VERANO AGITADO EN LAS PLAYAS Y EN LA CALLE

Gorlero bajo asedio de sindicalistas y ambulantes

El alcalde de Punta del Este pidió ayer a la Policía del balneario el desalojo del campamento gremial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sindicato está instalado con camping, pancartas y banderas. Foto: R. Figueredo.

El alcalde de Punta del Este, Andrés Jafif, pidió el desalojo del campamento gremial instalado desde hace días en la plaza de las Américas, a la altura de la parada 1.

La denuncia fue radicada en en la Seccional 10ª del balneario esteño, a partir de una resolución adoptada por el concejo en las últimas horas.

La denuncia fue elevada por la Policía a la jueza de feria, Gilda Martinelli, titular del juzgado de paz de primer turno de Maldonado.

La jueza aún no definió si dará curso o no a la denuncia.

En caso de decretar el desalojo, los ocupantes de la plaza serán notificados de que deberán abandonar el predio. En caso de negarse, los policías actuantes pedirán refuerzos y procederán al desalojo de los dirigentes gremiales.

La plaza de las Américas se encuentra sobre avenida Gorlero en su intersección con la calle 32 frente a la escultura de "los dedos" y a la terminal de ómnibus del balneario.

El Sindicato Único Gastronómico y Hotelero del Uruguay, conocido por la sigla Sughu, instaló en ese lugar una carpa que es ocupada unos pocos de sus integrantes. Los ocupantes instalaron un mediotanque para preparar sus alimentos.

En el lugar fueron colocadas pancartas con leyendas alusivas a la movilización. En otras se identifican a los establecimientos hoteleros y gastronómicos que a su juicio no cumplen con la normativa de trabajo.

La plaza de las Américas cuenta con un mástil donde ondea el pabellón nacional. Alrededor del mismo fueron colocados otros mástiles de menor altura con los pabellones de otros países del continente.

Ambulantes.

En tanto, inspectores municipales de Maldonado accionaron en los últimos días en tramos de la avenida Gorlero para combatir la venta informal de vendedores ambulantes.

A comienzos de semana, los funcionarios se constituyeron en la Gorlero para retirar a varios manteros que se instalaron en la vereda.

En uno de los casos, se trató de una artista plástica que colocó grandes lienzos en la vereda. A unos metros de distancia, dos mujeres, una de ellas con un bebé acostado en un cochecito, vendían pulseras.

La actividad informal terminó cuando varios inspectores municipales se presentaron en el lugar

Luego de labradas las actas correspondientes, las vendedoras de pulseras y la artista plástica recogieron sus cosas y se fueron hacia otro lugar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)