LAS DIFERENCIAS POR LA INVERSIÓN PÚBLICA

Recorte pasó por empresas públicas, no por ministerios

Cayó 36% la inversión en entes y no hubo ahorros en el resto del Estado.

El gobierno del presidente Tabaré Vázquez está afinando el lápiz de las proyecciones y en aproximadamente dos semanas dará a conocer el ajuste presupuestal para enfrentar el contexto económico adverso. La rigidez del presupuesto de la administración central indica que el recorte deberá pasar por las empresas públicas, donde en 2015 las inversiones experimentaron una caída del 36% con respecto a 2014.

El equipo económico de gobierno reconoció que las proyecciones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) incluidas en la Ley de Presupuesto —2,5% para 2015 y 2016— fueron excesivas y atribuyó esto al deterioro acelerado de la economía global. Ahora un pequeño grupo de funcionarios del Ministerio de Economía está trabajando en la revisión de proyecciones del gobierno y hay hermetismo con respecto al origen de los recortes presupuestales.

Una alternativa que está arriba de la mesa es la posibilidad de posponer programas o pausarlos en el tiempo, pero según se comprometió el gobierno el gasto social no sufrirá modificaciones.

En el Frente Amplio señalan como una fortaleza el hecho de que la baja en el crecimiento no incida en el incremento de la pobreza e indigencia.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, expresó la semana pasada que el gobierno será "cuidadoso" con la distribución del Presupuesto y "cada gasto que se realice". Aunque aclaró que no estará comprometido el gasto social, "el resto del gasto público deberá ser revisado y controlado con muchísima cautela para poder generar las mejores condiciones que aseguren continuar creciendo".

A su vez, el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, se refirió a las áreas que podrían sufrir recortes. "No se analiza dar de baja a algún proyecto, sino diferirlo un poco en el tiempo, o pausarlo más para atender la situación y no tocar la inversión social", señaló al portal elcambio.uy.

En el gobierno hay poco margen para recortes. En 2015 los gastos primarios del sector público (no tienen en cuenta los pagos de deuda) crecieron 7% respecto a 2014, es decir por debajo de la inflación (que fue de 9,44% el año pasado). Así, de las arcas públicas salió el equivalente a US$ 14.172 millones el año pasado (lo que representa el 27% del tamaño de la economía). Al evaluar qué ocurrió en la administración central (ministerios, Presidencia y organismos descentralizados) con el gasto presupuestado (venía de la administración anterior) y el efectivamente ejecutado, se puede ver que no hubo ahorro. La ejecución del gasto fue del 91,7% del total presupuestado en 2015 y había sido de 91,3% del total presupuestado en 2014, según datos procesados por El País. Eso, además, sobre un presupuesto mayor en 2015 respecto al de 2014.

Encontrar dónde cortar no es sencillo. La rigidez presupuestal fue reconocida por el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, a El País. "Cuando presentamos el Presupuesto, dijimos que el 70% son gastos e inversiones de las cuales no se pueden cambiar porque corresponden a retribuciones personales, compromisos asumidos o transferencias previstas en la Constitución y las leyes", dijo García.

A comienzos de marzo, en una entrevista con El País, el socio de CPA Ferrere, Gabriel Oddone, había dicho que "la única señal que tenemos que el sector público está ajustando algo, es por la rebaja de gasto discrecional, de la inversión. El resto del sector público todavía no inició su proceso de ajuste y ese es el punto en el que el gobierno tiene que transmitir señales".

Oddone había agregado que "no es cualquier camino de austeridad, no es decir voy a cortar todo. Es trazar un plan, creíble, consistente, racional para cuidar los temas de equidad, de la inversión".

En los egresos del gobierno central más el Banco de Previsión Social (BPS), todos los rubros muestran un aumento al comparar 2015 frente a 2014, salvo uno. Así el gasto en salarios creció 8,5%, los gastos no personales 11%, las pasividades 13,8% y las transferencias 7,9%. El único que cae son las inversiones: 21,7% menos. El mayor recorte viene por el lado de las empresas públicas (ver aparte), que explican la mitad de la inversión.

Medidas.

