FOTOGALERÍA

El lago soñado estará listo en otoño

En marzo terminará la limpieza y en mayo las obras hidráulicas.

Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
Continúan los trabajos en el lago del Parque Rodó. Foto: A. Colmegna
En el lago del Parque Rodó conocido como “Cachón” funciona bien la cascada, pero la IMM reconoce que debe mejorar su mantenimiento. Foto: F. Ponzetto
En el lago del Parque Rodó conocido como “Cachón” funciona bien la cascada, pero la IMM reconoce que debe mejorar su mantenimiento. Foto: F. Ponzetto
En el lago del Parque Rodó conocido como “Cachón” funciona bien la cascada, pero la IMM reconoce que debe mejorar su mantenimiento. Foto: F. Ponzetto
En el lago del Parque Rodó conocido como “Cachón” funciona bien la cascada, pero la IMM reconoce que debe mejorar su mantenimiento. Foto: F. Ponzetto
En el lago del Parque Rodó conocido como “Cachón” funciona bien la cascada, pero la IMM reconoce que debe mejorar su mantenimiento. Foto: F. Ponzetto
En el lago del Parque Rodó conocido como “Cachón” funciona bien la cascada, pero la IMM reconoce que debe mejorar su mantenimiento. Foto: F. Ponzetto
En el lago del Parque Rodó conocido como “Cachón” funciona bien la cascada, pero la IMM reconoce que debe mejorar su mantenimiento. Foto: F. Ponzetto
En el lago del Parque Rodó conocido como “Cachón” funciona bien la cascada, pero la IMM reconoce que debe mejorar su mantenimiento. Foto: F. Ponzetto
En el lago del Parque Rodó conocido como “Cachón” funciona bien la cascada, pero la IMM reconoce que debe mejorar su mantenimiento. Foto: F. Ponzetto
En el lago del Parque Rodó conocido como “Cachón” funciona bien la cascada, pero la IMM reconoce que debe mejorar su mantenimiento. Foto: F. Ponzetto

Mientras continúan los trabajos en el icónico lago artificial del Parque Rodó, que en parte está perimetrado por las avenidas Gonzalo Ramírez y Julio Herrera y Reissig, en estos días llamó la atención el tendido de balasto sobre todo su fondo.

Se trata de una de las obras de recuperación y recomposición que debieron emprenderse sin que estuvieran previstas cuando se decidió vaciar y limpiar uno de los tradicionales paseos que ofrece Montevideo en sus áreas verdes.

En tanto aún el lodo no quedó totalmente extraído, se constató que el fondo del lago está por debajo del nivel del caño de salida natural. Para solucionar ese problema comenzó a nivelarse el terreno y establecer un piso más firme, algo que además ayuda a la movilización de la maquinaria y los camiones sin que se entierren en el barro. El material empleado es la capa superficial de las canteras de balasto, que no sirve para carreteras pero sí es requerido para obras de este tipo.

Esta etapa de los trabajos estaría terminada a mediados de marzo, de acuerdo a lo adelantado a El País por el arquitecto Rodolfo Talento, director del servicio de Obras de la Intendencia de Montevideo.

A la par está avanzando la limpieza del entorno verde, de árboles y arbustos, tanto en los bordes del lago como en las islas. Después llegará la reparación de los muros, otro imprevisto, y la instalación de los nuevos equipos de bombeo necesarios para hacer circular el agua en diversos puntos del lago.

Antes había una bomba que tiraba un altísimo chorro de agua, muy cerca del escenario para espectáculos al aire libre. Según Talento: "estaba deshecha".

Entre las demás bombas que tenía el lago, una aportaba agua de un pozo y otra recirculaba el agua de las lagunas posteriores de vuelta para el lago. Pero "nada de eso funcionaba", confirmó el arquitecto, quien todas las mañanas anda en la vuelta del parque, dirigiendo las obras.

El presupuesto de éstas, que se estimó en principio en 4 millones de pesos y hoy ya ronda los 5 millones (poco más de US$ 172 mil dólares), incluye la reposición de las bombas arruinadas y la instalación de más equipamiento, por ejemplo para crear una cascada que enriquezca la propuesta.

Más allá de las roturas de las bombas que derivaron en un estancamiento de las aguas casi permanente, salvo en días de lluvias copiosas, las patologías del lago terminaron agudizándose por la falta de un mantenimiento sostenido.

Hasta allí entran por ejemplo las bocas de tormenta de una calle interna del parque, por donde se cuelan hojas o ramas, además de las que caen en invierno desde las decenas de árboles circundantes y se pudren en las aguas, generando el lodo "al cual contribuyen los peces y las aves".

