LA TENSIÓN CON el régimen de kim jong

EE.UU. advierte a Corea del Norte: "se terminó la paciencia"

En Japón, Trump habló de derribar misiles del régimen de Kim; la gira asiática sigue hoy en Seúl.

Trump y Abe mostraron una gran coincidencia para enfrentar al régimen norcoreano. Foto: AFP
Trump y Abe mostraron gran coincidencia para enfrentar al régimen norcoreano. Foto: AFP

Donald Trump reiteró que ha terminado el tiempo de mostrar "paciencia estratégica" con Corea del Norte, y obtuvo ayer lunes de Japón el apoyo para mantener "todas las opciones sobre la mesa" frente a las provocaciones del régimen comunista norcoreano.

Trump ya había advertido en otras oportunidades a Corea del Norte de que no toleraría más que siguiera con su programa nuclear, y ahora aprovechó su gira por Asia para reafirmarlo.

El programa norcoreano es "una amenaza para el mundo civilizado y para la paz y la estabilidad internacionales", aseguró en Tokio, primera escala de una gira dominada por la crisis norcoreana.

"La era de la paciencia estratégica ha terminado", agregó junto a su anfitrión, el primer ministro japonés Shinzo Abe.

Abe, cuyo país vio en los últimos meses cómo el régimen de Corea del Norte lanzaba dos misiles que sobrevolaron su territorio, dio su apoyo. "Respaldamos la política de Trump de mantener todas las opciones sobre la mesa", afirmó.

Trump presionó públicamente a Abe para que compre equipamiento militar estadounidense. "Él (Abe) los derribará en el aire cuando complete la compra de muchos equipos militares estadounidenses adicionales", dijo Trump en referencia a los misiles norcoreanos. "El primer ministro va a comprar una gran cantidad de equipos militares, como debería. Y nosotros fabricamos por lejos el mejor equipamiento militar", agregó. Abe respondió que Tokio derribará los misiles "si es necesario".

"Hemos intentando el diálogo con Corea del Norte durante décadas y Pyongyang siempre lo ha roto. No tiene sentido dialogar con ellos", aseguró Abe, quien pidió una vez más a China que ejerza su influencia sobre Corea del Norte para empujarle a poner fin a sus programas armamentísticos.

El primer ministro japonés anunció asimismo que Tokio se dispone a "congelar los haberes de 35 organizaciones y personalidades norcoreanas", en una sanción adicional frente al programa nuclear y de misiles, pero también al secuestro de japoneses por parte de los servicios secretos norcoreanos en las décadas de 1970 y 1980. Corea del Norte ha admitido el secuestro de 13 civiles japoneses, pero Japón cree que son más, incluyendo una adolescente de 13 años raptada cuando volvía del colegio.

Trump llegó a Japón el domingo en un contexto de tensión sobre Corea del Norte, entre temores de que el régimen de Kim Jong-un lleve a cabo otro ensayo nuclear o de misiles. Este viaje, el primero de Trump por la región y el más largo que ha efectuado un presidente estadounidense en 25 años, se produce después de meses de tensión entre Washington y Pyongyang.

Trump había empezado su gira asiática advirtiendo que "ningún dictador" debía subestimar a Estados Unidos. El régimen norcoreano respondió ayer a través del diario del partido único, Rodong Sinmun, calificando a Trump de "viejo loco de la Casa Blanca".

Comercio.

En el apartado económico, Trump y Abe trataron la posibilidad de negociar un acuerdo bilateral en el futuro, tras la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico (TPP) del que ambas naciones formaban parte. Trump apostó por un nuevo marco con Japón tras "muchas décadas" de "gigantesco déficit comercial", que alcanzó los 68.800 millones de dólares en 2016, y afirmó que los intercambios entre ambas partes "no son justos, ni abiertos ni recíprocos".

Después de Japón, Trump se dirigirá a Corea del Sur, China y finalmente asistirá a la cumbre de la APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) en Vietnam, y al foro de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Manila.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)