FINANCIACIÓN DE PARTIDOS POLÍTICOS

Tupabandas: MPP ataca al policía denunciante

Sin nombrarlo, Bonomi y Mujica lo calificaron de coimero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bonomi dijo que Vica Font incurrió en un delito por no denunciar los hechos. Foto: M. Bonjour

En menos de dos días, dos dirigentes históricos del MLN y del MPP, José Mujica y Eduardo Bonomi, dispararon munición gruesa contra el exdirector de Hurtos y Rapiñas, Eduardo Vica Font, quien denunció que en los años 90 cuatro tupabandas habrían entregado dinero a un comité de base de Eleuterio Fernández Huidobro para financiar medios de comunicación de esos grupos políticos.

En el lanzamiento del "4º Encuentro interliceal por la convivencia y el juego limpio" del Programa Pelota al Medio a la Esperanza realizado en el Estadio Luis Franzini del club Defensor Sporting, Bonomi dijo a El País que un policía que declara que le dieron la orden de no investigar, es un funcionario que incurrió en un ilícito.

Enseguida agregó: "Si ese policía tenía elementos para decir 20 años después que habían sucedido determinadas cosas, por qué en aquellos años no lo llevó a la Justicia en su momento. No cumplió como policía. No cumplió como ciudadano y cometió un delito".

La fiscal penal Stella Llorente analizó las declaraciones de Vica Font efectuadas a El País y decidió pedir a la Justicia que reabra la investigación sobre asaltos a bancos efectuados en los años 90 para determinar si existieron vinculaciones entre dirigentes del MLN y asaltantes de bancos.

Bonomi estuvo de acuerdo en que se reabra la causa. "Un poquito después de esa época, se hablaba de las clínicas abortivas clandestinas también. Se hablaba mucho. Se hablaba que no estaban muy investigadas. Habría que preguntarle a quien era el responsable de la investigación en ese momento por qué no se investigaba", dijo Bonomi sin mencionar a Vica Font y haciendo alusión a que las clínicas abortivas pagaban coimas a jerarcas policiales de la época.

En rueda de prensa, Bonomi fue consultado sobre si se refería al exdirector de Hurtos y Rapiñas de la Jefatura de Montevideo. "Yo dije lo que dije. Se puede averiguar en la época quién fue", respondió. El miércoles 21, Mujica también la emprendió contra Vica Font. "En todo lo que leí que hacen historias, y este señor comisario (sic). Creo que no tiene nada que ver, porque lo va a averiguar la Justicia. Yo sé porque soy viejo y tengo memoria, ese señor sabe mucho de clínicas clandestinas (...) digo que sabe, nada más. Estoy a disposición de la Justicia", dijo el senador a Telenoche.

El mismo miércoles, en una sesión del Plenario del Senado, Mujica había reconocido que "es muy probable que tres o cuatro militantes" del MLN-T fuera de control "hubieran emprendido otro camino" aludiendo a las tupabandas. Bonomi coincidió: "Creo que hubo algún caso que fue público. Más allá de eso no tengo elementos".

Gavillas.

En declaraciones realizadas a El País el domingo 18, Vica Font dijo que investigaba a una tupabanda que supuestamente entregaba parte del dinero robado a un comité de Eleuterio Fernández Huidobro ubicado en la calle Ejido. Pero no pudo profundizar en la investigación porque recibió una llamada de un jerarca que dijo que no siguiera. Ascendió y luego se retiró de la Policía.

Bonomi duda que Vica Font haya recibido esa orden y tampoco cree que "sucedieran las cosas" como narró el policía.

En los años 90, dijo Bonomi, la prensa hablaba de las "polibandas" y no de las tupabandas. Agregó que los hechos que refiere Vica Font involucran a cuatro policías de Radiopatrulla, a un agente de Tránsito procesado y uno o dos civiles procesados, dijo. "A esa banda le cabía más el título de polibanda que tupabanda. Tupabanda fue una construcción de los propios policías involucrados para desviar la atención sobre el nombre para el otro lado. La prensa en su momento no lo tomó y sí lo toma ahora. Me parece equivocado", dijo.

Vica Font dijo que en los años 90 operaron seis bandas: una de policías y asaltantes; otra de delincuentes liderados por "Cotorra loca" y las cuatro restantes integradas por algunos tupamaros históricos.

"Presos impedían que otros se alimentaran".

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, expresó que reclusos, alojados en un sector del Módulo 8 del Comcar, impedían que otros presos pudieran recibir la comida que entregaban los guardias. "Este problema no se esperaba. No se debe a alimentación insuficiente por parte de las autoridades del Comcar, sino que lo que ocurrió fue que personas privadas de libertad impidieron comer a otras durante un tiempo determinado", expresó Bonomi.

El problema fue detectado cuando ya había provocado "consecuencias", advirtió el titular de Interior. Agregó que las víctimas no hicieron la denuncia a la guardia de dicho penal.

El juez penal Nelson dos Santos solicitó la revisión de unos 6.500 presos alojados en cárceles de Montevideo para detectar si existen más casos de desnutrición.

Por su parte, el comisionado carcelario parlamentario, Juan Miguel Petit, planteó a la Comisión de Seguimiento del Sistema Carcelario de la Asamblea General que el Ministerio del Interior debía habilitar más recursos, personal y otras necesidades al Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) para que pudiera cumplir adecuadamente con sus planes en las cárceles, algunos de los cuales comparte.

Petit también pidió a la comisión que interceda ante Bonomi para generar un acuerdo político entre oficialismo y oposición sobre cárceles como el que se concretó en 2010. "El módulo 8 del Comcar es un agujero negro", dijo Petit en la comisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)