TECNOLOGÍA MILITAR

Robots que protegen ante amenazas de explosivos

Uruguay tiene tres; el último fue adquirido en el año 2008.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El equipo anti explosivos reduce el riesgo al que se somete el personal. Foto: V. Rodríguez

La Brigada de Explosivos del Ejército Nacional cuenta con tres robots a disposición que son los que brindan la primera respuesta ante una amenaza de bomba.

El primero llegó a Uruguay en 1997, el segundo en 2006 y el último, apodado "el marciano" (el más pequeño), fue adquirido en 2008. Para la desactivación de explosivos, en la mayoría de los casos deben ser los efectivos humanos quienes deben enfrentarse directamente a los mismos.

"Es un medio de operación remoto, que en primera instancia evita la exposición del operador, el soldado en sí, para que no se acerque a lo que sería un artefacto explosivo", explicó a El País Gonzalo Barros, Oficial del Servicio de Material y Armamento de la Brigada de Explosivos, durante la exhibición de los robots realizada en el Parque de la Hispanidad.

En caso de que el robot, por alguna circunstancia no pueda acceder al elemento investigado, "el paso que sigue es la actuación del operador (soldado) vistiendo un traje especial que protege al hombre ante una eventual explosión", dijo Barrios. Se cuenta además con equipos de rayos X que permite sacar placas a distancia del artefacto, obteniéndose una imagen en tiempo real para visualizar el interior del objeto pudiendo detectar la presencia de narcóticos o de explosivos.

También cuentan los denominados cañones desintegradores, que permiten desmontar una amenaza lanzando agua a mucha presión, tecnología que también está incorporada a los robots.

Equipo.

La Brigada de Explosivos del Ejército y su Equipo de desactivación de Artefactos Terroristas cuenta con 25 efectivos entre los oficiales y el personal subalterno, dependiente del Servicio de Material y Armamento.

Tiene la competencia exclusiva a nivel nacional para intervenir en "todo hecho que involucre artefactos explosivos y mezclas incendiarias con finalidad terrorista". Establece normas de comportamiento ante la presencia de supuestos artefactos terroristas, por lo que es el único órgano a nivel nacional que puede participar en cualquier momento, en operaciones reales y de elevado riesgo en el que haya explosivos.

El personal especializado de la unidad, tiene asimismo la responsabilidad de abocarse a la seguridad de autoridades y mandatarios internacionales cuando se realizan reuniones, congresos y convocatorias públicas con participación del ejecutivo nacional, como los Consejos de Ministros ampliados, y eventos públicos en masa, con la finalidad de resguardar la integridad física de los concurrentes.

El último caso en vía pública.

El 15 de abril pasado, una vecina de Malvín denunció la presencia de algo que parecía ser una bomba. Personal de la Brigada de Explosivos se trasladó hasta el lugar y realizó el chequeo correspondiente. Felizmente, no era un artefacto explosivo. Se requirió un importante despliegue que culminó con la presencia militar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)