"THE MARVELOUS MRS. MAISEL"

Ella hace reír

Ganadora de los Globo de Oro y los Premios de los Críticos, una comedia que nos traslada a los años 50 para contar la historia de una típica ama de casa de clase media alta, cuya vida cambia cuando su marido la deja por su secretaria. Allí descubre que tiene dotes naturales para el stand up.

The Marvelous Mrs. Maisel
""Midge" demostrará que tiene talento para la comedia. 

ANALÍA FILOSI

Son los años 50, más precisamente su segunda mitad. Miriam "Midge" Weinberg está celebrando su gran boda judía con Joel Maisel. Se está convirtiendo en Mrs. Maisel. Y, si bien el acontecimiento es muy importante, lo clave de esa primera escena es que la novia está pronunciando un discurso muy divertido. Está animando su propia boda con lo que sería una clásica actuación de stand up: un micrófono y alguien de pie haciendo reír al auditorio.

Es que por ese camino enfila The Marvelous Mrs. Maisel, la comedia original de Amazon que está acaparando nominaciones y premios del rubro en esta temporada en que, si bien el foco principal está puesto en el cine, hay mucho espacio dedicado también a la televisión. Y en ese espacio, lleva ganados dos Globo de Oro y dos Criticss Choice Awards (Comedia y Actriz en ambos casos), y el Premio del Sindicato de Productores. Además, estuvo nominada al del Sindicato de Directores.

Pero volvamos a su argumento, en el que el stand up tiene mucho que ver. Sucede que cuatro años después de esa boda maravillosa que le abre a Midge las puertas a una "vida maravillosa", la joven se entera de que su marido la engaña y, además, la deja por su secretaria. Tremenda noticia y más en una época en la que las mujeres se sentían realizadas con un buen matrimonio, hijos (Midge tiene dos) y un buen pasar. Y la Sra. Maisel lo tenía, viviendo en un amplio apartamento en el Upper West Side de Nueva York, en el mismo edificio que sus padres, lo que le permitía dejarles sus hijos a su cuidado cada vez que lo necesitara.

Midge y Joel necesitaban esa ayuda bastante seguido porque Joel, con un trabajo convencional de oficina, es una especie de comediante frustrado que intenta probar suerte en los clubes nocturnos del Greenwich Village. Y su esposa es su principal asistente en ese sueño, tomando nota de sus presentaciones para luego corregirlas con él, y consiguiéndole buenos horarios para actuar a cambio de llevarle a los responsables del lugar una buena vianda de algo rico.

Precisamente en ese escenario en el que varias veces vio a su esposo, será en el que accidentalmente terminará Midge al enterarse del engaño. Con muchas copas encima, de camisón y sin preocuparse por su aspecto, viajará en subte hasta el lugar, tomará el micrófono y hablará de su vida concitando de inmediato la atención del público. Y también la de Susie Meyerson, la programadora del club, que de inmediato vislumbrará una prometedora carrera para la esposa despechada.

Comienza así una nueva vida para Midge. Regresa a casa de sus padres, intenta buscar trabajo (tiene formación universitaria, pero no cuenta) y dedica mucho de su tiempo a investigar sobre los monólogos de comedia. Así transcurren principalmente los ocho capítulos de una hora que conforman la primera temporada y que ya se sabe que continuarán en una segunda aún sin fecha (será este año).

Exitosa.

The Marvelous Mrs. Maisel conquista al público por muchas cosas: la originalidad de su historia, la excelente recreación de época, la frescura y magnetismo de su protagonista, y un elenco que raya a gran altura.

La historia es de la creadora de Gilmore Girls, Amy Sherman-Palladino, y su esposo Daniel. "El padre de Amy era cómico de stand up, ella creció entre cómicos. Es un mundo que conocemos personalmente, conocemos a la gente, las ansiedades de los cómicos, la confianza que tienen que tener... ", contaba Daniel en una entrevista con el diario El País de Madrid. La decisión de ambientar la serie en los años 50 fue porque "hubo una explosión de diferentes tipos de entretenimiento: estaban los poetas de la Generación Beat, la música folk, Bob Dylan con su guitarra estaba a punto de aparecer... Era un mundo muy interesante para tratar", acotaba Palladino.

