LA ENSEÑANZA EN AULAS Y EMPRESAS

La clave del modelo dual alemán está en los jóvenes

La ONG Ánima nació para que jóvenes de zonas carenciadas tengan educación y trabajo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente de Alemania en el patio abierto de Ánima junto con estudiantes. Foto: M. Bonjour

El presidente de Alemania, Joachim Gauck, visitó en la mañana de ayer el centro de educación Ánima, ubicado en Canelones y Gutiérrez Ruiz. El motivo del encuentro con docentes y estudiantes se debió a que en ese lugar, desde marzo de 2016, quedó puesta en práctica una propuesta de Bachillerato Tecnológico innovadora en Uruguay pero surgida entre los germanos hace cien años.

En la reunión, Gauck dijo que "la clave del éxito del modelo dual está, por un lado en los jóvenes que deben esforzarse y creer en sí mismos, y luego en la participación de toda la sociedad, sindicatos, Estado, y empresas".

Ese sistema dual propone un aprendizaje teórico-práctico que brinda a los jóvenes oportunidades laborales a la vez que estudian.

Según el presidente alemán, en su país "toda la sociedad cree en que una formación técnica profesional permite a los jóvenes obtener un buen empleo y una vida digna".

"Queremos que este modelo sirva a otros países como Uruguay", expresó.

A manera de bienvenida, los alumnos de ÁNIMA le dedicaron a Gauck una especie de rap compuesto especialmente para transmitir cómo transcurre una jornada en la casona fantástica, una construcción más que centenaria, que hoy proyecta rincones coloridos y genera un clima de convivencia muy cálido.

Después de los aplausos, el presidente felicitó a los jóvenes y les dijo que si fueron capaces de trasmitir esas ganas y esperanza, van a ser capaces de salir adelante.

INDA le quitó el apoyo alimenticio a la ONG, que  busca una alternativa. <br>Foto: F. Ponzetto
INDA le quitó el apoyo alimenticio a la ONG, que  busca una alternativa.
Foto: F. Ponzetto

El origen y el plan.

A principios de octubre de 2015, la ONG Ánima había firmado un convenio con los franciscanos conventuales y recibió en comodato una parte de la gigantesca edificación, contigua a la residencia universitaria de los religiosos.

Hasta febrero de 2016 se extendieron las obras para acondicionar distintos espacios ahora dedicados a las aulas, talleres, biblioteca o un salón multiuso.

Durante parte de ese mes las primeras clases empezaron a impartirse en tres salones del vecino Claeh, y ya en marzo quedó habilitado el edificio de la calle Canelones. Para su reciclaje, que costó US$ 350.000 integrados por las primeras cinco empresas fundadoras, el estudio Gómez Platero aportó en forma honoraria el proyecto a ejecutar.

Desde inicios de 2014 se habían dado los primeros pasos para crear la ONG, impulsada por profesionales provenientes del sector empresarial y conocedora de la necesidad de contar con funcionarios competentes y docentes con experiencia en otras propuestas de educación no formal que habían trabajado con familias de nivel social desfavorable.

En Ánima se cursa los tres años del bachillerato, de 4° a 6°, con dos orientaciones, la administrativa y la llamada TIC (Tecnología de la Información y Comunicación).

En el 5° grado los estudiantes empezarán a alternar tres días de estudio en Ánima con dos días de trabajo en empresas contactadas por la ONG, con jornadas de 6 horas y en puestos acordes a lo que están aprendiendo.

En 6° tendrán que cumplir con tres días en la empresa y dos en el aula. El primer año del bachillerato es en cambio pre-dual, permite hacer una transición paulatina para acercar los dos mundos, el de las aulas y el de las oficinas, estableciendo competencias mínimas de los estudiantes para entrar después al mercado laboral. Empleados o empresarios concurren a Ánima para contar su trayectoria, su negocio y su tecnología, en tanto los estudiantes cumplen con días de observación de la mecánica de las empresas in situ.

Por los días que trabajen, los alumnos tendrán una remuneración de parte de cada empresa asociada al plan, en cumplimiento de la nueva ley de empleo juvenil. En relación a esto Ánima tiene un acuerdo con la Dirección Nacional de Empleo del Ministerio de Trabajo y es probable que se obtenga "un valor de aprendiz" para que todos reciban la misma remuneración más allá de la empresa.

Esta ONG funciona desde marzo de 2016 y se financia con donaciones de empresas y personas. Foto: F. Ponzetto
Esta ONG funciona desde marzo de 2016 y se financia con donaciones de empresas y personas. Foto: F. Ponzetto

Educación y trabajo.

