REALEZA BRITÁNICA

Un nuevo libro revela tensiones con Harry y Meghan dentro de la monarquía

"Finding freedom" será publicado en las próximas semanas, pero hoy The Times dio un adelanto de la vida de los duques de Sussex que narra el libro.

Meghan Markle y el príncipe Harry, durante sus últimos compromisos reales en Londres. Foto: Reuters
Meghan Markle y el príncipe Harry. Foto: Reuters

Los duques de Sussex, Harry y Meghan, se sentían marginados y que no podían confiar en los asistentes de Palacio antes de su ruptura con la monarquía británica anunciada el pasado enero, revela un nuevo libro cuyo contenido adelanta hoy "The Times".

"Finding freedom" (Encontrando la libertad) es el título de un libro que se publicará en agosto y detallará cómo se produjo el alejamiento del príncipe Harry y su esposa Meghan de la familia real británica, sus angustias y la presión que sufrieron.

Según extractos publicados este sábado por diario Times, Harry, sexto en el orden de sucesión al trono británico, y Meghan hicieron saber, vía su portavoz que no tienen nada que ver con la publicación de este libro, que traza un retrato bastante positivo de ambos y llegará a las librerías el 11 de agosto.

Sin embargo, sus amigos no dudaron en hacer declaraciones a los autores, los periodistas Omid Scobie y Carolyn Durand.

En el libro se afirma que la decisión de alejarse de la familia vino de Harry, de 35 años, cuando varios diarios comenzaron a ensañarse con la actriz, de 38 años.

Según los autores, Harry y la actriz estadounidense, que se casaron en mayo de 2018 y el 6 de mayo de 2019 tuvieron a su primer hijo, Archie, se sentían "utilizados por su popularidad", "acosados por la prensa" y "criticados dentro de las paredes de la institución por ser demasiado susceptibles y francos".

Aseguran que la pareja no quería salir de la monarquía sino "encontrar su lugar en ella" -en parte, porque Meghan había dejado su vida anterior para servir en la Casa Real-, pero sus inquietudes, por ser ignorados o relegados por detrás del príncipe Guillermo y otros miembros de la realeza, no fueron escuchadas.

Después de que los empleados de Palacio, que mediaban en las discusiones, no pudieran hallar una solución adecuada para ellos, decidieron separarse de la monarquía y vivir por su cuenta primero en Canadá y ahora en Estados Unidos, donde esperan obtener ingresos con charlas, conferencias y otras colaboraciones, escriben los autores.

Los autores esperan que su obra permita "rectificar" la versión que fue dada de este acontecimiento e insisten en el "agotamiento emocional" de la pareja, que vive actualmente en Los Angeles con su hijo Archie, y describen que dentro del palacio ambos se sentían "solos" y "presionados".

"Solo podían contar con un puñado de gente en el palacio. Sabían que fuera de ese núcleo restringido ninguna información estaba segura", dicen los autores, afirmando que hubo varias filtraciones por parte del personal a su servicio, que los amigos del duque y duquesa de Sussex no dudan en calificar de "víboras".

En su libro, Scobie y Durand afirman que Harry habría enviado un correo electrónico a la reina Isabel II y a su padre, contándoles que deseaba alejarse de sus deberes reales y pasar más tiempo en el extranjero.

"Temiendo alguna filtración", no entró en detalles y les dijo que quería hablar con ellos en persona.

"Pese a varios intentos" de organizar una cita con la reina a principios de enero, no se pudo concretar el encuentro, lo que llevó al anuncio sorprendente del 8 de enero, que fue muy criticado por la prensa británica, sobre todo porque la pareja no habría avisado previamente a la reina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados