ESTADOS UNIDOS

El yerno de Trump, involucrado en el escándalo de espionaje ruso

Medios estadounidenses confirman que Jared Kushner también se reunió con el embajador de Vladimir Putin en la Torre Trump.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El esposo de Ivanka Trump, el hombre predilecto de Trump. Foto: Reuters

El escándalo de espionaje ruso no deja de traerle problemas al presidente Donald Trump . Primero su asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, quien estuvo sólo 24 horas en el cargo y por sus vínculos con el Kremlin debió renunciar. Después el fiscal general Jeff Sessions, quien sostiene su inocencia aunque no convence con sus declaraciones.

Ahora, el nuevo actor de esta intrincada novela es su yerno, el esposo de su hija Ivanka , Jared Kushner. De acuerdo a lo revelado por el diario The New York Times, el nuevo asesor de la Casa Blanca también se reunió con Sergei Kislyak, el funcionario de la administración de Vladimir Putin que tiene en vilo a Estados Unidos .

La reunión tuvo lugar en diciembre, antes de la toma de posesión de Trump, con el objetivo de entablar "una línea directa de comunicación" entre ambos gobiernos, según aseguraron desde la casa de gobierno.

Kushner estuvo en la Torre Trump con Flynn y Kislyak, aunque en el ojo de la tormenta se encuentre el anterior asesor de Seguridad, identificado como el interlocutor principal entre Rusia y Estados Unidos. Sin embargo, la cantidad de encuentros que podrían haber sostenida aún no está clara.

La reunión de Kushner en diciembre con el embajador se dio justo en un momento en que el por entonces aun presidente, Barack Obama , preparaba un conjunto de sanciones a Rusia por su interferencia.

Desde que comenzaron los rumores sobre el espionaje en manos de Rusia y su labor para ayudar al republicano a vencer a la demócrata Hillary Clinton en las elecciones de noviembre pasado, la Casa Blanca insistió en desconocer los vínculos.

No es problema que dos gobiernos junten a sus equipos para conocerse y comenzar a delinear la relación que mantendrán en los próximos años.

Sin embargo, el FBI tiene en la mira los encuentros protagonizados por la administración Trump por la interferencia rusa en los comicios.


Trump, acorralado por su entorno.


El presidente de Estados Unidos dijo ayer que su fiscal general Jeff Sessions pudo haber sido más específico en su respuesta sobre los contactos que mantuvo con funcionarios rusos, pero responsabilizó a los demócratas por desatar la controversia por intereses políticos.

"Jeff Sessions es un hombre honesto. Él no dijo nada malo. Pudo haber dado una respuesta más precisa, pero claramente eso no fue intencional", dijo el mandatario republicano en un comunicado y así justificó la actitud de su funcionario, quien ocultó los encuentros ante la Justicia.

"Los demócratas están aprovechándose de la situación", dijo Trump. "¡Se trata de una cacería de brujas!", añadió de acuerdo a una nota de la agencia Reuters.

Sessions se puso al margen de cualquier investigación sobre la presunta interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, debido a que estuvo involucrado en la campaña electoral de Trump.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)