Natalia Ramallo

Natalia Ramallo, bella de este a oeste

Nacida y criada en Colonia del Sacramento, esta oriental de 20 años comenzó en el camino de la moda hace 4. Ahora está instalada en Montevideo y enamorada de su novio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Natalia Ramallo

Está estudiando diseño de moda y ya ha confeccionado diversas prendas, en especial vestidos de fiesta. “Ojalá algún día pueda tener mi local de ropa”, asegura Natalia Ramallo. De 1,70 metros de altura y un físico envidiable, la modelo se apronta también para recalar en Punta del Este, donde estará lista para desfiles y producciones. Diosa en todos los puntos cardinales.

—¿Cómo se inició tu historia como modelo?

—He hecho muchos trabajos. A los 16 años comencé a un escuela de modelos y desde entonces comencé a interiorizarme en el mundo del modelaje: desfiles, eventos, fotos. Yo soy de Colonia y viajaba todos los fines de semana a Montevideo a la escuela. Siempre me gustó. Desde muy chica.

—¿Sigues viviendo en Colonia?

—No, hace poco me mudé a Montevideo con mi novio porque comencé a estudiar diseño de moda. Al principio estaba un poco indecisa de si me iba a gustar o no, pero ahora estoy convencida. Ya hice mis primeras prendas, me encanta. Ojalá algún día pueda tener mi local de ropa. Todavía no me da como para tener una línea.

—¿Qué estilo te gusta?

—Lo que estoy estudiando es más que nada vestidos de fiestas. Pero si sabes hacer un vestido, puedes hacer algo más casual.

—¿Qué dice tu familia acerca de tu vocación?

—Al principio, papá era el más complicado y no le gustaba mucho, pero siempre me apoyaron.

—¿En tu familia hay algún otro integrante interesado en la moda?

—No, solo yo. Mi hermana se recibió de escribana y tengo un hermano de 16.

—¿Y amistades?

—Tengo una amiga que comenzó conmigo en la escuela, pero luego ella no siguió.

—¿Te has presentado a certámenes?

—Sí. Pero no me gustan las competencias. Me gustan más los desfiles de moda. He hecho muchas producciones de fotos, para locales de ropa, marcas de pelo... Siempre con Rafa (Botto) y me siento muy cómoda trabajando con él. De hecho, este verano vamos a trabajar juntos en Punta del Este.

—Algunas de las fotos son sensuales, ¿cómo te sientes en esas producciones?

—Al principio como que cuesta un poquito y una vez que te soltás, me encanta. Lo que más me gusta es sacarme fotos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error