ARGENTINA

Cristina K y Macri miden fuerzas por primera vez

Postulación de la expresidenta polarizó la campaña para las legislativas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La expresidenta fue la única oradora ayer en el estadio Julio Grondona. Foto: Reuters

En los próximos cuatro meses todo lo que se respire en la política argentina estará contaminado por las legislativas de octubre. La campaña electoral comenzó hace rato, pero fue el sábado de noche, con la confirmación de que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner irá por una banca en el Senado por la provincia de Buenos Aires, que comenzó la cuenta regresiva.

Ahora están todas las cartas sobre la mesa, y como dijo Joaquín Morales Solá en su columna de este domingo en La Nación, "por fin se enfrentarán cara a cara" el presidente Mauricio Macri y Cristina Kirchner.

Ese fue precisamente el título de su columna —"Macri y la ex presidenta, cara a cara"—, en la que habla de la dimensión que tomaron las legislativas de octubre.

El periodista señala que Macri "necesita derrotar a Cristina para sentirse cabalmente presidente y para atraer a los inversores desconfiados de un regreso populista de la mano de la expresidenta. Cristina precisa arruinar la presidencia de Macri para tener un futuro político (y, tal vez, la libertad ambulatoria) y para erigirse en la líder de una contracorriente latinoamericana capaz de dar vuelta la marea neoliberal. Una simple elección legislativa de mitad de mandato alcanzó, así, una categoría épica innecesaria".

"La disputa entre ellos no es solo electoral; también, política e ideológica. Se saldará, si se salda, cuando uno de los dos haya vencido", concluye Morales Solá su análisis.

La imagen de Macri cayó 20 puntos desde que asumió con un 65% hace 18 meses (el 10 de diciembre de 2015), pero aún cuenta con un electorado fiel que rechaza a Cristina, cuya fuerza radica en los distritos obreros y de clase media baja que rodean a la capital argentina. Macri es el político más popular del oficialismo y Cristina conserva un 30% de intención de voto en el distrito bonaerense. El macrismo también ronda el 30% de apoyo en la provincia de Buenos Aires que es clave para ganar una elección en Argentina. Están muy por delante del resto de competidores.

Cristina Kirchner confirmó el sábado su precandidatura a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires para las elecciones legislativas de octubre por el frente Unidad Ciudadana, el nuevo sector político que lanzó hace unos días y con el que pretende regresar al gobierno.

La expresidenta lleva como segundo en la lista a su excanciller Jorge Taiana. Hubo algunas sorpresas en las listas kirchneristas. Por ejemplo, para diputado en la provincia de Buenos Aires el excandidato presidencial kirchnerista Daniel Scioli va recién en el quinto puesto. Los primeros lugares de la lista también llamaron la atención ya que no son figuras conocidas: Fernanda Vallejos, una economista cercana al exministro de Economía Axel Kicillof, y Roberto Salvarezza, un científico que presidió el Conicet entre 2012 y 2015.

La confirmación de la postulación de Cristina Kirchner se conoció a pocas horas de que cerrara el plazo legal para presentar las listas para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del próximo 13 de agosto, de las que saldrán los candidaturas definitivas para las legislativas del 22 de octubre.

Al postularse por su nuevo sector político por fuera del Partido Justicialista (PJ), Cristina evita así una interna con su exministro de Interior y Transporte Florencio Randazzo, que encabezará una lista al Senado por el PJ.

Así, el peronismo se presentará dividido en tres frentes en la carrera por el Senado: Unidad Ciudadana, el nuevo sector de Cristina; el PJ con Randazzo; y el de la coalición 1País, con Sergio Massa y Margarita Stolbizer.

En filas del oficialismo, el viernes se había confirmado que el ministro de Educación, Esteban Bullrich, encabezará la lista de Cambiemos —el grupo de Macri— al Senado por la provincia de Buenos Aires.

Fuera de la provincia de Buenos Aires, destaca la postulación como precandidato del PJ al Senado del expresidente Carlos Menem, de 86 años, que ya había anunciado hace unas semanas que volvería a competir para renovar su banca, que ocupa desde 2005.

Las legislativos de octubre renovarán 127 de los 257 escaños de la Cámara de Diputados, y un tercio de las bancas (24) en el Senado. Unos 34 millones de argentinos están habilitados para votar. Estas elecciones llegan después de dos años en los que ninguna fuerza política ha tenido la mayoría en el Congreso, por lo que servirán para medir el apoyo con el que cuenta el frente Cambiemos de Macri tras casi dos años en el poder, y qué base tiene Cristina para intentar el regreso. (EFE, AFP, Reuters, La Nación)

Archivan denuncia a director de inteligencia

La Justicia argentina confirmó este viernes el sobreseimiento del jefe de Inteligencia del gobierno, Gustavo Arribas, que había recibido el respaldo del presidente Mauricio Macri luego de ser acusado por un operador de la brasileña Odebrecht de recibir giros por 850.000 dólares en 2013.

La Sala 3 de la Cámara de Casación ratificó el sobreseimiento del titular de la Agencia Federal de Inteligencia, al rechazar la apelación que hizo la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) a un fallo de primera instancia del juez Rodolfo Canicoba Corral. Los integrantes de esta instancia justificaron la decisión en el hecho de que cuando ocurrieron los hechos investigados Arribas no era funcionario.

Arribas es hasta ahora el único nombre que había surgido en Argentina vinculado al escándalo conocido en Brasil como Lava Jato. El funcionario había sido señalado por el brasileño Leonardo Meirelles, operador financiero de Odebrecht, condenado en Brasil y que confesó estar a cargo del pago de sobornos de la corporación, por lo que se abrió una causa en la Justicia argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)