Salud

¿Cuáles son los efectos negativos de la sobreexposición solar?

La doctora Cyntia De Los Santos Eredes recuerda que si bien exponerse al sol tiene efectos beneficiosos, no cuidarse apareja riesgos que van desde la aparición de manchas hasta cáncer de piel

bronceado
Foto: Pixabay

El sol es fuente de energía necesaria para la vida. Exponerse en pequeñas cantidades tiene un efecto beneficioso para el organismo. Interviene en la síntesis de vitamina D, regula el ritmo circadiano de sueño y vigilia con todos los procesos hormonales que este acarrea. Posee efecto beneficioso sobre el estado de ánimo, aumenta las endorfinas (que tienen un papel muy importante como antidepresivo).

Sin embargo no podemos dejar pasar inadvertidos los riesgos que corremos frente a la sobreexposición solar.

El sol es el principal factor acelerador del envejecimiento cutáneo y favorecedor de lesiones premalignas y malignas de piel. Sin olvidarnos del daño ocular que produce su sobreexposición.

Nuestra piel frente a la exposición solar genera pigmento llamado melanina que le otorga el aspecto bronceado. Este pigmento se distribuye como un paraguas en las células de la piel con el fin de proteger el ADN de las mutaciones que el sol produce en él. El bronceado es, por lo tanto, la respuesta de la piel frente al daño solar y se genera como una medida desesperada de las células para proteger su material genético.

Asimismo en muchas oportunidades, a pesar de estas medidas las mutaciones en el ADN celular no pueden ser reparadas y se genera así el cáncer de piel.

Las Radiaciones Ultravioletas (RUV) además de producir cáncer de piel, disminuyen las defensas cutáneas, colaborando en la aparición de enfermedades como, por ejemplo, la reactivación del Herpes labial.

Los tres tipos de Radiaciones Ultravioletas

Se describen tres tipos de RUV: UVC, UVB y UVA.
La UVC es filtrada por la atmósfera y no llega a la superficie terrestre, serían las más dañinas.
La UVB es más intensa cuanto más alto esté el sol (hasta 100 veces más concentrada al mediodía). Está principalmente relacionada con el daño solar agudo (quemadura solar) evidenciado por el eritema o enrojecimiento de la piel y la aparición de ampollas (consecuencia de la muerte celular). También se relaciona con los tipos más frecuentes de cáncer de piel como son el Carcinoma Basocelular y Espinocelular.
La UVA está en la misma concentración durante todo el día, es la que nos otorga el bronceado, pero también el envejecimiento cutáneo. Se relaciona principalmente con el melanoma maligno.

Al daño de la piel causado por el sol se le denomina Dermatoheliosis y se clasifica como daño solar agudo (ya mencionado) y el daño solar crónico, que se produce por la fotoexposición reiterada a largo plazo.

Los principales cambios en la piel son la aparición de manchas como los lentigos solares y pecas. El afinamiento, flaccidez y fragilidad, son consecuencia de la destrucción de fibras elásticas de la dermis son también manifestaciones cutáneas de la Dermatoheliosis. Piel amarillenta y arrugada, la aparición de comedones y pelos en el sector superior de la mejilla, la fragilidad de los vasos sanguíneos cutáneos, que lleva a equimosis o hematomas, vistos frecuentemente en el dorso de las manos, son otras de sus manifestaciones.

Cómo proteger nuestra piel del sol

Para proteger nuestra piel del sol debemos tomar algunas medidas de cuidado, fundamentales al momento de estar al aire libre:
— Buscar la sombra al realizar actividades, usar gorro y lentes con protección frente a la RUV, ropa adecuada para cubrirnos y utilizar protectores solares que filtren tanto la UVB como la UVA. Tomar abundante líquido para mantenernos hidratados, principalmente los días calurosos.

Algunos datos interesantes a tomar en cuenta:
• Los niños que son protegidos de las RUV tienen una probabilidad 78% menor de desarrollar un cáncer de piel en su vida adulta.
• El diagnóstico precoz frente al cáncer de piel es una medida fundamental para disminuir la mortalidad por éste.

Conocé a nuestra columnista
Cyntia De Los Santos Eredes
Cyntia De Los Santos Eredes
Médica especialista en dermatología
Ex Docente asistente de la Cátedra de dermatología médico quirúrgica. Miembro de la Academia Americana de Dermatología

Es Directora de Montevideo Skin, Centro de Tratamiento Dermatológico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados