FRENTE AMPLIO

Subsidio a los alquileres puede beneficiar a privados, advierten

Es un proyecto del Poder Ejecutivo para atender la demanda habitacional.

Hay diferentes enfoques sobre cuál debe ser el cometido de la iniciativa. Foto: F. Ponzetto
Hay diferentes enfoques sobre cuál debe ser el cometido de la iniciativa. Foto: F. Ponzetto

Desde el Frente Amplio se advierte que el proyecto de ley de subsidio a la cuota de vivienda "puede generar un efecto boomerang" que termine "engordando" las ganancias de los bancos, empresas constructoras e inmobiliarias.

La iniciativa fue remitida al Parlamento por el Ministerio de Vivienda y en la exposición de motivos se establece que se pretenden modificar algunas características del actual régimen, para transformarlo en un sistema de subsidio a la demanda habitacional.

Según el proyecto, los subsidios podrán aplicarse a contribuciones al pago de alquileres de viviendas de propiedad privada de interés social.

El pasado 23 de octubre, el Ministerio de Vivienda modificó los topes salariales para familias objetivo del Plan Quinquenal de Vivienda. Hasta ahora existía un tope de ingreso único independiente de cada integrante del hogar de 60 UR ($ 60.870). Esto generaba distorsiones porque podría ocurrir que en ese hogar hubiese dos personas o núcleos superiores.

La nueva escala comienza en un tope de 40 UR ($40.580) para un integrante, 60 UR para dos, 72 ($ 73.043) para tres, 84 ($ 85.217) para cuatro y 96 ($ 97.391) para cinco o más integrantes.

De acuerdo a la norma que está ahora a estudio del Senado, en los casos de que el alquiler exceda el 25% de los ingresos del núcleo familiar ése núcleo podrá ampararse al subsidio, lo que genera una reducción de los montos que la familia deberá destinar al alquiler.

Si bien se entiende que la medida tiene un impacto positivo, el diputado del Frente Amplio Felipe Carballo (Lista 711) alertó que si no se trabaja en otras propuestas "los grandes beneficiados serán los operadores inmobiliarios, los constructores y en definitiva el mercado con precios de alquiler y compra en alza y no tendientes a disminuir".

Carballo dijo a El País que observa "con preocupación" que los recursos del Fondo de Vivienda "por la vía de los hechos deban ser destinados exclusivamente a subsidios, ya que con esta apertura serán miles de familias que se ampararan a este beneficio".

"Nos vemos en la obligación de alertar que los subsidios, como única forma de atender el acceso a la vivienda pueden generar un efecto boomerang y nos preocupa que el aumento de los subsidios a largo plazo terminen engordando las ganancias de los especuladores como la banca, las empresas constructoras y las inmobiliarias", señaló Carballo. Además, teme que esta política arriesgue el avance en políticas de construcción como son las cooperativas, Mevir o el PIAI.

El diputado dijo que "el subsidio es una excelente herramienta de impacto inmediato", pero que debe ser acompañada con otras medidas como por ejemplo el avance hacia una ley general de alquileres, la exoneración de IVA a los materiales y la rebaja del interés a todas las cooperativas de vivienda.

Así, opinó que sin el control de precios "estaremos asegurando a los arrendadores que sus aspiraciones estarán aseguradas, generando a largo plazo un aumento de los alquileres".

El diputado Gerardo Núñez del Partido Comunista presentó un proyecto de ley para regular el valor de los alquileres, el cual se encuentra a estudio de la Cámara de Diputados. El mismo plantea un tope al precio de los alquileres y sanciona con multas económicas a los propietarios de viviendas desocupadas por más de seis meses.

En la opinión de Carballo, "se debe trabajar para encontrar las herramientas que posibiliten la intervención del Estado en la fijación de precios de los alquileres.

El director de Vivienda Salvador Schelotto dijo a El País que el beneficio de subsidio a la cuota "es para toda la población que ingresa a los programas". "Lo que hoy era un decreto reglamentario desde el 2008, pasa a ser ley si se aprueba en el Senado lo que tiene otra solidez jurídica. No cambia nada, solo se le da una mayor jerarquía jurídica a una norma", señaló.

Schelotto dijo que esto está pensado "para las personas que necesitan y no para las que tienen buenos ingresos". En ese marco, descartó que por la aplicación de esta política se hagan menos viviendas.

"No solo no afecta la construcción de vivienda, sino que mantiene y continúa la política", indicó. En tanto, dijo que se continúa con las políticas de construcción de viviendas públicas, tanto en cooperativas, como realojos o edificaciones nuevas y para jubilados del Banco de Previsión Social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)