DISCIPLINAS PELIGROSAS

Cuando hacer deporte te quiebra

Disciplinas causan lesiones graves; médicos cuentan historias y sugieren cómo prevenirlas.

Cientos de uruguayos realizan parkour, una disciplina de superación de obstáculos cada vez más practicada. Foto: Fabián Erroizarena
Cientos de uruguayos realizan parkour, una disciplina de superación de obstáculos cada vez más practicada. Foto: Fabián Erroizarena

El pasado 9 de noviembre, el multipremiado surfista británico Andrew Cotton sufrió un severo accidente en Nazaré, Portugal, luego de que una ola gigante le partiera la espalda durante una exhibición en esa playa. Fue trasladado de urgencia a un hospital, donde recibió auxilios médicos. Afortunadamente, sobrevivió al golpe.

"Nazaré puede ser muy imprevisible", indicó Cotton más tarde, desde la cama del hospital, según publicaron medios ingleses.

El surf, que se practica todo el año pero atrae más aficionados en verano, es uno de los deportes que generan lesiones más graves. Aunque las olas uruguayas no tienen las dimensiones de las de Portugal, han ocurrido serios accidentes aquí también.

El mismo día cumplía 30 años, el 19 noviembre de 2004, "Juancho" Posadas, surfista y "amante del mar", sufrió en Punta Colorada un accidente que le provocó una lesión medular severa, con inmovilidad en ambas piernas e insensibilidad en varios dedos de las manos.

Gastón Gioscia, médico deportólo, contó a El País que cada "deporte de riesgo" tiene su propia "epidemiología".

Hay dos tipos: unas son las lesiones traumáticas agudas cuyas afecciones más frecuentes son fracturas, golpes o cortes en el cuerpo; y las otras son "por repetición", y se dan por sobrecarga.

Los que practican surf son pasibles de padecer golpes con la tabla. "Puede haber también laceraciones (cortes) tras golpes contra las rocas", dijo Gioscia.

Alfredo Rienzi, deportólogo uruguayo con más de tres décadas, recuerda haber atendido a un surfista que estiró tanto sus piernas arriba de la tabla que tuvo una lesión en el abductor. "Rompió un tendón", contó.

Otro tipo de lesión habitual son las lumbalgias, dolores de hombro y en la rodilla por la posición que los surfistas tienen en la tabla.

Uno de los deportes por excelencia en donde suceden lesiones es el rugby. Hasta no hace mucho, las más graves eran las cervicales. "Era muy frecuente que hubiera una cuadriplejia. Ahora las reglas han cambiado para evitar esa lesión", comentó Rienzi.

Muchos terminan en el médico por las luxaciones de hombro, suscitadas cuando van a hacer un tacle.

Rienzi suele intervenir en el ligamento cruzado anterior que se lesiona cuando un oponente cae encima de la rodilla. "Es diferente a la de los futbolistas, que se rompen los ligamentos solos: cuando hacen un giro de la rodilla sin contacto y rompen el cruzado", comentó Rienzi.

Los deportes ecuestres son "riesgosos" porque, según Rienzi, se ha visto varias caídas que han causado daños cervicales y fracturas de diverso tipo.

Corredores.

En Uruguay son miles las personas que corren maratones y carreras de corta distancia. "Se corre a edades mucho más avanzadas. Lo hace gente de más de 50 años, que en otra época era impensado", comentó.

Pero correr más, no equivale a que sea mejor, según el médico. Depende de la persona: "Hay quienes están impecables con 50 años y otros no están tan bien". Quienes más lo practican sufren lesiones "por sobrecarga" cuyos diagnósticos principales son "tendinitis".

Las olas y el kayak.

Gioscia atendió a una persona que sufrió una lesión realizando kitesurfing, un deporte que consiste en el deslizamiento en una tabla, piloteado con una cometa. Estos deportistas suelen realizar saltos en el aire. Uno de ellos realizó un salto en falso y cuando cayó al agua sufrió una fractura de tibia. "Si caes mal, es como darte contra el cemento", comentó Gioscia. El hombre quedó a 500 metros y tuvo que remar como pudo con la fractura hasta la costa.

Navegar en kayak es otro de los deportes elegidos por decenas de uruguayos en verano. Álvaro Macagno, docente de esta disciplina durante 11 años, contó que cuando se corren olas puede haber golpes a nivel dorsal. "Si se te dio vuelta, la ola te pegó de costado y te tira para el otro. Podés golpearte en un brazo, en la cabeza, en la pierna", comentó. "Yo tuve golpes pequeños, no pasé por accidentes grandes", indicó.

Muchas de estas lesiones son imprevisibles. Pero las que implican sobrecarga sí se pueden prevenir. Por ejemplo, una persona que juega el fútbol cuánto más fuerte tenga los cuádriceps, abductores y abdominales menos posibilidades tiene de lesionarse.

Rienzi señaló que "siempre hubo una fiebre con el tema de la elongación". Pero el deportólogo aseguró que la elongación puede debilitar al músculo si se hace de manera desmesurada.

Kitesurfing - "El agua como cemento".

El médico Gastón Gioscia tuvo que atender el caso de una persona que practicaba kitesurfing, cayó desde varios metros de altura y se fracturó la tibia. Debió nadar 500 metros hacia la orilla tras la lesión.

Rugby - Habitual lesión cervical.

En el rugby son habituales las lesiones cervicales y las roturas de ligamento cruzado anterior. Según el doctor Alfredo Rienzi, se da en mayor medida por la caída de oponentes sobre la rodilla de los deportistas.

Surf - Afecciones con la tabla.

Con la llegada del verano, muchos eligen hacer surf. A Rienzi le tocó atender el caso de una persona que tuvo una grave lesión en abductores. Esto le sucedió por abrir las piernas en exceso arriba de la tabla.

Maratón - Riesgo de tendinitis.

Cada vez son más los uruguayos que corren maratones. Las lesiones más habituales por las que acuden a los médicos son tendinitis. "Hay cada vez más mayores de 50 años que corren estas carreras", dijo Rienzi.

El desafío de saltar los espacios públicos.

En Uruguay está creciendo la práctica del parkour, una disciplina física que implica saltar o desplazarse por espacios públicos.

Fabián Erroizarena la practica desde hace 11 años. "No es un deporte extremo", acota. El fin de esta práctica es utilitario: un desplazamiento efectivo y rápido a través de cualquier obstáculo. Para ello hay técnicas de pasajes de muros, saltos, árboles y trepadas.

La disciplina no requiere ninguna capacitación previa, sino que la disciplina se adapta a lo que pretende hacer quien lo desee practicar. "Sí se necesita mucho entrenamiento, que se realiza de manera gradual, sin que se arriesgue de forma innecesaria", comentó Erroizarena.Esa gradualidad es por ejemplo de ir aumentando la distancia de los saltos entre los muros. "Siempre tiene que estar dentro de mis capacidades. Si no se está muy seguro se deja para más adelante", agregó.

Según aclara, es difícil que alguien se rompa un hueso. "Existe algún esguince de tobillo o lesiones como cualquier otro deporte", aclara.

Erroizarena realiza muchos saltos en alturas. No obstante, indicó que hay muchos ejercicios en el piso son más riesgosos que a varios metros del suelo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)