Abdala pone en duda que se ejecute garantía de US$ 100:

Convocan a Cosse por el futuro de la regasificadora

Ainstancias del diputado Pablo Abdala, el Partido Nacional convocará al Parlamento a la ministra de Industria, Carolina Cosse, para que explique el futuro de la regasificadora, luego que el consorcio encargado de la obra anunciara la semana pasada que se retira de Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente de Gas Sayago no confirmó cuándo se retomará la construcción.

GNLS (consorcio local conformado por GDF Suez y la japonesa Marubeni) no continuará desarrollando el proyecto de regasificación en Puntas de Sayago, tal cual se había comprometido a mediados de 2013.

GNLS presentó una nota a Gas Sayago (empresa propiedad de UTE y Ancap, responsable del proyecto de regasificación) donde señaló que en las condiciones actuales le es imposible continuar con la regasificadora. La obra lleva 160 días parada.

Abdala dijo que esta situación "es grave, más allá del objetivo energético frustrado". "Especialmente lo es por los riesgos que el Estado contrajo al firmar un contrato que solo beneficia al privado, y que fue el resultado de un polémico proceso previo de adjudicación", indicó el diputado en un escrito que presentó a la bancada del Partido Nacional.

Una vez confirmado el retiro de GNLS, el gobierno anunció que ejecutaría la garantía de US$ 100 millones. Sin embargo, Abdala puso en duda que esto se pueda concretar por cuatro razones: el contrato habilitó a GNLS a ceder sus derechos sobre los activos a favor de sus acreedores sin consentimiento del Estado (Gas Sayago); en caso de rescisión por incumplimiento de GNLS (la actual situación), Gas Sayago deberá pagar por las obligaciones de GNLS si los activos están en garantía para hacerse de los mismos; Ancap y UTE firmaron una fianza solidaria por la que garantizan todas las obligaciones en forma genérica, ilimitada e indivisible y renuncian a la inmunidad soberana; y el Ministerio de Economía, bajo la gestión de Fernando Lorenzo, otorgó la garantía soberana del Estado por la cual se compromete a responder por todas las obligaciones, renunciando a la inmunidad y aceptando que, en caso de diferencias, se sometan al arbitraje internacional.

Abdala también cuestionó algunos aspectos del proceso de adjudicación de la obra.

"El nivel de exposición del Estado frente a terceros es muy alto y, por lo tanto, el riesgo de daño económico en un eventual y muy probable escenario de litigio. Debe tenerse presente que se trata de un proyecto de US$ 1.150 millones de inversión, aproximadamente", sostiene Abdala.

El diputado recordó además que el 1° de julio la ministra Cosse dijo en la Comisión de Industria de la Cámara de Representantes que la obra continuaba, que GNLS había propuesto una nueva empresa constructora, y que solo faltaba definir el nuevo cronograma.

La situación de la regasificadora comenzó a complicarse en febrero de este año cuando se evidenciaron diferencias técnicas entre GNLS y la constructora brasileña OAS (que realizaba las obras de muelle y escolleras). OAS había contratado más personal del que figuraba en el acuerdo con GNLS en un intento de hacer frente a atrasos que tenía en las obras. Pero, a fines de febrero, decidió enviar a 150 trabajadores al seguro de paro y entonces el Sunca paralizó las obras en ese sector.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)