Navidad saludable

Inclusión en la cena navideña

Vegetarianos, diabéticos y veganos pueden desacomodar a los anfitriones si no hay opciones para cada uno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Especialistas afirman que lo mejor es contar con una oferta variada en la mesa, incluyendo ensaladas.

Aunque el lechón, el cordero o el pavo puedan seguir ocupando un lugar privilegiado en la cena navideña, su primacía parece tener los días contados. "El novio de mi hija es vegetariano, la novia de mi hijo es alérgica a la leche y mi hija mayor no come carne si es roja", dice desesperada María, una mujer de cincuentena de años que se esfuerza para lograr un menú consensual. Esto, sin olvidar que las recomendaciones nutricionales de la OMS llaman a que, en general, las personas restrinjan la sal y el azúcar.

"Hace diez años hubiese sido improbable tener un invitado de diez que no consuma carne, pero hoy es muy probable que haya uno, o incluso dos", señala Xavier Terlet, presidente de XTC World Innovation, una consultora especializada en el sector de la alimentación.

Ya en 2010 The New Yorker publicaba el artículo "El último Thanksgiving" (la última "Acción de Gracias") donde se apreciaba una mesa vacía, sin el pavo tradicional y rodeada de comensales, cada cual con un régimen distinto, precisa La Tercera de Chile en un artículo que hacía eco del tema.

Es que cada vez son más las personas que optan por seguir una dieta vegetariana, ya sea por motivos de salud o de ética, dejando de lado la carne y el pescado. Los veganos, además, también rechazan cualquier alimento de origen animal, como los lácteos, los huevos o la miel.

Y en cuanto a los celíacos, más allá del círculo de los verdaderamente intolerantes al gluten, un público más amplio adoptó la exclusión de esa mezcla de proteínas presentes en cereales como el trigo. Aseguran haber ganado bienestar y energía con este régimen popularizado por famosos como el tenista Novak Djokovic.

Es bien probable que los invitados a esta mesa navideña sean un ejemplo de diversidad. Por esto, es fundamental pensar en un menú lo más inclusivo y saludable posible —aunque no por eso menos rico— y que deje satisfechos a todos.

Buffet.

La primera recomendación de los especialistas en nutrición es olvidarse de llevar los platos servidos. "Lo ideal es tener una oferta variada en la mesa, sobre todo de ensaladas, y que cada cual se sirva lo que quiera", dice la nutricionista Magdalena Farías.

La doctora Pilar Fagalde también pone el acento en las ensaladas. "Es lo más importante; que tengan una buena presentación, que sean entretenidas, mezclando variadas hojas verdes, con nueces o alguna fruta", dice. También sugiere servir tomates con pesto o con muzzarella. Y nunca olvidar el uso de hierbas aromáticas.

En cuanto a los hidratos de carbono, utilizar los integrales como la quinoa y el cuscus, en lugar de papas a la crema o arroz blanco. Y en materia de carnes, preferir las blancas, como pescado o ave. Se trata de alimentos saludables que casi no tienen contraindicación médica, excepto para quienes optan por dejar la carne.

Para el aperitivo se puede "servir algo como el hummus, que es una pasta de garbanzos con limón y aceite de oliva, y que es muy rica", explica la doctora Farías. Se sirve con galletas, que pueden ser sin gluten en caso de que algún comensal sea celíaco.

"Otras alternativas para estas personas son los tacos sin gluten, que se pueden rellenar con verduras o algún tipo de carne. Y no olvidar que hay pan sin gluten", detalla la nutricionista María Luisa Aguirre. Además, esta especialista aconseja tener en cuenta "las tortillas de verduras, que son una buena fuente de proteína".

También hay opciones de platos que originalmente eran con carne cruda, como el carpaccio, y que hoy se hacen con láminas de champiñones, zapallitos italianos, ostiones o salmón, dependiendo de las preferencias de los invitados. Otra alternativa saludable, según las especialistas, es usar la parrilla para "preparar vegetales, como los espárragos envueltos en papel aluminio, así como tomates y berenjenas, que quedan muy sabrosos", dice Farías. (En base a El Mercurio/GDA)

Cómo hacer al momento del postre.

En cuanto a los postres, si en la mesa de Navidad hay muchas personas que tiene gustos u opciones diferentes sobre la alimentación, recomiendan ofrecer variedad de frutas.

Pero si se quiere algo más elaborado, hay muchos ingredientes sin lactosa, como leche condensada y manjar blanco, para hacer postres. También hay productos como la tagatosa y el azúcar light, que sirven para hacer merengue. En el caso de las leches, se pueden usar las de soja, de arroz o de almendras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados