representantes no oficialistas REGRESAn AL DIRECTORIO

Oposición vuelve a Ancap y pone lupa en cal y naftas

Labat asume dirección luego de casi cuatro meses ausente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El director por la oposición pretende aportar y controlar la actividad. Foto: G. Pérez

Pasaron casi cuatro meses desde que el representante del Partido Nacional, Diego Labat, dejó su oficina en Ancap. Y ese lapso no estuvo ausente de noticias dentro del ente. Tras el fin de la comisión investigadora, se presentaron 22 denuncias ante la Justicia penal por parte de toda la oposición, asumió un nuevo directorio y se conoció que en 2015 la empresa perdió por día más de US$ 542.000, lo que totalizó en el ejercicio un rojo de US$ 198 millones.

El martes asumirá nuevamente en su cargo en una ceremonia que de antemano se prevé íntima, con la presencia del directorio y la ministra de Industria, Carolina Cosse. El economista y contador que no fue ajeno al proceso que derivó en la caída del directorio anterior y las instancias que llevaron a la empresa ante la Justicia, prevé mantener "la misma impronta" de "participar activamente, aportar y ser la pata de control" que había tenido hasta que fue removido.

"Espero que esta vez se dé un funcionamiento más normal porque creo que la investigadora afectó mucho y en los hechos no se dio lo que hubiese querido", dijo Labat a El País, y explicó que eso se debió a que "mucha de la discusión se dio de forma pública porque en la interna no se daba".

De todas formas considera que una vez que comiencen las citaciones ante la Justicia "seguramente los decibeles van a estar altos" y la gestión será "más difícil".

Preocupación.

El representante del Partido Nacional considera que el nuevo directorio de la empresa, que se caracteriza por tener un perfil más técnico bajo la presidencia de Marta Jara, "por lo que he visto está haciendo las cosas razonablemente bien".

"Creo que están alineados en que hay que hacer las cosas bien, y al ser más técnicos y no estar comprometidos con lo que se hizo, si bien son del mismo partido, creo que eso permite que sean más críticos", sostuvo Labat, que tiene más de 20 años de experiencia dentro del sistema financiero.

La planta de cal y sus pérdidas es uno de los factores que le "desvela" al director de la oposición. La industria forma parte de las 22 denuncias presentadas el 19 de abril por los partidos de la oposición por la gestión de Ancap bajo gobiernos del Frente Amplio a la justicia de Crimen Organizado y, además, ha tenido un fuerte peso negativo en el balance.

Pero Labat también está preocupado por un posible incremento de los combustibles. "Mi temor es que se anuncie un aumento de las naftas ante la situación que vive el país y porque el resultado de Ancap en abril volvió a dar negativo". En abril, según la información publicada por el Ministerio de Economía y Finanzas, la empresa petrolera tuvo un déficit de US$ 18 millones.

Labat fue uno de los primeros funcionarios en denunciar la situación financiera de Ancap y ya en junio del año pasado planteó que la empresa debía ser capitalizada en unos US$ 700 millones, cifra que casi alcanzó la inyección de dinero que tuvo que hacer el gobierno a principios de este año para evitar la pérdida patrimonial de la empresa.

Con la asunción de Labat en el directorio de Ancap, se estima que se acelerará el proceso de contratación de un gerente general y se disolverá el Comité de Dirección, que inició la virtual "intervención" de la empresa en diciembre pasado, y se buscará que cada área asuma responsabilidad por su gestión.

Expectativa por citaciones ante denuncia penal; fiscal estudia caso.

El 19 de abril los partidos Nacional, Colorado e Independiente presentaron 22 denuncias penales por diferentes irregularidades en Ancap en una sede de Crimen Organizado derivadas del trabajo de la comisión investigadora del Senado en 2015. El caso desde entonces no tuvo avances y está a la vista de la fiscal del caso María de los Ángeles Camiño. Sin embargo, una vez que se comience a activar se estima que resurgirá la tensión entre la oposición y el oficialismo. Es que un número superior a 50 personas, entre funcionarios y empresarios privados, figuran en la lisa de posibles citados por el juzgado de Crimen Organizado. Las denuncias presentadas por el Partido Nacional fueron seis: sobre los contratos de publicidad, la construcción de la planta de cemento de Treinta y Tres, el contrato para construir el remolcador-empujador Ky Chororó, el acuerdo por la cancelación de la deuda con Venezuela, la triangulación entre Ancap, Petroecuador y la empresa holandesa Trafigura, y la intermediación de la empresa Exor en los negocios con Venezuela. El Partido Colorado llevó a los estrados cuatro denuncias que coinciden con las primeras del Partido Nacional. En tanto, el Partido Independiente también llevó al juzgado seis denuncias, cinco en común con blancos y una con los colorados (las cuatro primeras también en ambos casos). A diferencia de los blancos, el PI denunció como infracción aduanera la regulación tardía de importación de crudo y gas. La sexta denuncia tiene que ver con la adjudicación de contratos en la planta de Treinta y Tres. Unidad Popular contribuyó con cinco denuncias, coincidiendo en tres con los otros partidos y pidió que se investigue ALUR.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)