El siguiente paso era encontrar a la actriz perfecta para ser Midge. "Es un papel complicado. Necesitábamos a alguien que pudiera transmitir y hacernos sentir lo que es convertirse en una cómica de stand up, para lo que se necesitan unas cualidades específicas", explicaba Amy Sherman-Palladino en esa misma entrevista. Entonces llegó al casting Rachel Brosnahan, hasta entonces solo famosa por interpretar a Rachel Posner, la prostituta con la cual se obsesionaba Doug Stamper (Michael Kelly), mano derecha de Francis Underwood (Kevin Spacey), en House of Cards. "Vino a una audición, hizo varias escenas, hablamos sobre el personaje y al final de la audición teníamos bastante claro que ella era nuestra chica", recordó Amy Sherman-Palladino.

Los autores dejaron en claro que, si bien este personaje puede hacer recordar a Joan Rivers, no está inspirado en la famosa comediante ni en ninguna mujer en particular. Y es importante decirlo porque la serie apunta más allá de la simple vida de una cómica, pretende mostrar "la lucha constante de una mujer entre mantener la vida en la que se sentía cómoda o ir hacia algo que es una aventura, pero da más miedo y tiene más riesgos", explicaron.

Y en eso era fundamental el contexto, los años 50, época en que las mujeres vivían en función de sus maridos y solo para hacerlos felices. Una escena de la comedia muestra claramente esa situación: cada noche Midge espera que su marido, que descansa a su lado, se duerma. Va al baño, se quita el maquillaje, se llena la cara de crema, se coloca ruleros y ata su pelo con un pañuelo. Antes de volverse a acostar, levanta un poco la persiana para que, ni bien amanezca, la luz la despierte. Cuando eso ocurre al día siguiente, va al baño, se quita ruleros y crema, se maquilla y se acuesta justo unos minutos antes de que suene el despertador. Cuando Joel abre los ojos, tiene a su lado a una mujer perfectamente arreglada. Con el correr de los capítulos veremos que es la misma rutina que practica la madre de Midge.

En esa recreación de época tan bien lograda hay un rol fundamental del diseño de vestuario, colorido, muy cuidado y muy estudiado también. "El look de Midge para mí era un intento optimista de capturar el espíritu de una mujer que, a pesar de las desafortunadas circunstancias, intenta mantener los pies sobre el suelo. Su amor por la ropa, por los detalles y el color pueden convertirse en herramientas para expresar su fuerza y su identidad", detalló Donna Zakowska, diseñadora de vestuario, quien encontró inspiración de la fusión de crear una línea de "couture urbana minimalista" y de "reexaminar la fuerza y la complejidad de colores particulares de finales de los años 50".

"Nos esforzamos en crear un ambiente alrededor de la vida de Midge, a quien le interesa mucho tener la ropa perfecta y que siempre piensa en lo que proyecta a la gente. Pero Nueva York es siempre una mezcla, así que cada día es un mundo nuevo", decía la diseñadora en un especial de Amazon sobre la serie.

Una Nueva York que está presente a través de muchos de sus lugares simbólicos. "Filmamos en Riverside Park, en Washington Square Park. Hicimos una escena en el Distrito de la Moda y en el Centro, donde estaban los clubes de comedia. Recreamos el Copacabana y B. Altmans, que en aquel entonces era uno de los grandes almacenes (allí consigue trabajo Midge como vendedora)", contó Bill Groom, encargado del Diseño de Producción de la comedia.

Buen elenco.

Rachel Brosnahan (27 años) entró a House of Cards para participar de un solo capítulo con apenas cinco líneas de diálogo, pero impactó tanto a los productores que decidieron transformar a Rachel Posner en un personaje regular por el que llegó a estar nominada al Emmy como Actriz Invitada.

