Anoche

Asesinaron a un efectivo de la Guardia Republicana en el barrio 40 Semanas

Anoche sobre las 23:30 horas el cabo de la Republicana caminaba de civil y fue asesinado de un balazo al interceder en un robo. Hay un detenido.

Según informa el programa Fuentes Confiables de radio Universal, el hombre, que era cabo de la Guardia Republicana, caminaba anoche en la zona del barrio 40 Semanas cuando fue asesinado.

La Jefatura de Policía de Montevideo confirmó a El País que se trata de un efectivo de 26 años que anoche intercedió cuando vio que una pareja era rapiñada por dos delincuentes.

La pareja había bajado de un ómnibus y dos delincuentes los amenazaron con armas de fuego y les robaron.

El efectivo de la Republicana que pasaba por el lugar dio la voz de alto a los delincuentes y sacó su arma de reglamento. En ese momento uno de ellos le disparó.

El hecho ocurrió sobre las 23:30 horas en la esquina de José Batlle y Ordoñez y Behering. Patricia Rodríguez, del sindicato policial, dijo a Fuentes Confiables que lo mataron "de un tiro en el rostro falleciendo al instante. Parece que los delincuentes, ante lo sucedido, se dan a la fuga y dejan el arma del compañero tirada al lado del cuerpo".

La Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior informó esta mañana que hay un detenido sospechoso de estar involucrado en el asesinato del efectivo.

El presunto asesino fue encontrado luego de recibir una llamada policial que alertaba sobre una persona herida muy cerca del lugar de los hechos. Resultó ser un joven de 23 años que coincidía con las características que habían otorgado las víctimas del asalto.

"Está en condición de detenido en centro asistencial" con una "herida de bala recibida en mismo lugar y hora" que el efectivo. Posee antecedentes penales por “un delito de porte y tenencia de arma” del 26 de enero de este año.

El director de la Policía Nacional, Mario Layera, envió un mensaje respecto a lo sucedido y confirmó que el efectivo circulaba en bicicleta en el momento de cruzarse con los delincuentes y la pareja rapiñada.

Layera señaló que el cabo disparó, “aparentemente en dos oportunidades”, pero fue abatido por los delincuentes.

Y dijo que "más allá del dolor", los "llena de orgullo que ese policía haya enfrentado esa situación con tanto valor. A su familia nuestro abrazo mas grande en representación de la Policía Nacional y las autoridades del Ministerio del Interior", señaló Layera.

Luego continuó diciendo que "a todos sus compañeros" piden "unirse, fortalecer la convicción de cumplir con nuestro trabajo en el marco de la ley. Ser firmes, como lo estamos siendo, encontrándonos e ir a los lugares en donde sabemos que esta la situación mas critica actualmente del crimen. Es allí donde demostraremos que esta vida de este hijo de la Policía no va a ser perdida en vano. Es allí donde debemos demostrar cual es nuestra convicción de servicio".

La víctima estaba casada y tenía un hijo de 11 meses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)