Audiencia de acción de amparo de los taxis contra la Intendencia. Foto: El País
Audiencia de acción de amparo de los taxis contra la Intendencia. Foto: El País

El Centro de Propietarios de Automóviles con Taxímetro de Maldonado quiere que la Intendencia de Maldonado tenga dos funcionarios disponibles las 24 horas del día para monitorear la aplicación de Uber y poder así multar a los conductores que circulen por el departamento.

Esta propuesta y otras iniciativas similares fueron presentadas por los taxistas en el marco del espacio de negociación abierto por el juez de feria Diego González. Ayer se cumplió la primera audiencia de la acción de amparo presentada por la central de taxis. Los taxistas recurrieron a la acción de amparo por entender que la administración está omisa a la hora de controlar a la plataforma Uber.

La etapa de negociación entre Cepatama y la Intendencia quedó habilitada hasta las 11:00 del próximo viernes. Ese día, ambas partes comunicarán a juez González si alcanzaron algún tipo de acuerdo que pueda ser homologado por el magistrado con fuerza de sentencia. Los funcionarios, además de monitorear la aplicación de Uber, podrán apelar a otros medios como el monitoreo de los vehículos con el sistema de videocámaras o con la colaboración de la Policía. Estos controles propuestos por los taxistas deberán efectuarse en zonas relevantes del departamento como el caso de hoteles, discotecas, puerto, restaurantes, aeropuertos y terminales de ómnibus. En la propuesta, los taxistas quieren que la Intendencia haga público por la prensa que aumentará los controles sobre Uber y que ordenará a los inspectores a realizar el máximo esfuerzo para controlar a este transporte.

Participación.

Los taxistas pretenden instalar la denominada iniciativa de "participación ciudadana". Esta iniciativa consiste en la actuación de veedor, representante de Cepatama, que colaborará de forma directa con los funcionarios municipales para detectar a los vehículos que prestan de forma ilegal el servicio oneroso de transporte de pasajeros en el departamento. Además, se quiere que todo el equipo de inspectores de tránsito y transporte aplique las sanciones correspondientes.

También quieren instrumentar un "mecanismo de ágil denuncia" que permita a los taxistas contactarse de inmediato, mediante sus delegados designados, con los inspectores de turno. Este mecanismo podría, según los proponentes, ser manejado a partir de un grupo de whatsapp manejado por la administración municipal.

La acción de amparo fue radicada por los taxistas por entender que la administración se encuentra "omisa" en controlar a los conductores de Uber. Por el contrario, desde la administración se asegura que se cumplen con los controles incluso desde junio del año pasado cuando fue intervenido uno de los choferes de la aplicación.

Los taxistas aseguran que el desembarco de Uber en Maldonado le causó una caída del 20 por ciento en la recaudación respecto de la pasada temporada. La pérdida es mayor si se toma en cuenta el aumento de la cantidad de turistas registrado en la temporada en curso.

Los abogados municipales aseguraron que la obligación de la administración no es salvaguardar la rentabilidad del negocio y sí controlar el tránsito para asegurar el acceso igualitario a toda la población.

Ursec.

Durante la audiencia de la víspera, la Intendencia recordó que el Centro de Taxímetros de Maldonado en la demanda había solicitado la baja de la aplicación de Uber en el departamento. Graziuso sostuvo que es la propia patronal de taxis la que debe hacer ese planteo ante la propia Ursec y no la Intendencia. Esta iniciativa no formó parte de la propuesta acercada por los taxistas a la Intendencia en la tarde de la víspera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)