Al principio del gobierno, Vázquez anunció medidas de austeridad para bajar el gasto. Se ordenó reducir la cantidad de misiones oficiales al exterior y se exigió por decreto una justificación previa a cada uno de los viajes.

En los hechos, los viajes de ministros al exterior cayeron casi a la mitad en los primeros nueve meses del gobierno de Vázquez, con respecto a igual período de la administración del exmandatario José Mujica.

Un relevamiento efectuado por El País, en base a información disponible en la página web de Presidencia de la República, da cuenta que desde marzo a noviembre se autorizaron 53 misiones oficiales al exterior de ministros, contra 92 aprobadas en igual período de 2010. Sin embargo, esas cifras no se notaron en el resultado global de gastos de la administración central, donde casi no se generaron ahorros.

El recorte de inversiones en las empresas públicas en 2015.

En el año 2015, el ajuste de gastos pasó por las empresas públicas. Según datos procesados por El País, las inversiones de entes autónomos y servicios descentralizados cayeron 36% en pesos corrientes. Así invirtieron el equivalente a US$ 578 millones en 2015.

Eso fue lo que más influyó para que los gastos totales de las empresas públicas bajaran 9% en pesos corrientes en 2015 frente a 2014, totalizando casi US$ 5.800 millones.

Al analizar por empresa, la única que incrementó sus inversiones fue la ferroviaria AFE con 300% más en 2015 que en 2014. Aunque sus montos son ínfimos en el total invertido por las empresas públicas, apenas el equivalente US$ 11 millones en 2015.

Los otros casos extremos son los de Ancap que desinvirtió durante el año pasado y la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) con inversión de $ 0, según los datos del Ministerio de Economía. En el medio está el resto de los entes. En el caso de Antel, la caída de inversiones en 2015 respecto a 2014 fue de 35,3% menos. Por el lado de UTE, la baja en la inversión respecto a 2014 fue de 25,2%, la reducción en OSE fue de 9,9% y la de la Administración Nacional de Puertos de 9%.

Al comparar 2015 con 2013 (año no electoral) la reducción de las inversiones de las empresas públicas es de 33,9%.

ECONOMÍA.

Presión en el FA por inversión pública.

La Agrupación Nacional de Gobierno del Frente Amplio analizará el 5 de mayo la situación económica financiera del país y los ajustes de proyecciones que se harán de cara a la próxima Rendición de Cuentas que será presentada antes del 30 de junio. La reunión será conducida por el vicepresidente Raúl Sendic y tendrá carácter informativo, porque no se tomarán resoluciones.

En la coalición hay preocupación por la actual situación económica y muchos sectores como el Partido Comunista y el Movimiento de Participación Popular (MPP) se oponen al recorte de inversiones en las empresas públicas, dado que entienden que son el "motor del crecimiento" del país.

En este contexto, los comunistas proponen iniciativas para lograr que la economía siga creciendo "con justicia social". En el menú están: la construcción de cadenas productivas (en la carne, la pesca, la metalurgia y el cuero) y "el incremento sin miedo y sin culpa de la inversión pública". Esto mismo es planteado por economistas de izquierda, que reclaman la aplicación de medidas contracíclicas para enfrentar la desaceleración de la economía.

Durante la discusión del Presupuesto, tanto los comunistas como el MPP pidieron "no jugar al achique" y seguir invirtiendo en las empresas públicas. En tanto, el Frente Líber Seregni (sector que lidera el ministro de Economía Danilo Astori) pidió "cuidar el gasto".

En una entrevista con El País, el director de la Oficina de Planteamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, señaló que "las empresas públicas son uno de los motores importantísimos de crecimiento, pero no son el único ni muchos menos".

Más salarios.

El PCU, al que pertenece el director nacional de Trabajo, Juan Castillo, también impulsará cambios en los lineamientos salariales del Poder Ejecutivo en el Consejo de Salarios, algo que viene siendo planteado de forma reiterada por el Pit-Cnt. Según indican, el mantenimiento del crecimiento se logra con aumento de salarios que sostengan el consumo en momentos donde las exportaciones registran una importante caída. Además, destacan que "el crecimiento salarial es el elemento más importante y directo para redistribuir el ingreso y la riqueza".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)