Maternidad

Nueve preguntas sobre la lactancia materna durante la pandemia

En el contexto de pandemia, son naturales los temores. Sin embargo, con protección se puede garantizar una lactancia segura.

lactancia

La nutrición es un factor determinante para garantizar el pleno desarrollo y la protección de los bebés ante agresores externos como el nuevo coronavirus.

Según Margarita Mora, consultora de lactancia materna, en la primera etapa de vida esta es la herramienta natural más efectiva, económica y disponible para favorecer de manera integral a los pequeños, desde el plano inmunológico y nutricional, hasta los dos años de edad.

La experta explica que dejar este alimento como exclusivo hasta los seis meses de edad es la mejor indicación en términos de desarrollo cerebral, crecimiento estructural, defensas y relaciones afectivas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), de hecho, lo recomienda, independiente de las condiciones socioeconómicas y culturales en que se encuentren los niños y sus familias.

En el marco de la Semana Mundial de Lactancia Materna, que va del 1.º al 7 de agosto, respondemos nueve respuestas acerca de la lactancia materna en época de pandemia, que incluyen niveles de riesgo y protección sobre el nuevo coronavirus.

¿Existe alguna contraindicación para lactar a un recién nacido en medio de esta pandemia?
No hay limitación. Durante la contingencia por covid-19, el parto, el puerperio y el manejo del recién nacido deben ser atendidos según lo establecido hasta hoy, es decir, permitir el acompañamiento de una persona significativa, favorecer contacto piel con piel del recién nacido y el inicio temprano de la lactancia en la primera hora.

¿Si el nacimiento es por cesárea?
Se deben tener en cuenta los protocolos establecidos en cada institución; de igual forma, iniciar la lactancia si las condiciones clínicas de madre y recién nacido lo permiten en la primera hora después de la cesárea.

Si la madre es sana, ¿puede seguir lactando?
Puede seguir lactando en casa, manteniendo las medidas de lavado de manos, antes y después de tocar o lactar al bebe; mantener las medidas de seguridad y aislamiento social para la madre y recién nacido.

¿Cuáles son las medidas de bioseguridad en casos de sospecha o confirmación de covid-19?
En el caso de las madres sintomáticas y asintomáticas que están amamantando se recomienda aislamiento por 14 días de la madre y el recién nacido y separación del bebé en cuna segura, en la misma habitación. Lavado de manos antes de tocar al bebé o para lactarlo, lavado de los senos si la madre tiene muchas secreciones nasofaríngeas. Usar permanentemente mascarilla quirúrgica estándar (cubriendo completamente nariz y boca), cabello recogido, evitar hablar o toser, especialmente durante el amamantamiento o extracción de la leche, y mantener las medidas de desinfección rutinaria de las superficies con las que entre en contacto.

Si la mamá está hospitalizada, ¿qué medidas hay para seguir con la lactancia?
Mantener el aislamiento de la madre y el manejo clínico según su condición. Asegurar la extracción de leche por lo menos ocho veces en 24 horas, con el apoyo del personal de enfermería, con medidas de higiene, bioseguridad y desinfección hospitalaria. Asegurar la conservación, el almacenamiento y traslado de la leche materna a la dependencia donde se encuentre hospitalizado el lactante o a su casa.

¿El virus se transfiere a través de la leche?
Si bien hay unos estudios que lo sugieren, los casos aún son muy pocos para generalizar; por tanto, la recomendación es que se debe seguir amamantando con las medidas de rigor.

¿Qué recomendaciones hay para mujeres que están en las excepciones y deben trabajar, pero desean continuar brindando leche materna?
Mantener la licencia de maternidad si tiene derecho a ella, tomar la hora de lactancia; realizar extracción en el trabajo en un lugar limpio, previo lavado de manos y uso de mascarilla, transportar la leche refrigerada.

¿Durante la lactancia materna hay mayor riesgo de contaminación?
Es claro que en las madres sintomáticas o asintomáticas se deben reforzar las medidas de prevención para reducir el riesgo de transmisión del virus durante el amamantamiento o en la extracción de la leche materna.

¿Qué se debe hacer para asegurar una adecuada producción de leche?
Lactar a libre demanda
de día y noche, es decir, cada vez que el bebé quiera comer, asegurar adecuada ingesta de líquidos y alimentación materna y tomar periodos de descanso.

Fuente: Margarita Mora Bonilla, enfermera, magíster en educación. Gerente de Amamantarte y consultora de lactancia materna Well Start (San Diego, California).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados