COMO SI FUERA UN JUEGO

Narcos usan escolares para llevar pasta base a barrios

Trasladan la droga en mochilas vestidos con túnica y moña, señaló Interior.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Se descubrió en los barrios Casabó, Cerro Norte y Villa Española. Foto: archivo El País

Bandas de narcotraficantes usan niños en edad escolar y bebés para trasladar drogas de un barrio a otro. Lo hacen en mochilas y pañales. También los utilizan como "campanas" para alertar cuando la Policía está cerca de una boca de venta de drogas.

El subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, admitió en la Comisión de Constitución y Legislación de la Cámara de Senadores que hoy en día "los niños también son utilizados para transportar drogas". Y señaló que "a veces, vestidos de escolares y con sus mochilas, pasan droga de un barrio para otro".

Según Vázquez, el microtráfico de drogas en Uruguay "en algún momento" se "transformó en una especie de forma de sobrevivencia". Esto ha hecho que "para muchos niños que se crían en este contexto social (en referencia a familias de barrios pobres), la venta de drogas no sea un delito sino que lo incorporan a sus vidas como una cuestión habitual".

A tal punto llega esto que maestras de escuelas de contexto crítico han confesado a las autoridades que los alumnos les dicen: "Maestra, me tengo que ir a las cinco de la tarde. No me puedo quedar ni un ratito más porque mi mamá tiene que vender droga y mi hermana hace la prostitución, y tengo que cuidar a mis hermanos menores", relató el subsecretario.

"Sabemos que las madres usan generalmente a niños para trasladar pasta base", añadió sobre este tema el director general de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas, Walter Menéndez, quien fue consultado por El País sobre este tema.

El funcionario advirtió que los barrios más afectados por esta situación son Cerro Norte, Villa Española y Casabó. "Pero también hay otros", aclaró. Y dijo que aunque se han dado casos con otras sustancias, la droga que más trafican es la pasta base.

Menéndez señaló que también se han dado casos de madres que trafican drogas en los pañales de sus bebés. Añadió que semanas atrás en un operativo, encontraron "dosis" de pasta base divididos en un montón de pañales.

El director general también sostuvo que las bandas "suelen usar a los niños para que actúen como campana". Estos hacen que están jugando en las inmediaciones de una boca o en el sitio donde se está traficando drogas, y en caso de que detecten algún patrullero u otro auto sospechoso de ser de la Policía, le avisan a los narcos lo que está sucediendo.

Desde el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), el consejero Héctor Florit dijo a El País no tener conocimiento de casos de este tipo. "No conozco situaciones de esta naturaleza, por lo cual no puedo confirmarlo ni desmentirlo. Tampoco es una situación pública o explícita que sea fácil de identificar", señaló.

La presidenta de la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu-Montevideo), Raquel Bruschera, también manifestó "desconocer" hechos de estas características.

Proyecto.

Por casos como estos, Vázquez señaló ante la comisión que el Gobierno considera clave que se apruebe un proyecto de ley enviado al Parlamento que crea un plan integral de lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado. Allí se prevé la asistencia de parte del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) a las familias de narcotraficantes que sean procesados.

El artículo 8 del proyecto de ley establece que en los casos que se produzca el procesamiento de personas por presuntos delitos de narcotráfico el Ministerio de Desarrollo Social y el Instituto del Niño y Adolescente (INAU) "deberán evaluar si a raíz de dicho procesamiento, estuvieren siendo afectados derechos de terceros que mantengan vínculos familiares, afectivos o de dependencia económica con los imputados".

En el caso que efectivamente fuera constatado esto, ambos organismos "deberán brindarle atención y seguimiento a los terceros afectados, integrándolos a los planes sociales específicos, de acuerdo a sus respectivas competencias".

"Entendemos que la participación del Mides en lo que hace a la protección social de las mujeres, niños y adolescentes va a permitir cortar este mecanismo de reproducción ampliada de gente vinculada a las drogas, sobre todo, niños y mujeres", dijo Vázquez.

Además consideró que se podrá "evitar que el fenómeno de las bocas de venta de drogas siga reproduciéndose en forma ampliada y, sobre todo, a expensas de las mujeres y de los niños y adolescentes".

Es que más allá de los niños, Vázquez dijo que han visto que "el crecimiento de casos de mujeres detenidas vinculadas al tráfico de drogas aumentó en forma exponencial".

"Es mucho mayor, proporcionalmente, el incremento del caso de mujeres procesadas por estar vinculadas al tráfico de drogas que el de hombres procesados por cualquier otro tipo de delitos", concluyó.

Delitos alrededor de las bocas de droga.

"En el entorno de las bocas de venta de drogas se producen también otros delitos importantes como el hurto, la rapiña, el homicidio, etcétera. O sea que hay una cantidad de delitos que están atados al tema boca de venta de drogas, y eso nos preocupa mucho. De hecho, el aumento de las personas privadas de libertad también está vinculado al aumento de las operaciones que se han hecho contra las bocas de venta de drogas. Pensamos que el cerrar una boca de venta de droga también tiene efectos sobre los otros delitos", precisó el subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez.

En 2015 la Policía logró desbaratar 414 bocas de drogas (160 en Montevideo), según las cifras del propio Ministerio. En cuanto a las sustancias incautadas, se han encontrado 1.156.152 gramos de marihuana, 41.643 de cocaína, 36.348 de pasta base y 490 plantas. De estos procedimientos se han procesado con prisión a 380 personas, sin prisión a 54 personas y 7 menores fueron internados.

Justicia deja libre a mujeres narcotraficantes.

El subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, calificó el incremento de mujeres procesadas por el tráfico de drogas como "un problema social realmente importante", y contó que "en alguna oportunidad los jueces han dejado en libertad a algunas mujeres con prisión domiciliaria porque son el sostén de la familia".

"Hay gente que queda en situaciones económicas muy difíciles" y "nos parece que para que este fenómeno no se siga reproduciendo el Estado debe tener una intervención social importante. Por eso nos parece que esos niños y mujeres que quedan afectados al punto de partida de un procedimiento policial vinculado al narcotráfico deben ser abarcados por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) para que les haga un seguimiento, los sostenga, los ayude de alguna manera a salir adelante, incorporándolos a los planes que ya tiene para casos similares pero no vinculados al narcotráfico", dijo Vázquez ante la Comisión de Constitución y Legislación de la Cámara de Senadores, donde compareció esta semana.

Según las cifras del propio Ministerio del Interior, en el año 2015 fueron procesadas y penadas por faltas 14.519 personas. A una de cada tres le fue tipificado el delito de hurto (36,8%). Pero la tipificación más corriente, luego del hurto, es la del delito vinculado a estupefacientes. Por esto fueron tipificados el 10,9% de los procesados.

De las 14.519 personas procesadas y penadas en 2015, 90,7% son hombres y 9,3% mujeres.

De los procesados por estupefacientes, que son 1.322 personas contra 1.029 de 2014, el 24,6% (325) fueron mujeres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)