Ciencia

El láser cambió los procedimientos y el Nobel lo reconoce

Arthur Ashkin, Gérard Mourou y Donna Strickland, pioneros en el desarrollo de técnicas avanzadas con láser, fueron distinguidos.

Nobel Física para Ashkin, Mourou y Strickland por invenciones en física láser. Foto: EFE
VEA EL VIDEO. Foto: EFE

En la mañana del martes de Estocolmo se anunciaron los galardonados con el Premio Nobel de Física 2018: el estadounidense Arthur Ashkin, de 96 años, el francés Gérard Mourou, y la canadiense Donna Strickland.

En esta ocasión los tres premiados fueron distinguidos por ser pioneros en sus trabajos con el láser. Sus hallazgos "revolucionaron la física del láser" y "los instrumentos de precisión avanzada que abren campos inexplorados de investigación y una multitud de aplicaciones industriales y médicas", indicó la Real Academia de Ciencias de Estocolmo.

Arthur Ashkin de 96 años, estudio en Columbia College y en la Universidad de Corneille (ambos en Estados Unidos), donde se doctoró en 1952 y está vinculado a los Laboratorios Bell. Se lleva la mitad del premio —9 millones de coronas suecas (1,02 millones de dólares)—, y es el laureado de mayor edad de los Nobel en todas las categorías. Su creación la "pinza óptica", un instrumento que permite manipular organismos extremadamente pequeños, como células o bacterias es uno de sus hallazgos más destacados, informó la agencia AFP.

Justo después de la invención del láser en 1960, Ashkin (1922) empezó a experimentar con el instrumento, pensando en que podía ser perfecto para que rayos de luz moviesen pequeñas partículas.

Pronto logró iluminar esferas transparentes de tamaño micromético y desplazarlas; y añadiendo una lente potente para centrar la luz del láser pudo arrastrar las partículas al punto de mayor intensidad y crear una especie de trampa: habían nacido las pinzas ópticas.

Tras muchos años de intentos consiguió capturar átomos, aunque no fue hasta 1986 que pudo perfeccionar la técnica, combinando las pinzas con otros métodos, y en esa tarea descubrió de forma casual un nuevo campo de aplicación, el estudio de los sistemas biológicos.

En su esfuerzo por captar partículas más pequeñas, usó muestras de distintos tipos de virus de mosaico: después de dejarlas abiertas de noche, descubrió usando un microscopio que estaban llenas de bacterias apresadas en la trampa de luz.

En 1987, logró atrapar bacterias vivas sin dañarlas y conservándolas en un ambiente estéril. Las pinzas se utilizan desde entonces en los laboratorios para estudiar los microorganismos, pero también en las nanotecnologías para el control de micromotores e incluso en los inhaladores de asma.

En tanto, Gérard Mourou estudio en Grenoble y en París, donde se doctoró en 1973, ha trabajado en centros universitarios estadounidenses y actualmente dirige el Laboratorio de Óptica Aplicada de la Escuela Politécnica de París y el Centro Nacional de Investigaciones Científicas. Mientras, que su alumna y copremiada Donna Strickland, fueron galardonados juntos por desarrollar la técnica de la amplificación de los láser, llamada Chirped Pulse Amplification (CPA), que genera impulsos ultracortos y de gran potencia estudió primero ingeniería, luego se doctoró en 1989 en física en la Universidad de Rochester y ahora es profesora asociada en la Universidad de Waterloo (Canadá).

La técnica fue probada de forma práctica en un artículo publicado en 1985 y se convirtió en la norma para todos los láser de alta intensidad posteriores, además de abrir nuevas áreas y aplicaciones en física, química y medicina, resalta la Academia.

Gracias a la CPA es posible ver interacciones entre moléculas y átomos, cambiar las propiedades de la materia, incluso viva; almacenar datos de forma más eficaz y elaborar férulas quirúrgicas.

Las nuevas técnicas de láser permitirán además en el futuro aumentar la velocidad de la electrónica, células solares más efectivas, mejores catalizadores y aceleradores más potentes.

Además de su contribución para el estudio del vacío o los agujeros negros, los trabajos de los dos científicos permitieron operar a millones de personas que sufrían miopía o cataratas.

Tercera mujer.

Strickland, dijo estar honrada con el premio, que sólo recibieron dos mujeres en esta categoría desde que se creó en 1901: Marie Curie en 1903 y en 1963 Maria Goeppert Mayer.

"Tenemos que celebrar a las mujeres físicas porque están ahí fuera", señaló Strickland, quien se dijo "horada de ser una de esas mujeres", en una breve conexión telefónica con Estocolmo tras anunciarse el premio, informó EFE.

La Academia Real de Ciencias estima que las pocas mujeres galardonadas con premios científicos se explica por el hecho de que los laboratorios durante mucho tiempo les mantuvieron las puertas cerradas.

Entre 1901 y 2017 solo 49 mujeres se cuentan entre las laureadas en todas las categorías y, en el caso de la Física, de los 210 premiados hasta hoy solo tres han sido científicas.

La pionera fue Marie Curie, que recibió el galardón en 1903, compartido con su marido Pierre Curie "en reconocimiento a los extraordinarios servicios que han prestado sus investigaciones conjuntas sobre los fenómenos de radiación descubiertos por el profesor Henri Becquerel", que fue el tercer ganador.

Curie repetiría premio, en este caso en la categoría de Química y en solitario en 1911, "en reconocimiento por sus servicios al avance de la química por el descubrimiento de los elementos radio y polonio, así como por el aislamiento del radio y el estudio de la naturaleza y compuestos de este notable elemento".

Hubo que esperar 60 años para que el premio de Física recayera de nuevo en una mujer. Fue en 1963 cuando Maria Goeppert Mayer lo logro junto a Eugene Paul Wigner y Jan Jensen por "sus descubrimientos sobre la estructura de las capas nucleares".

El anuncio oficial de la organización al mundo

El anuncio oficial de la Real Academia de Ciencias de Suecia de la mañana del martes informó: "Los inventos que se honran este año han revolucionado la física láser. Objetos extremadamente pequeños y procesos increíblemente rápidos ahora se ven bajo una nueva luz. Los instrumentos de precisión avanzados están abriendo áreas de investigación inexploradas y una multitud de aplicaciones industriales y médicas". Por esa razón disntiguió a Arthur Ashkin por sus pinzas ópticas y sus usos biológicos; y a Gérard Mourou y Donna Strickland por su método de generar "pulsos de alta intensidad" y "corta duración". Esas herramientas, son inventos "innovadores" desde el punto de vista de la física láser razón por la que el directorio de que otorga el Premio Nobel de Física a estos investigadores en esta edición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º