Ximena Sommer, la directora ejecutiva de Ánima, explicó a El País que después de haber hecho una investigación para un posgrado en políticas sociales notó la desarticulación en Uruguay entre la educación y el trabajo. Cada día es por eso más imprescindible generar propuestas que le permitan a los jóvenes adquirir las competencias para lograr la inclusión social a través de la inclusión laboral.

"Durante esa investigación conocimos el modelo dual e hicimos un estudio de demanda con empresas del sector tecnológico, en principio. Le preguntábamos a los empresarios qué competencias debería tener un joven para ser un buen trabajador. A partir de ese relevamiento se decidió crear un plan de formación, una propuesta educativa, con un fin social, para que en tres años los egresados puedan realmente insertarse en

empleos de calidad, respondiendo también a las necesidades para el desarrollo del país", dijo Ximena Sommer.

Los alumnos de Ánima tienen acceso gratuito, son de nivel socioecónomico carenciado, provienen de muchos barrios de la periferia de Montevideo y Canelones, y para acceder al 4° año del bachillerato pueden tener de 15 a 18 años.

La idea es que alcancen "un cambio de lugar en la fila", es decir, que entren a competir en la búsqueda de puestos de trabajo que de otro modo nunca conseguirían.

"No es que vayamos a generar mayor empleo juvenil pero sí le vamos a dar oportunidades a jóvenes sin la imprescindible red de socialización ni la formación en áreas ocupacionales que le pueden permitir un crecimiento aún mayor mientras trabajan. Todas las reglas aquí están basadas en un por qué y eso lleva a generar una nueva cultura; es difícil pero ya estamos logrando que los jóvenes quieran seguir viniendo y vean el trabajo como algo que desean, que les va a dar la oportunidad de superarse", indicó Ximena Sommer.

La infraestructura y el equipamiento de Ánima son de calidad, y eso es parte del mensaje: no ofrecer herramientas pobres sino lo mejor para que los jóvenes entiendan que ellos se lo merecen y deben cuidarlas.

Beneficiados.

La selección de los jóvenes se efectuó después de una recorrida por liceos, locales de la UTU y la feria de ofertas educativas de Expo Educa. La propuesta fue difundida asimismo por las redes sociales. Se anotaron 150 familias y hubo un sorteo que benefició a los actuales 75 alumnos. Muchos de ellos viajan en ómnibus una hora y media para arribar al Centro capitalino.

En la orientación TIC, de 50 alumnos solo hay 12 muchachas, pero en Administración la gran mayoría son féminas. Se piensa llevar adelante actividades tendientes a promover mayor equilibrio en 2017.

En 2016 habrá un Pre-Ánima, lo cual supone que los interesados asistan a talleres especiales. De ellos saldrá la segunda generación que ingrese al programa educativo de la ONG, que es muy exigente, ya que los días de asistencia tienen un régimen de tiempo completo: de 8:00 a 16:00 en forma obligatoria y hasta las 18:00 de modo optativo. Esa aspiración de los talleres, sin embargo, aparece a estas alturas condicionada por la capacidad presupuestal, el gran desafío de todas las ONG.

Los "recreos" en Ánima tienen un comodísimo salón multiuso, que funciona a determinadas horas como comedor y a otras es invadido por juegos de mesa o permite disfrutar del cine y la música.

Hasta fines de julio el desayuno, almuerzo y merienda allí están asegurados, pero Inda, dependiente del Mides, anunció que no colaborará más, por recortes en el presupuesto. Este contratiempo le exigirá a Ánima obtener una alternativa ya que ninguno de los estudiantes puede comprar sus alimentos.

Distinción de IMM apresidente germano.

El Intendente Daniel Martínez entregó el viernes la Llave de la Ciudad de Montevideo al presidente de la República Federal de Alemania, Joachim Gauck.

La ceremonia se realizó en la Sala "Ernesto de los Campos", y también estuvieron presentes representantes de la Junta Departamental, el embajador de Alemania en Uruguay Heinz Peters, el embajador de Uruguay en Alemania Alberto Guani, y autoridades nacionales, entre otros. Alumnos abanderados de la Escuela Nº 21 República Federal de Alemania y del Colegio y Liceo Alemán sostuvieron los pabellones nacionales de los dos países.

El Intendente Martínez destacó la visita de Joachim Gauck cuando se celebra el 160º aniversario de las relaciones diplomáticas entre ambos países, y resaltó la labor del mandatario alemán en la defensa de los derechos humanos.

"Para quienes creemos en un mundo de tolerancia y de fraternidad, de respeto a los valores, ver la labor en la defensa de estos derechos y muy en particular en lo vinculado al tema de los inmigrantes y la situación que vive hoy Europa —donde Alemania es una guía y un ejemplo— nos llena de alegría y reconocimiento hacia su persona", dijo Martínez.

El presidente alemán señaló que "Montevideo es un sinónimo de internacionalidad, modernidad y elevada calidad de vida".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)