CRISIS CON EL RÉGIMEN DE KIM JONG

Corea del Norte alardea con su misil y EE.UU. aumenta presión

Trump reclama a China que corte el suministro de petróleo al régimen de Kim

Kim Jong-un en el momento en que se lanzó el misil. Foto: Reuters
VEA EL VIDEO

Corea del Norte hizo alarde ayer jueves de su nuevo misil intercontinental que lanzó esta semana y que asegura es capaz de alcanzar a ciudades de Estados Unidos. Se trata del modelo más grande y mejor diseñado exhibido por el régimen de Kim Jong-un, pero que aún arroja dudas sobre la verdadera viabilidad del arsenal norcoreano.

Este último lanzamiento desató toda una movida diplomática de Estados Unidos para forzar a Corea del Norte a abandonar su programa de arsenal nuclear. Donald Trump está ejerciendo toda su presión sobre China y Rusia, los dos socios comerciales del régimen norcoreano.

Europa, al igual que Estados Unidos, también está al alcance de los misiles balísticos norcoreanos, advirtió ayer jueves la ministra francesa de Defensa, Florence Parly. "Pocas ciudades europeas podrían escapar" a estos misiles, agregó.

Además de un breve video de su lanzamiento, los medios norcoreanos publicaron ayer jueves 42 fotografías del nuevo misil balístico intercontinental (ICBM), el Hwasong-15 (Marte-15 en coreano), disparado bajo la supervisión del propio Kim Jong-un, al que se ve sonriente. Las imágenes muestran un proyectil de punta más redondeada y mayores dimensiones con respecto al primer ICBM que probó con éxito en dos ocasiones el pasado julio, el Hwasong-14, por lo se cree que es un modelo nuevo.

El Estado Mayor Conjunto surcoreano (JCS) apoya esta tesis basándose en "claras diferencias, como la forma de la carga útil (la punta), el ensamblado entre la dos fases del misil o el tamaño", detalló a EFE un portavoz del Ministerio de Defensa.

La mayor longitud del Hwasong-15 hizo necesario emplear para su transporte una plataforma autopropulsada (TE) de 18 ruedas (el Hwasong-14 usaba una de 16).

El gran diámetro del Hwasong-15 también ha llamado la atención de los analistas, que creen que se debería a un cambio de motores y por una serie de inyectores añadidos con respecto al Hwasong-14. Todo ello habría hecho posible el mayor impulso del misil, que voló 950 km y alcanzó una altura de 4.475 km —la máxima jamás alcanzada por un proyectil norcoreano— antes de caer al Mar de Japón.

Corea del Norte dijo que el misil puede portar una cabeza atómica grande y alcanzar todo Estados Unidos, y muchos creen que de haberse disparado con un ángulo más cerrado podría en efecto haber recorrido más de 13.000 kilómetros, suficiente para llegar a la Costa Este.

Aun así, los analistas dudan que el Hwasong-15 logre alcanzar esa distancia si el régimen le equipa de verdad un arma nuclear, ya que se cree que Corea del Norte aún no desarrolla cabezas lo suficientemente ligeras.

También se duda de que el vehículo que porta las cargas explosivas sobreviva a la reentrada atmosférica sin desintegrarse y estallar en el aire, como establece un análisis publicado por la web especializada 38North.

La misma web advierte sin embargo de que los progresos mostrados por el Hwasong-15 refrendan la tesis ya existente de sus especialistas: a Corea del Corte le queda en torno a un año para tener un ICBM viable para atacar la Costa Oeste de EE.UU.

Presión diplomática.

Ante este panorama, Estados Unidos desplegó todo su arsenal diplomático para doblegar al régimen norcoreano. En una sesión especial del Consejo de Seguridad de la ONU, instó a adoptar duras acciones. "El dictador de Corea del Norte hizo una elección ayer (por el miércoles) que coloca al mundo más cerca de una guerra, no más lejos", dijo la embajadora estadounidense, Nikki Haley, ante el Consejo. "En caso de guerra, no se equivoquen: el régimen de Corea del Norte será totalmente destruido", agregó.

Sin embargo, los planteos de Estados Unidos han tenido poco eco en China y Rusia, las dos potencias con incidencia en Corea del Norte.

Trump calificó ayer al líder norcoreano Kim Jong-un como un "cachorro enfermo" y amenazó con nuevas sanciones.

Haley dijo que Trump había hablado con el presidente chino, Xi Jinping, y lo había instado a cortar todo el suministro de petróleo a Corea del Norte, medida que asestaría un golpe devastador a la economía norcoreana.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, reiteró ayer ese llamado. "Pienso que los chinos ya han hecho mucho, pero también pensamos que pueden hacer más con el petróleo. Realmente les pedimos que corten más el suministro de petróleo", dijo. "Fue el arma más eficaz la última vez que los norcoreanos se sentaron a la mesa de negociaciones", añadió.