Fue la pantalla perfecta para que empezaran a tomarla más en serio, porque hasta entonces había tenido pequeñas participaciones en series como Gossip Girl, The Good Wife, In Treatment o The Blacklist. Nacida en Milwaukee y criada en Illinois, comenzó su carrera haciendo musicales en el instituto en el cual estudiaba, luego se mudó a Nueva York para estudiar arte dramático y antes de graduarse ya estaba trabajando. No solo lo hizo en TV, sino también en teatros de Broadway y en cine, en películas como Hermosas criaturas.

Sobrina de la famosa diseñadora de carteras Kate Spade, de novia con el también actor Jason Ralph y propietaria de dos perros, se la conoce también por ser activista en la defensa de los derechos del colectivo LGTBI, los derechos de los animales y los derechos digitales. Incluso en esta época del movimiento Times Up, ha aparecido como una de los actores que decidió donar el sueldo percibido por haber trabajado con Woody Allen, al considerar como ciertas las acusaciones de acoso sexual que pesan sobre el conocido director.

Hoy es dueña de un Globo de Oro y un Critics Choice Award, y seguramente allá por setiembre esté aspirando a un Emmy como Mejor Actriz de Comedia.

En The Marvelous Mrs. Maisel, la rodean las conocidas caras de Tony Shalhoub y Marin Hinkle, quienes interpretan a sus muy judíos padres. El primero fue durante muchos años el protagonista de Monk, comedia sobre un detective con trastorno obsesivo compulsivo por la que ganó un Globo de Oro y tres Emmy. En tanto, Hinkle ha participado de varias series de TV, entre ellas Two and a half men, Homeland y Brohers & Sisters.

Menos conocidos son Michael Zegen y Alex Borstein. Quien interpreta al marido de Midge ha tenido personajes regulares en Boardwalk Empire (nominado al SAG como parte de este elenco) y The Walking Dead, mientras que la muy particular y varonil representante de Midge está a cargo de una actriz más conocida por prestar su voz en animaciones como Family Guy, Animals o Son of Zorn, consiguiendo candidaturas al Emmy por algunos de esos trabajos. También fue parte del elenco de Gilmore Girls.

¿Feminista?

A la gente le gusta polemizar y en The Marvelous Mrs. Maisel el tema para hacerlo es descifrar si la serie es o no feminista. "Si preguntaras a Midge si es feminista, diría que no. ¡De ninguna forma, de qué estás hablando, soy una esposa, una madre, hago galletas en casa, recojo a los niños!. Pero sus acciones son de una mujer feminista en un tiempo en el que las mujeres no hacían cierto tipo de cosas. Es feminista sin saberlo", opinó Amy Sherman-Palladino.

Es decir, sería un feminismo escondido detrás del respeto a las reglas establecidas por el machismo. Porque Midge en ningún momento, mientras tiene la "vida perfecta", se plantea cambiarla para hacer otras cosas no tan propias de una mujer de su época. ¿Lo hubiera intentado si Joel no la hubiera dejado? Hay quienes dirán que el hecho le abrió los ojos y así descubrió que había un mundo distinto por explorar. Un mundo no tan propio del ama de casa que era. Pero ni aún así la protagonista se manifiesta en contra de esa forma de vida, que siguen llevando las mujeres que la rodean (su madre, su amiga Imogene).

También es cierto que, si la serie busca recrear los años 50 con cierta fidelidad, no puede colocar allí a mujeres que piensen como una mujer del siglo XXI. Las habría, pero eran excepciones o necesitaban vivir más cosas para tener las características de una mujer de este siglo.

Mensaje mediante o no, lo que parece claro es que The Marvelous Mrs. Maisel lo primero que pretende ser es una comedia entretenida. Se disfruta como tal y, si hay análisis más profundo, viene después. Si Midge es una abanderada del cambio es algo que también deberá evaluar el espectador al ver, por lo menos, los ocho capítulos de la primera temporada. Eso puede conducir a otra polémica, pero allí ya estaríamos revelando mucho sobre una historia que si usted no vio, le recomendamos que trate de hacerlo. Es muy buena.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)