desde el arco / josé mastandrea

En el mar de la tranquilidad

Bien dicen que los técnicos son el fusible que ‘salta’ cuando los resultados no se dan. Y no sólo sucede aquí, en el fútbol casero, pasa en todo el mundo.

Le pueden preguntar al portugués Mourinho, que camina por la cuerda floja, o al propio Carlo Ancelotti, que se fue del Madrid por la puerta de atrás.

Lo cierto es que los resultados mandan y no hay cuerpo que aguante el malestar de los hinchas, ni dirigentes que estén dispuestos al sacrificio.

A tres fechas del cierre en el Apertura, ya hubo tres cesados. Darío Larrosa ocupó el lugar del Vasco Ostolaza en Racing, Luis González quedó en lugar de Jorge Castelli en Danubio y Julio Comesaña regresó al país para suplantar al argentino Jorge Vivaldo en Sud América.

Pero eso no es todo. Valentín Villazán ya tenía resuelto largar la toalla si Rentistas, su equipo, no le ganaba a River este fin de semana. Ganó y seguirá, vaya a saber uno hasta cuándo, pero al menos estará al frente de los bichos una semana más.

Bengoechea estuvo al borde del precipicio ante Fénix y Danubio, y hoy timonea a los aurinegros en el mar de la tranquilidad, la tormenta, o al menos el oleaje, pasó al barco de Munúa, que hasta hace dos fechas, parecía llegar a buen puerto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)