Pero el Ministerio de Relaciones Exteriores de China eludió las preguntas sobre el llamado estadounidense a un embargo petrolero, y su portavoz Geng Shuang se limitó a decir que Pekín acata las resoluciones de la ONU y respalda la desnuclearización de la península coreana.

Pekín ha apoyado una serie de sanciones que incluyen la prohibición de las importaciones de carbón, mineral de hierro y mariscos norcoreanos. La ONU también prohibió la contratación de trabajadores norcoreanos y limitó las exportaciones de productos refinados de petróleo.

Pekín teme que la adopción de medidas más duras haga colapsar al régimen norcoreano, desencadene una crisis de refugiados en su frontera y elimine una barrera estratégica que separa a China del ejército estadounidense en Corea del Sur.

En la agenda del G20 bajo presidencia de Argentina

Las pruebas con armas nucleares formarán parte de la agenda del G20 en 2018, durante la presidencia argentina del grupo, anunció ayer en Buenos Aires el canciller Jorge Faurie. "Creo que va a ser un tema de continuidad dentro de la agenda del G20 en el diálogo de los líderes por la preservación de la paz mundial y por evitar ejercicios como los que realizan algunos países que comprometen la estabilidad mundial", dijo el ministro. Consultado por el papel que pueden tener en la agenda del G20 los ejercicios nucleares de Corea del Norte, Faurie ratificó que la posición de Argentina es en defensa del uso de todo lo que sea nuclear "para fines pacíficos".

Potencias ausentes en ceremonia del Nobel

En medio de la crisis con Corea del Norte, se supo ayer que los embajadores de las potencias nucleares occidentales, no asistirán a la ceremonia de entrega del premio Nobel de la Paz a la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN).

"Es decepcionante pero es una señal clara de que nuestra campaña (...) tiene un impacto", consideró en Twitter Beatrice Fihn, directora de la ICAN, una coalición de oenegés galardonada el 6 de octubre con el premio Nobel de la Paz por promover un histórico tratado de prohibición de las armas atómicas.

Uruguay, testigo del debate en la ONU

La sesión del miércoles del Consejo de Seguridad de la ONU dejó expuesta una vez las diferencias entre Estados Unido, Rusia y China en torno a la crisis con Corea del Norte. Estados Unidos advirtió que Corea del Norte será “totalmente destruido” si estalla una guerra, pero Rusia rechazó aislar más al régimen de Kim Jong-un y China eludió dialogar sobre un embargo petrolero.

“El dictador de Corea del Norte hizo una elección ayer (por el miércoles) que coloca al mundo más cerca de una guerra, no más lejos”, dijo la embajadora estadounidense, Nikki Haley, ante el Consejo de Seguridad de la ONU. “En caso de guerra, no se equivoquen: el régimen de Corea del Norte será totalmente destruido”, agregó la representante de Donald Trump.

A su lado, el embajador uruguayo ante la ONU Elbio Rosselli seguía con atención el debate entre las grandes potencias.

El llamado de Haley a las naciones a “cortar todos los lazos con Corea del Norte” fue rechazado ayer jueves por el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov. “En varias ocasiones hemos subrayado que la presión de las sanciones se ha agotado y que las resoluciones que impusieron sanciones implicaban necesariamente retomar un proceso político y reanudar las negociaciones”, dijo Lavrov a la prensa. “Las recientes acciones de Estados Unidos parecen haber sido dirigidas deliberadamente para provocar acciones bruscas de Pyongyang”, expresó Lavrov, citado por las agencias de prensa rusas.

Donald Trump -Presidente de EE.UU.

Trump desplegó ayer jueves toda su artillería en Twitter para presionar a China y criticar al dictador norcoreano Kim Jong-un, al que llamó "pequeño hombre cohete", y calificó de "cachorro enfermo".

Serguei Lavrov - Ministro de Exteriores ruso

Se niega a "cortar todos los lazos con Corea del Norte". "En varias ocasiones hemos subrayado que la presión de las sanciones se ha agotado", dijo, y acusó a EE.UU. de "provocar acciones bruscas" de Corea del Norte.

Florence Parly - Ministra de Francia

Europa, al igual que Estados Unidos, está al alcance de los misiles norcoreanos, advirtió la ministra francesa de Defensa. "Pocas ciudades europeas podrían escapar". Hay que "seguir en el camino de las sanciones".

Alemania - Ministro Sigmar Gabriel

Alemania reducirá aún más su presencia diplomática en Corea del Norte y pedirá al régimen de Kim Jong-un que haga lo mismo en Berlín, anunció el ministro de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)