SALTO

Cierran dos centros para discapacitados en el litoral

Anuncio del Inau y el Mides afecta a unos 200 pacientes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La institución atiende a 150 personas con discapacidades severas. Foto: Luis Pérez

Funcionarios de la Aldea de la Bondad se declararon en conflicto en la jornada de ayer y vienen atendiendo con guardias gremiales a los más de 150 internos con discapacidades diferentes severas que alberga esa institución.

El disparador de esta situación ha sido el anuncio del INAU y del Ministerio de Desarrollo Social de cerrar esta institución y trasladar a los usuarios de Salto junto a otros 50 que viven en otro local de Paysandú a dependencias ubicadas en Canelones y Montevideo y prescindir de los servicios de unos 150 funcionarios.

Las personas que viven en estas casas de salud y cuyas edades van desde los 7 a los 60 años son totalmente dependientes. Se encuentran bajo la responsabilidad de la ONG Imcos, que es apoyada por el INAU para su gestión desde hace años. Es una obra social única en el interior del país.

Para la atención de estas personas se precisan médicos, enfermeras y auxiliares de servicio las 24 horas. Se trata de una población en la que mayoritariamente no hay vínculos familiares.

Movilizados.

Los funcionarios que están siendo apoyados por el PIT-CNT se oponen a esta medida tomada por el INAU de cerrar los establecimientos de Aldea de la Bondad de Salto y Paysandú que los deja sin trabajo. Entre otras cosas, argumentan razones humanitarias y de sensibilidad por el vínculo que existe con las personas a quienes atienden en sus necesidades básicas.

Aldea de la Bondad funciona gestionada por la ONG Imcos desde hace más de 25 años en una chacra de las inmediaciones del paraje Agua Salto, que fuera donada para tal fin por una profesional fallecida a cambio de que cuidaran de un hijo con discapacidad.

La reacción de los funcionarios de decretar un paro de 24 en la jornada del sábado responde a la comunicación recibida de parte de INAU indicando que gradualmente, desde fines de octubre y hasta marzo, se realojarán en el Sur del país a los internos de la Aldea y que se va a prescindir del servicio de los trabajadores locales.

Respaldados.

El presidente del PIT-CNT departamental, Miguel Fiordelmondo, dijo que la central obrera le está brindando todo su apoyo a los movilizados, que se oponen terminantemente a esta medida tomada por el organismo del Estado de cerrar la obra social. "Trasladar a estas personas y separarlas de sus acompañantes, las condena a una muerte segura", sostuvo.

Explicó que entre la población de Aldea de la Bondad hay niños y personas adultas con severas discapacidades "y más allá de todo lo que se pretende reclamar, como la fuente laboral, está el hecho de que el lugar es la vida de ellos", acoto Fiordelmondo.

El sindicalista acotó que a nivel de la Junta Departamental ya se han entablado conversaciones con los ediles del Frente Amplio y que se va a plantear que se declare este tema de interés departamental. "Parece que como sindicato no nos estamos haciendo entender, pero el Estado está avalando este tipo de cosas y nosotros reclamamos por fuentes laborales y proponemos hacer una autogestión", dijo Fiordelmondo.

Ismael Sequeira, otro de los integrantes del PIT-CNT, acusó al INAU de intentar hacer cómplice al sindicato. "Ellos pretendían que esto no saliera a la luz en un proceso que iba a durar hasta marzo. Es responsabilidad del INAU la mala gestión, tenían conocimiento como se manejaban los recursos económicos de la institución", acotó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)