EL RESILIENTE DE LA CUMBIA POP

La revancha de Fer Vázquez: "Se metieron conmigo y voy a contar mi verdad"

El cantante uruguayo presenta un renovado Rombai y dispara contra Agustín Casanova, quien le inició una demanda laboral. "Desconozco a este Agustín que le hace un juicio a la persona que le dio la oportunidad".

Fer Vázquez.
 "Camila (Rajchman) no se portó bien conmigo. Es una persona falsa", arremete.

Del viejo Rombai solo queda Fer Vázquez. Él y su capacidad para ponerle el pecho a las balas, que -ahora- llegan de sus excompañeros de ruta. Por primera vez, el joven músico contraataca y redobla la apuesta. Dispara munición gruesa contra quienes ayer iban a su lado: sus exrepresentantes, su excompañera Camila Rajchman y su exsocio Agustín Casanova, quien le inició una demanda laboral. “Yo preferí que no haya guerra, pero se metieron conmigo y tengo que contar mi verdad”, dice. En medio de la balacera, presenta un nuevo Rombai, con otro ritmo, otras integrantes y otras canciones. El primer tema titulado Me Voy ya batió récord de reproducciones en You Tube. Fer habla sobre el renacer de su banda. Y cuenta toda su verdad.

-¿Cómo fue el proceso previo al lanzamiento de este nuevo Rombai?

-Fue un proceso largo. Estuvimos todo el año trabajando para este lanzamiento: las canciones, el sonido, la estética. Probamos muchas combinaciones, y cuando tuvimos todas las opciones, nos decidimos por presentar el tema Me Voy. Nos gustó porque tiene la mezcla justa entre los nuevos sonidos para llegar a otros mercados y la cumbia que forma parte de la esencia de Rombai. Yo estaba nervioso porque uno siempre tiene la intriga de lo que puede pasar. Hubo gente que comparó a Rombai con una serie, en la que esta sería la tercera temporada. La primera fue hobby, la segunda amor y la tercera profesionalismo.

-¿Sería una comedia o un drama?

-Un drama, ¡tremendo drama! No miro comedias.

-¿Qué viste en Valeria Emiliani y Megumi Bowles para elegirlas como las nuevas chicas del grupo?

-Son grandes artistas, completas. Cantan muy lindo y tienen mucho carisma. Además, tienen voces sexys que le aportan un saborcito distinto a Rombai.

-¿Qué evaluación hacés de la repercusión de Me Voy, el primer videoclip de esta etapa?

-Me voy fue el video que tuvo más visitas en menos tiempo, entre todos los de Rombai. Es una nueva etapa que empieza con el pie derecho, como las anteriores. La primera empezó con Locuras contigo, la segunda con Emi (Mernes) cuando sacamos Cuando se pone a bailar, y ahora volvimos a empezar con el pie derecho con Me Voy. Es súper importante arrancar bien un proyecto.

-¿Qué tan difícil fue tomar la decisión de separar a tu novia Emi Mernes de Rombai para preservar la pareja?

-Lo decidimos entre los dos. Fue difícil. Logramos hacer un lindo éxito juntos en Rombai, pero al final teníamos roces y desacuerdos como pareja y como compañeros. Intentamos hacer las dos cosas, pero lamentablemente no pudimos, así que resolvimos priorizar lo que más queríamos, que era seguir juntos como novios. Lo charlamos durante meses, y los dos sabíamos que era una decisión que había que tomar. Lo hicimos tranquilamente. Nos dolió, pero estaba muy charlado y los dos sentimos que tomamos la decisión correcta. Ahora yo estoy apoyando la carrera solista que va a lanzar Emi y ella también me ayuda en este nuevo Rombai.

-En las redes se muestran como una pareja muy encendida, ¿es así en la intimidad?

-Somos una pareja encendida. Los dos somos muy pasionales.

-¿Sos más demandante como pareja o como jefe?

-Por mis experiencias, practico la tolerancia en ambos roles. No soy celoso. Intento ser el mejor compañero posible y estar en los detalles que hacen que la relación sea sana. Y como jefe soy tenaz en lo que quiero lograr, entonces pido mucha dedicación.

-¿Te sorprendió la vuelta de Camila Rajchman a la música?

-Me sorprendió que usara el “de fiesta”, que es de Rombai. Y me sorprendió el sonido, que se parece mucho al Rombai de antes. A mí me gustan las cosas originales, y lo que hizo no es muy original. Yo pienso que lo de ella es la tele, como ya se lo he dicho. Me encanta su carisma y es muy entretenida en televisión, pero en la música no me gusta.

-¿Cómo quedaron las cosas con ella después de tantas idas y vueltas?

-Camila no se ha portado bien conmigo. Yo perdono mucho, pero tengo un límite. Ella ha salido a hablar mal de mí cada vez que tuvo la oportunidad. Yo a ella le digo las cosas de frente, pero ella a mí no. Es falsa.

-¿Quedó algo pendiente entre ustedes dos?

-De mi parte no, pero tal vez del lado de ella sí porque por algo copia la música anterior de Rombai y el “de fiesta”.

-¿Cómo tomaste la demanda laboral que te inició Agustín Casanova?

-Me sorprendió. Una demanda laboral es la que le hace un empleado a un empleador, cosa totalmente deshonesta porque nosotros éramos socios. Íbamos a ganancias iguales de todo lo que generaba Márama en todos los ámbitos.

-¿Fueron socios desde el comienzo de Márama?

-Sí, me acuerdo que nos juntamos en un bar de Pocitos donde hablamos y arrancamos nuestra sociedad en partes iguales.

-¿Cómo te sentís en relación a esta acción de Agustín?

