OPERATIVO POLICIAL

Hallaron un galpón con contrabando en Río Branco, hay 21 personas detenidas

Los productos llegaban desde San Pablo y eran acopiados en el depósito, para luego ser enviados en pocas cantidades a Montevideo.

VEA LA FOTOGALERÍA
Los productos eran enviados de San Pablo a Cerro Largo. Foto: Dirección Nacional de Aduanas.
El depósito fue descubierto por los efectivos que participaron del operativo "Aquiles". Foto: Dirección Nacional de Aduanas.

En el marco del operativo Aquiles llevado a cabo por el Grupo de Respuesta e Inteligencia Aduanera (GRIA) de la Dirección Nacional de Aduanas, 21 personas resultaron detenidas tras el hallazgo de un depósito de productos de contrabando.

Tras haberse desarticulado el puesto de control de Aduana que se encontraba sobre el Puente Mauá ─que une la ciudad brasileña de Yaguarón con Río Branco─, contrabandistas aprovecharon la ventaja y para trasladar mercaderías contrabando a un galpón de grandes dimensiones que alquilaron en la localidad ubicada en Cerro Largo. Luego de llevar los productos a ese lugar, la trasladaban en pocas cantidades a Montevideo.

De acuerdo a la información proporcionada por Aduanas, la investigación demandó varios meses y estuvo a cargo del GRIA, funcionarios de las Sedes Regionales Norte y Noroeste de Aduanas, efectivos de la Dirección Nacional de Migración y de la Jefatura de Policía de Treinta y Tres y personal de la Intendencia de Montevideo de las Divisiones Tránsito e Inspección General.

La organización delictiva estaba dedicada a la adquisición y traslado de mercaderías de contrabando de procedencia brasileña, y también de su posterior comercialización en distintos puntos de venta en Montevideo,.

Según Aduanas, como resultado de este operativo, además de los detenidos se incautaron tres vehículos y miles de prendas de vestir y calzados.

Modus operandi

Las acciones ilícitas se desarrollaban en dos modalidades. En una de ellas, se compraban las prendas de vestir en San Pablo para luego trasladarlas hasta la ciudad fronteriza de Río Branco a través del puente Mauá. Allí, las prendas eran acopiadas y depositadas en un galpón y los principales responsables de la operativa concurrían en vehículos de alta gama a levantarlas, para luego trasladarlas hasta su destino final en Montevideo.

En este marco, inclusive se utilizaban vehículos como “punteros”, encargados de detectar y comunicar la existencia de controles en ruta y cualquier otro tipo de acción que ponga en riesgo la operativa en curso.

En su otra modalidad, se ingresaban de contrabando otros tipos de mercaderías, (principalmente comestibles), que eran adquiridos en la ciudad brasileña de Yaguarón y tenían el mismo destino final.

En el transcurso de la investigación se detectó un cambio de modus operandi para el ingreso de las mercaderías. La organización comenzó a utilizar otros pasajes de frontera para las maniobras.

Los involucrados compraban los artículos en San Pablo y un ómnibus de una empresa internacional de turismo brasileña se encargaba del traslado hasta Montevideo y otras ciudades del interior. Además, se pudo saber que una vez en Montevideo, mercaderías fueron trasladadas hacia un depósito, desde donde después se distribuía para la venta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)