refugiados

Denuncian que exrecluso y su pareja no pasaron por el Registro Civil

Un obispo de Minas denunció queel exprisionero de Guantánamo que se casó días atrás con una uruguaya convertida al Islam, no pasó por el Registro Civil.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: EFE

El obispo de Minas, Jaime Fuentes, se mostró indignado por el hecho de que el exprisionero de Guantánamo que se casó días atrás con una uruguaya convertida al Islam, no pasó por el Registro Civil.

El viernes 5 de junio el tunecino Abdul bin Mohammed Ourgy, de 49 años, se unió con la uruguaya Roma Blanco, de 24, que adoptó el nombre islámico de Samira hace poco más de cuatro meses.

La ceremonia religiosa se llevó a cabo en una casa particular ubicada en la Ciudad Vieja, sobre la calle Maciel a pocos metros de Reconquista.

Entre los invitados, estaban cuatro de los exreclusos de Guantánamo que llegaron junto a Abdul a nuestro país a fines del año pasado.

El religioso aclara que los bendice y desea que la pareja sea feliz, pero insiste: "Quisiera que alguien explique cómo es la cosa".

En su blog, el obispo Fuentes señala que “en nuestro Código Civil, el artículo 83 declara: 'El matrimonio civil es obligatorio en todo el territorio del Estado, no reconociéndose, a partir del 21 de julio de 1885, otro legítimo que el celebrado con arreglo a este capítulo, y con sujeción a las disposiciones establecidas en las leyes de Registro del Estado Civil y su reglamentación'”.

“Y el artículo siguiente:'Efectuado el matrimonio civil … los contrayentes podrán solicitar... la ceremonia religiosa de la Iglesia a que pertenezcan, pero ningún ministro de la Iglesia Católica o pastor de las diferentes comuniones residentes en el país, podrá proceder a las bendiciones nupciales sin que se le haya hecho constar la celebración del matrimonio civil, … y si lo efectuase sin dicha constancia incurrirá en la pena de seis meses de prisión y en caso de reincidencia un año de prisión´”, sostiene el obispo en su nota.

Luego, Fuentes menciona que en el Diario Oficial no hay constancia de que la pareja haya pasado por el Registro Civil.

Y se pregunta: “¿Cómo es la cosa? ¿Por qué yo, obispo católico, marcho preso si bendigo la boda de una pareja que no ha pasado por el Registro, y en el caso que nos ocupa se ha celebrado con bombos y platillos la comisión de un delito? ¿Por qué esta discriminación?”

"La ley es igual para todos, ¿o no? ¿Alguien puede explicarlo? Gracias", concluye el obispo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)