-Me duele porque yo fui quien lo invitó a ser parte de Márama. Lo hice socio e hicimos un buen negocio juntos. Yo lo ayudé muchísimo y con esta acción no está siendo justo. Desconozco a este Agustín que le hace un juicio desleal a la persona que le dio la oportunidad. Esto no habla bien de él. No demuestra ser una persona honesta, humilde y todo lo que él representa para la gente. Yo preferí que no haya guerra, pero se metieron conmigo y tengo que dar mi verdad para que la gente tenga las cartas sobre la mesa. Que se sepa que lo que está haciendo Agustín no es de buena persona.

-¿Por qué creés que lo hace?

-Yo pienso que está influenciado por Enrique Quinteros (exmanager de ambos, actual de Agustín), que es quien me quiere hacer daño. Incluso ahora también me mandó a dos personas que trabajaban para él a hacerme un juicio como que eran empleados míos, pero nunca lo fueron.

-¿Te pide un millón y medio de dólares?

-Es una cifra inflada, como la de todos los juicios que me han querido hacer.

-¿Te han querido hacer muchos juicios?

-Sí. Todos son juicios millonarios y falsos, porque ninguno se va a poder sostener ante la justicia. Lo hacen para intimidarme.

-¿Cómo pensás que va a avanzar esta demanda?

-Estamos a tiempo de que no se haga, hay una instancia de conciliación. Tal vez Agustín se dé cuenta de que se está metiendo en un quilombo. Yo prefiero dedicarme a lo artístico y no estar con problemas de abogados, pero si tenemos que ir a un juicio yo estoy muy tranquilo porque tengo muchas pruebas de que fuimos socios.

-¿Cómo era tu relación con él en la última etapa de Márama?, ¿en algún momento se pelearon por algo concreto?

-Yo tenía diferencias profesionales con él. Teníamos roces en cuanto a las estrategias o sobre cuál canción sacar, pero nada más. Con Agustín no hablo desde fines del año pasado, cuando lo invité a seguir el proyecto de Márama con el representante Walter Kolm. Yo había terminado el contrato con nuestros exmanagers Enrique Quinteros y Catriel Sagardoy porque lo habían incumplido, y Agustín me dijo que tenía razón y que se venía conmigo. Pero después fue a contarle todo a Quinteros. Él lo convenció y Agustín se terminó quedando con él. Nunca más me llamó ni volvimos a hablar.

-En una entrevista para El Observador denunciaste que Quinteros te pasaba números de ventas de shows inferiores a los reales, ¿lo sostenés?

-No me acuerdo. Dije que hizo las cosas mal e incumplió el contrato. Mis abogados están trabajando en eso. Por ahora no puedo decir nada sobre ese punto. Lo que digo es que son malos. No tienen valores éticos. Les digo a los futuros artistas que no sean tan tontos como yo, y que por ganas y desesperación firmen cualquier cosa. Hay que leer y saber asesorarse.

-Dijiste que tus exrepresentantes trabajaban mal, pero Márama y Rombai crecieron y fueron un éxito arrollador bajo su gestión, ¿no fue en parte gracias a su trabajo?

-Una cosa no quita la otra. Ellos se esforzaron para que Márama y Rombai crecieran, pero eso no es excusa para incumplir un contrato.

-¿Qué opinás a nivel artístico de la nueva etapa de Agustín como solista?

-No me llamó la atención. Él debe estar buscando la manera de trascender un poco más porque a nivel de números no le fue muy bien. Nosotros también estamos arrancando y es difícil reinventarse. Yo le deseo lo mejor.

El nuevo Rombai
El nuevo Rombai: Megumi Bowles, Fer Vázquez y Valeria Emiliani. 

Megumi y Vale, las nuevas diosas de Rombai

La colombiana Valeria Emiliani y la boliviana Megumi Bowles son las cantantes que refrescaron la imagen de Rombai. El equipo de trabajo de Fer Vázquez las eligió, y desde entonces están instaladas en Miami, donde viven juntas y producen para la banda junto a su flamante jefe. Las artistas comentan que la rutina es intensa, y que no dejan de trabajar para Rombai. Apenas hacen una pausa para prepararse un tereré, que le convidan al líder del grupo. Él, en cambio, advierte que sigue prefiriendo el clásico mate uruguayo.

Valeria define a Fer Vázquez como una persona “comprensiva, polite, que no quiere tener conflictos”. “Siempre quiere tener la mejor energía y el mejor ambiente de trabajo”, lo elogia. Valeria y Megumi bailaban los viejos temas de Rombai con sus amigas y hoy dicen estar cumpliendo un sueño al trabajar con el cantante.

Ambas conocieron Montevideo hace unos meses, cuando llegaron para grabar las primeras canciones junto a Fer. “Nos encantó Uruguay. No sabía que tenía ese río, y el clima es riquísimo”, destaca Megumi. Esta semana regresaron para promocionar Me Voy, la canción debut de esta etapa de Rombai.

La letra del tema reflexiona sobre lo inevitable que es sufrir por amor. En ese sentido, las cantantes coinciden en que han llorado más de una vez por “el corazón roto”, pero sacan a la luz sus diferencias sobre las reacciones ante esa situación. Megumi dice que tiene la capacidad para recomponerse en apenas un par de semanas. “Olvido y perdono rápido”, expresa, y agrega que lo logra gracias a escuchar música y a salir con amigas. Valeria, en cambio, señala que ha llegado a deprimirse tras rupturas amorosas. “Es difícil desacostumbrarse a una persona que formó parte de tu vida”, explica.

Al grupo le espera una extensa gira de prensa por Latinoamérica y tiene previsto comenzar con shows en vivo a fines de noviembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)