Relatores le dan vida a la industria de los “e-sports”

Los "Kesman" de los videojuegos

Un relator imposta su voz y acelera la velocidad de sus palabras. Cuanto más dramatismo le da a su narración, el público más se entusiasma y empieza a aplaudir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los "Kesman" uruguayos no quieren quedarse afuera.

Lo que está contando no es un partido de fútbol, sino una partida del videojuego más popular del mundo: League of Legends, un entretenimiento de estrategia que, según la empresa que lo fabrica, tiene 27 millones de usuarios que lo practican todos los días.

"LOL" (como abrevian al videojuego) se disputa por Internet entre dos equipos de cinco personas y el objetivo final es destruir la base del contrario. La pasión que despierta ha generado que muchos jugadores se dediquen a jugar a este videojuego de manera profesional. Es decir, a ganar dinero.

Su crecimiento ha sido tal que hay muchos fanáticos dispuestos a ver jugar. (Hubo un torneo que fue observadopor 32 millones de personas). Los relatores encajan perfecto en este esquema de videojuegos y show.

Quiénes son.

Gabriel Rodríguez, de 24 años, es un uruguayo que desde hace dos años se dedica a esta actividad. "Una organización comenzó a organizar torneos, hizo un casting y ahí empecé", cuenta.

Gabriel hace dupla con Federico Sellanes, con quien compartió la última edición de Copa del Río de la Plata, la cual congregó a 1.100 personas.

Sn modelo de narración y comentario es similar al que realizan en torneos de Estados Unidos, Europa y Asia: "A veces relata uno y comenta otro; y a veces al revés. Es dinámico", comenta.

"Para ser relator de videojuegos, la base está en saber mucho de videojuegos, haber participado activamente de varios torneos", agrega.

En Uruguay, las relatores no ganan dinero dedicándose a esta actividad. Pero en la región ya hay personas que viven de esto. En Chile, por ejemplo, Óscar "Corsario" Aliste (de 25 años) estudiaba Ingeniería Civil y abandonó la carrera para dedicarse de lleno a ser "caster" (como en la jerga se conocen a estas personas). "Vivo de esto y aunque no te voy a decir cuánto gano, sí te puedo contar que es cercano a lo que ganan mis excompañeros ingenieros", le dice al diario El Mercurio.

Esta actividad tiene una gran analogía con el fútbol. Los equipos tienen nombres, los entrena un "coach" y, en general, los sigue mucha gente. En este sentido, en las partidas, un gol podría compararse con la eliminación de un rival. "Ahí el público empieza a gritar y a aplaudir mucho", cuenta Gabriel.

Para perfeccionarse en la materia, este relator uruguayo, y otros consultados por El País, cuentan que observan fútbol. "Miro la Champions League, (al relator Mariano) Closs", dice.

Los relatores tradicionales de fútbol uruguayo se sorprenden por este fenómeno. "Me estás hablando de un mundo absolutamente nuevo para mí", cuenta Martín Kesman. "Me encanta que se abra el espectro. La verdad que cuanto más trabajo haya para colegas, para nueva camadas de chicos que tienen la oportunidad de hacerlo en ese tipo de situaciones, me parece que está bueno", agrega.

Riot, la empresa que fabricó LOL, realizó un casting en Sudamérica para encontrar una dupla de "casters" que cubran los torneos oficiales. Gabriel Rodríguez se inscribió y fue uno de los 70 seleccionados. Su buen nivel le permitió quedar entre los cuatro mejores. "Estoy muy ansioso, se define en estos días", cuenta. El futuro es promisorio para los relatores y los "Kesman" uruguayos no quieren quedarse afuera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)