El gobierno le permite pedir préstamos por hasta esa cifra

Ancap tomará crédito por US$ 100 millones

El Poder Ejecutivo autorizó con un decreto del pasado 14 de enero a Ancap a endeudarse por hasta US$ 100 millones para pagar los embarques de petróleo correspondientes a enero y febrero y para abonar una cuota del préstamo que le concedió el Ministerio de Economía y Finanzas para cancelar anticipadamente sus obligaciones con Petróleos de Venezuela (PDVSA).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Para el diputado blanco Pablo Abdala ahora es "rutinario" que el ente se endeude.

Aunque no es la primera vez que Ancap recibe permiso para contraer este tipo de endeudamiento, es llamativo el hecho de que las obligaciones las tome en la moneda estadounidense considerando que fue la apreciación del dólar lo que explicó buena parte de sus pérdidas de 2013. El año pasado el dólar se apreció 13,8% en tanto en 2013 lo hizo 10,26%.

El presidente de Ancap, José Coya, había dicho que se iba a intentar desdolarizar las obligaciones de la empresa pública y se analizaría la posibilidad de contratar un seguro de cambio.

La ley establece que se requiere la autorización del Ejecutivo cuando una empresa pública pretende endeudarse por un monto superior a los US$ 10,25 millones (85 millones de Unidades Indexadas) y se debe dar cuenta de la decisión a la Asamblea General. En julio pasado Ancap ya había recibido autorización para endeudarse por US$ 110 millones.

En 2013 las pérdidas de Ancap llegaron a US$ 169 millones, de los cuales alrededor de US$ 33 millones correspondieron a la división de Cemento, US$ 25 millones a la de Combustibles y US$ 5 millones a la de Gas Natural. Alrededor de US$ 100 millones de estas pérdidas tuvieron que ver con el alza del dólar que impacta por la incidencia de las deudas contraídas en la moneda estadounidense. En 2012 la situación fue inversa y eso impactó favorablemente en US$ 38 millones en las cuentas de Ancap

Por otra parte, la división de Lubricantes tuvo ganancias por US$ 3 millones y la Distribuidora Uruguaya de Combustibles (Ducsa) que forma parte de la de Combustibles ganó US$ 20 millones, lo que amortiguó las pérdidas globales de la división.

El cambio de perfil de deuda también lo buscaba Ancap a través de una emisión de títulos -que esperaba concretar en septiembre pero no se produjo- por hasta US$ 500 millones y a un plazo de 10 años, que se lanzaría en el mercado estadounidense. También se pensaba en alguna emisión que se volcaría al mercado local, agregó.

Ancap, que importa cada mes alrededor de 900.000 barriles de petróleo, necesita US$ 235 millones para pagar los embarques de enero y febrero y US$ 48,3 millones para abonar el vencimiento de una cuota de la deuda contraída con Economía, señalan los considerandos de la resolución que autoriza a la empresa pública. La fuerte caída del petróleo en los últimos 6 meses alivia el costo de los embarques. Ayer el crudo de referencia para Ancap cerró a US$ 48,87. En su reciente rebaja de los combustibles la empresa adoptó una referencia de US$ 60 para el barril,

La directora nacionalista de Ancap, Elena Baldoira, dijo a El País que los directores de la oposición han insistido en la necesidad de que Ancap diversifique las monedas y los plazos de las deudas que toma. La solicitud de permiso al Ejecutivo fue aprobada por los servicios financieros del ente, recordó Baldoira.

El director colorado Juan Máspoli explicó, por su parte, que los pagos de embarques de petróleo en Ancap no se manejan con "caja". Ninguno de los directores opositores cuestionó que se tomase el préstamo.

El País intentó, sin éxito, obtener la versión del presidente de Ancap, José Coya y del director oficialista Germán Riet.

Críticas.

El diputado blanco, Pablo Abdala, ex director de Ancap, dijo a El País que la toma de préstamos por parte de Ancap es "algo rutinario en el nuevo escenario de la Ancap endeudada por su debilidad patrimonial". Abdala advirtió también que ya están de vuelta incrementándose las deudas con PDVSA que rondan hoy los US$ 400 millones. En 2013 el préstamo que le concedió Economía a Ancap le permitió a la empresa cancelar anticipadamente con quita sus obligaciones con la petrolera venezolana. Pero estas deudas nuevamente crecen, dijo Abdala.

A mediados del año pasado se renovó el convenio de abastecimiento entre Ancap y Venezuela pero se disminuyó el máximo de barriles a proveer por parte del país caribeño de 900.000 barriles a 750.000. También se determinó que Ancap no podrá comprarle más de 6 embarques al año a PDVSA.

Baldoira dijo que "de manera primaria" se están evaluando modificaciones al convenio y que no resulta conveniente que un único proveedor concentre la mayoría de los envíos.

La oposición considera que la reciente rebaja de los combustibles (de 3,% para las naftas) y del 5,5% para el gasoil no fue superior, pese al derrumbe del precio del crudo, porque Ancap debe recomponer sus finanzas. Este miércoles la Comisión Permanente del Poder Legislativo votará si convoca al ministro de Industria, Roberto Kreimerman para que informe sobre la rebaja de los combustibles y el alza de 6,9% en UTE.

En 2001 Astori criticaba las subas


El diputado nacionalista Pablo Abdala utilizará los mismos argumentos que usó el futuro ministro de Economía, Danilo Astori, cuando siendo senador en 2001 interpeló al entonces ministro de Economía, Alberto Bensión, a propósito de un incremento de los precios de los combustibles.

Abdala dijo a El País que en los diarios de sesiones consta que Astori criticó que Ancap y otras empresas del Estado fueran utilizadas como instrumento de recaudación sin que importasen las consecuencias de ello para los sectores productivos. Astori señaló entonces, en oportunidad de un alza de 8% en los combustibles, que la mitad de esa suba tenía una razón fiscal y que el Estado se apropiaba de esa forma de una renta monopólica. El hoy vicepresidente dijo la semana pasada que el alza de UTE de 6,9% dispuesta este mes suponía una rebaja en términos reales porque se ubicaba por debajo de la inflación anual. Astori no reconoció en ningún momento que el alza (de 7,3% para los hogares) tuviese un componente fiscal. Hace tres meses el ministro de Industria, Roberto Kreimerman, barajó incluso que las tarifas de UTE bajarían.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)