Talento calcula que al fin de los trabajos se estaría sacando, en volquetas y camiones, cerca de seis mil metros cúbicos de sedimentos. En relación al destino de la fauna que habitaba el lago, él contó que hubo diversas actuaciones. La Facultad de Veterinaria, a través del Instituto Pesquero retiró los peces. Los gansos, conejos y tortugas fueron adoptados por un par de ONG. Algunas de las aves han sido trasladadas por personal de la comuna hacia las lagunas que todavía conservan el agua.

Imprevistos.

Antes de iniciarse las tareas de recuperación del lago, había planteadas distintas ideas que a la postre quedaron descartadas. Entre ellas, la creación de "un desborde" en determinadas zonas en donde se pudiera juntar desechos flotantes.

En cambio, sí deberá abordarse arreglos que en una primera instancia no habían sido considerados. Al ir vaciando el lago quedó al descubierto que había una importante cantidad de metros de muro en condiciones críticas o ya desmoronados, sobre todo unos de ladrillos. La argamasa que los unía estaba hecha polvo.

La reestructura de esas paredes empezará a hacerse a mediados de marzo, y en mayo se daría el fin de obras en el lago.

Plazos y vallas.

"Ha resultado complicado el trabajo de base por las lluvias y porque el nivel del fondo está más bajo que el desagüe natural y eso provoca la acumulación de agua. Además hay un ingreso permanente de agua de la napa, lo cual nos obliga a que todos los días tengamos que meter las bombas durante tres o cuatro horas para sacarla y poder seguir trabajando", explicó el arquitecto Talento.

La maquinaria empleada no es toda propiedad de la Intendencia sino que debió arrendarse máquinas de orugas, como retroexcavadoras o retrocargadoras, necesarias en la medida que el suelo permanece fangoso. Esas contrataciones a privados también dilataron lo planificado.

Desde inicios de noviembre hasta el presente, por día trabajan de seis a siete obreros de la Intendencia, entre maquinistas, camioneros y operadores de las bombas.

A eso hay que sumar los externos; en total, no más de 15, cifra que se duplicará no bien pase a requerirse mano de obra para rehacer muros y ejecutar obras de alcantarillado y recirculación de las aguas con un sistema de bombas en los dos extremos del lago y puntos de descarga en el centro, que permitan asimismo airear el agua mediante picos difusores en varios chorros.

Estudian los pliegos para licitar juegos acuáticos.

La IMM hará un llamado a licitación para la concesión de actividades comerciales en el lago del Parque Rodó. El pliego de la licitación debe ser aprobado antes por la Junta Departamental de Montevideo. Se pretende hacer dos intervenciones: una vinculada a la explotación comercial, y la otra, al espacio público. El principal objeto del llamado será el de los juegos acuáticos, que podrán incluir lanchitas, como las que singularizaron décadas de historia del lago. Pero como otra atracción y como una actividad complementaria, la comuna desea que exista además un pequeño parador al costado del lago. La iluminación del parque en general y en especial en torno al lago principal y el castillo, es otra de las promesas.

Lago de las canteras con agua teñida de verde.

El lago de la Avenida Cachón del Parque Rodó, ubicado en la senda de la rambla hacia el Centro, caracterizado por su cascada, aparece desde hace tiempo con sus aguas tan verdes como lo estaban las del vecino de Ramírez y Reissig, famoso por sus lanchitas a pedal. Con las altísimas temperaturas de las últimas jornadas, la situación empeoró, las cianobacterias lo tiñeron por completo.

El director del servicio de Obras de la Intendencia de Montevideo, Rodolfo Talento, dijo a El País que por ahora "lo único que tiene de mantenimiento es el funcionamiento de la bomba que hace la cascada; sé que estuvo un tiempito parado y básicamente el problema es el mismo del lago principal; tendremos que encararlo en algún momento".

El servicio de Obras de la Intendencia tiene 130 empleados para cubrir muchísimos trabajos en espacios públicos, como el mantenimiento de fuentes, que cuenta con dos cuadrillas de tres personas cada una. No dan abasto. "Hay varias fuentes que están paradas y otras largando agua, pero sabemos que hay que hincarles el diente para hacerles mejoras", dijo Talento.

Solo en el Parque Rodó existen seis fuentes, cuatro funcionan. Una, por el monumento a Rodó, casi está lista, y para la del Patio Andaluz se mandó hacer las mayólicas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)